Economía en 3 pasos

Hace poco menos de dos años, se dio inicio al proceso de remoción de tierra, justo donde antes estuvo el Campus I de la UNPHU, en frente del elevado de la Kennedy, que se inició frente a Ferretería Americana y todo eran conjeturas, nadie sabía claramente que se construiría allí. Unos decían que se trataba del proyecto de ampliación de la ferretería, el Centro 360o, o un supermercado, pero cuando revista mercado contactó al ingeniero Erasmo Rosado, nos confió que en una semana se abriría la oferta para contratar al personal, porque debía ser entrenado con suficiente tiempo, porque “el servicio al cliente” es clave en IKEA. No abundó en detalles, pero nos dijo que los muebles que IKEA vendería, tendrían igual calidad que los vendidos por la tienda en Europa, con precios sin competencia.

¡Una revolución para la industria del mueble dominicano!

Finalmente, IKEA abrió sus puertas y las especulaciones se terminaron. Preparémonos para cambiar nuestra cultura y saquémosle provecho al “Hágalo usted mismo”. Con más de 231 tiendas en 24 países y más de 118.000 colaboradores en 40 países, la multinacional tiene unas ventas anuales por valor de más de 19,000 mil millones de euros. IKEA en República Dominicana es una franquicia de Inter IKEA Systems B. V., de propietario Sueco y directores ejecutivos e inversión española. Las razones de su arribo a nuestro país, fueron su localización geográfica, favorable para fines de expansión en América Latina, además de su estabilidad política y socio-económica, explicó María Marante, directora general de IKEA.

Es un negocio totalmente innovador, no hay nada como IKEA en el país. “El hecho de que seamos nuevos en el mercado, nos asegura el respaldo del público así como también nos resulta interesante ver la reacción del mercado frente a esta nueva forma de ver la decoración en el hogar” IKEA ofrece un amplio surtido de muebles y artículos de decoración para el hogar, de buen estilo, y a precios tan asequibles que la mayoría de personas se lo puedan permitir. La empresa garantiza la calidad de los productos por medio de un sistema de garantía por uso del día a día. “Sabemos que cualquiera puede fabricar productos de buena calidad a precios altos, o productos de baja calidad a precios bajos. Pero para hacerlo, se necesita desarrollar métodos innovadores y que permitan eficiencia de costes al mismo tiempo.” Éste, podríamos decir, que es un aporte al mercado del mueble dominicano. Para ellos, el concepto de la creación de un producto es a la inversa, primero se establece el precio y después se desarrolla el producto que se ajuste a dicho precio. Los desarrolladores de producto y los diseñado- res de IKEA trabajan directamente con los proveedores para asegurar que la creación de los precios bajos empiece en las fábricas, para lo que se toma en cuenta la maximización de los equipos de producción, la utilización eficiente de la materia prima a través de las innovaciones técnicas, pero procurando el mejor diseño posible.

Manos a la obra.

Los clientes tienen que hacer su parte para conseguir los precios más bajos. Como seguir los procesos del sistema mecánico de venta, mirar la información que necesitan en las etiquetas de precio, tomar ellos mismos la mercancía, llevarla a casa y armarlo ellos mismos. En palabras más simples, el costo de hágalo usted mismo, se tras- pasa al consumidor final. Finalmente, si la calidad es buena y los precios son bajos hay una diferencia.