Responsabilidad social corporativa: Cervecería Nacional Dominicana: “Protege lo mejor de lo nuestro”

El éxito de esta empresa no sólo está atado a su rentabilidad o a su oferta de productos de alta calidad. También obedece a su consistente compromiso con la sociedad y el medio ambiente.

Cervecería Nacional Dominicana desarrolla una plataforma de responsabilidad social que promueve e impulsa lo mejor de nuestro arte y espectáculo, cultura y deporte, así como la protección y preservación del medio ambiente. Este último renglón ocupa un foco especial en la labor social de esta empresa. Por ello, desde hace décadas desarrolla programas de gestión ambiental que persiguen el uso correcto de los recursos naturales (renovables y no renovables) y la conservación, así como la mitigación de los impactos ambientales producidos por las operaciones de elaboración y comercialización de sus productos. “Cada una de estas acciones se enmarca dentro de Protege lo mejor de lo nuestro, nuestra actual campaña de medio ambiente, que tiene como fin contribuir con la promoción de una verdadera conciencia ambiental entre los dominicanos, a fin de que toda la sociedad adopte el inquebrantable compromiso y la tarea permanente de proteger nuestras riquezas naturales”, explica Franklin León, presidente de Cervecería Nacional Dominicana.

Atendiendo al hecho de que la preservación del medio ambiente es responsabilidad de la sociedad en su conjunto, esta campaña incluye Dominicana Verde, un documental que muestra un recorrido por los paisajes más hermosos y los ecosistemas más representativos de nuestro territorio, con el fin de crear conciencia acerca de la importancia de preservar las riquezas naturales de República Dominicana. Con este producto audiovisual, disponible en la página www.cnd.com.do y, próximamente, en diversos escenarios de proyección masiva, Cervecería Nacional Dominicana busca orientar a la ciudadanía acerca de la preservación de nuestros bienes naturales. “Para este 2011, estaremos desarrollando nuevas acciones que promueven la participación de la sociedad. Nuestro firme propósito es el de actuar como socios del medio ambiente y lo hacemos desde hace décadas, con decisión y entusiasmo, lo que nos impulsa a buscar continuamente  oportunidades para llevar un paso más lejos nuestra gestión ambiental”, añade Franklin León. Junto a Dominicana Verde, componen la campaña de medio ambiente otras importantes acciones que regulan los procesos de producción de la empresa. Las mismas están focalizadas en el ahorro de energía, en el uso eficiente del agua, en el reciclaje y la reutilización, en la conservación y protección y en el control de emisiones.

Uso eficiente del agua Desde hace décadas Cervecería Nacional Dominicana desarrolla proyectos orientados a un uso más eficiente del agua en varias etapas de su proceso productivo. Todas las acciones focalizadas a este recurso han logrado, sólo en 2010, ahorrar 83,214,200 galones de agua. Además, esta empresa cuenta con plantas de tratamiento de aguas residuales que tienen capacidad para procesar diariamente cerca de tres millones de galones. A través de estas plantas, CND retorna totalmente limpia al ecosistema el agua que consume Reciclaje y reutilización Este programa tiene como objetivo principal reducir el consumo de materia prima virgen y promover la reutilización y reciclaje de materiales. A través de este programa, CND recolecta el 92% de las botellas del mercado y reutiliza un promedio de 35 veces cada una. Esta práctica impacta directa y positivamente en el medio ambiente, ya que ahorra energía, reduce el consumo de materias primas vírgenes, reduce la erosión del suelo y disminuye los residuos que van al vertedero.

También incluye un programa de venta de sólidos para reciclaje de vidrio roto, de cartón recuperado en el mercado; del aluminio de las latas dañadas en el proceso de envasado y de las baterías desechadas de los vehículos, UPS y otros equipos. Cervecería Nacional Dominicana también reemplaza el 75% de las cajas de cartón por huacales plásticos, que tienen una vida útil mínima de diez años.

Conservación y protección
Cervecería Nacional Dominicana, con la participación de sus empleados, viene realizando desde 1998 su programa de reforestación social. A partir de 2003, y con el apoyo del Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR) de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, esta empresa amplía la iniciativa a la protección de las fuentes acuíferas. A través de este programa se han sembrado más de 30,000 tareas de tierra para una cantidad de 2.2 millones de árboles de diferentes especies. Esta iniciativa integra a los empleados de Cervecería Nacional Dominicana y a las comunidades participantes para la siembra,  conservación y producción de zonas forestales como solución a una problemática medioambiental y social. Los trabajos de campo se han realizado en las principales cuencas acuíferas del país, la más reciente fue la ribera del río Juma, subcuenca del río Yuna, la segunda en importancia en República Dominicana y la de mayor precipitación pluvial del territorio nacional.

Control de emisiones
Las emisiones de gases de Cervecería Nacional Dominicana son controladas y reducidas por rigurosos procesos que persiguen mitigar el impacto a la atmósfera, así como prolongar la vida de los recursos a través de las distintas etapas de la producción que, además de cumplir su objetivo principal, incrementan la eficiencia en sus procesos productivos. Entre las acciones más destacables en este sentido está la eliminación de sistema de generación de dióxido de carbono (CO2) por combustión de kerosene; la instalación de sistemas que permiten la recuperación del ciento por ciento del CO2 que se utiliza en el proceso de elaboración y el uso de gas natural como combustible para las calderas. Actualmente, el 85% de la producción de Cervecería se realiza con este gas.

Todas estas iniciativas contenidas en la gestión ambiental de Cervecería Nacional Dominicana sustentan que, desde el 2002, la Organización Internacional para la Estandarización certificara a esta empresa con la norma ISO -14001, que regula la gestión medioambiental en entornos de producción.