Responsabilidad social corporativa: Responsabilidad de corazón

ARS Humano desea dejar como huella en la sociedad comunidades con niños más saludables que puedan ser los hombres y mujeres que construirán un mejor país.

En ARS Humano la responsabilidad social emana de adentro hacia afuera. Por ello, la entidad es un buen empleador y administrador eficiente ante sus accionistas, cumplidor de sus compromisos ante suplidores y prestadores, y una empresa responsable y diáfana frente a los compromisos asumidos con los reguladores, para así poder contribuir positivamente con la sociedad.

Su programa de responsabilidad social se apoya directamente en dos de sus valores institucionales: el “Sentido de Trascendencia” y la “Solidaridad”; que ha promovido a través de diversas acciones desde sus inicios. Sus empleados, movidos por el deseo de contribuir con la sociedad, son protagonistas de iniciativas voluntarias de ayuda a distintas comunidades, escuelas y situaciones de desastre, tal como ocurrió a inicios del 2010 en Jimaní para ayudar a las personas que fueron afectadas por el terremoto en Haití.

Yo Doy de Corazón
En el 2007, a nivel corporativo se lanzó de manera oficial el programa de responsabilidad social empresarial “Yo Doy de Corazón”, con la misión de proveer tratamiento a niños con enfermedades de alto costo y complejidad. El programa se formalizó con el objetivo de lograr un mayor alcance y enfoque en los aportes que hasta ese momento la empresa destinaba a causas sociales. Escogieron como misión y enfoque del programa el contribuir con recursos para la salud de los niños, ya que la institución está consciente de que ellos son la esperanza del futuro. Es así como tres años atrás, de mano de la Fundación Heart Care Dominicana, inician los proyectos de ayuda de “Yo Doy de Corazón” a través de una emotiva campaña mediática pro-recaudación de fondos para esa institución que ofrece operaciones para niños con cardiopatías congénitas. Desde esa fecha nace una relación en la que le une el deseo común de la recuperación de la salud de cientos de niños que están en lista de espera para tratamientos.

En el 2008 se trabajó en la ampliación del campo de ayuda, en consecuencia forjaron una alianza con la Fundación St. Jude pro niños con cáncer. Desde entonces han cooperado con la fundación en la provisión de tratamientos integrales para varios niños que estaban en lista de espera. Otra de sus organizaciones aliadas es la Fundación Dr. Juan Manuel Taveras de Cedimat, quienes proveen tratamiento y medicina de avanzada a personas de escasos recursos. Este apoyo lo realizan a través del patrocinio de las actividades anuales que organiza el voluntariado de la Plaza de la Salud.

Muchas instituciones han sido tocadas por “Yo Doy de Corazón” en estos años. Entre ellas se pueden citar Casa Rosada, Fundación de Amigos contra el Cáncer Infantil, Asociación Dominicana de Síndrome de Down, Muchachos y Muchachas con Don Bosco, entre otras.

La empresa por igual desarrolla iniciativas innovadoras para promover la ayuda de sus empleados, afiliados y la población en general, tal es el caso de “Navidad con Amor”, realizado en dos ocasiones, en la que niños de una fundación seleccionada recibieron las navidades junto con los hijos de empleados de ARS Humano y participaron en concursos de pintura infantil, donde las pinturas ganadoras se convirtieron en postales navideñas que se vendieron en distintos establecimientos y cuyos fondos fueron destinados a distintas fundaciones aliadas.

Durante 2009 el programa se consolidó, apoyó puntualmente a nuevas instituciones y concentró los mayores esfuerzos en las fundaciones con las que trabajaba previamente. También contribuyó con un apoyo importante a la actividad “Caminantes por la Vida”, a la que se sumaron varias organizaciones que luchan contra el cáncer.

Acciones del 2010
El año que acaba de concluir fue el de mayor alcance y madurez para el programa “Yo Doy de Corazón” así como también el de mayor satisfacción, ya que tanto la Fundación Dr. Juan Manuel Taveras, como la Fundación St. Jude, entregaron a ARS Humano un reconocimiento por el apoyo que ha brindado a ambas instituciones a través de los años.

También le llena de orgullo haber ampliado su compromiso, al ser partícipes de nuevas iniciativas de apoyo y contribuir con la salud de más niños en diferentes formas. En este sentido, realizó una alianza con la Fundación Cure, que provee tratamiento espiritual y físico a niños con deformaciones, a través de clínicas y personal voluntario de apoyo; de igual manera amplió el espectro de su trabajo a infantes con diabetes contribuyendo con el tratamiento de varios niños de la Fundación Aprendiendo a Vivir y aportaron las terapias de rehabilitación para varios pacientes de la Fundación Nido para Ángeles, que trabaja con niños con parálisis cerebral. Antes de concluir 2010 participó en el movimiento “Quiéreme como Soy” que busca concientizar a la población sobre la forma de tratar con mayor sensibilidad a jóvenes que padecen de Autismo, Asperger y Síndrome de Down.

A través de todas las acciones que ha llevado a cabo a la fecha ARS Humano ha influido positivamente en la vida de alrededor de 1,000 infantes, ha aportado más de 12 millones de pesos en el tratamiento y recuperación de niños y niñas con enfermedades complejas. Para el 2011 la institución tiene una agenda cargada de planes, proyectos y actividades en las que busca integrarse y estrechar aún más los lazos que le unen a las fundaciones apoyadas
y a la vez continuar elevando la esperanza y calidad de vida a un mayor número de niños y a sus respectivas familias.