Tecnología para cinéfilos empedernidos

OnMovies es un fiel ejemplo de la penetración y eficiencia de internet.

Una colega que vive al tanto del último grito de la tecnología llegó una mañana a la oficina con la noticia de un novedoso sistema de alquiler de películas. “Y lo mejor, no hay que pagar recargos”, decía mientras explicaba el proceso de inscripción y los planes de renta. El método no es nuevo, desde hace algunos años se implementa con éxito en otros países, como Estados Unidos, de la mano de Netflix.

La idea está basada en la opción de alquilar películas en formato de DVD –y más  recientemente en Blu-Ray– por tiempo ilimitado sin incurrir en penalizaciones por devolverlas tarde. ¿Cómo llega a República Dominicana? Para responder a esta interrogante, Revista Mercado visitó la sede de OnMovies y conversó con Iván Bordas, su presidente.

“Mauricio Haché, mi socio, y yo nos percatamos de lo beneficioso que sería para el mercado dominicano ofrecer esta novedad”. La empresa es un fiel ejemplo de la penetración y eficiencia de internet, que ha llegado a un punto tal que ha creado virtualmente una infinidad de posibilidades en el plano personal como en los negocios.

“Mientras aumente el número de compañías que incursionen en la oferta de servicios vía web,   mientras haya mercados consumidores de esos bienes, seguiremos viendo novedosas e  interesantes propuestas”, considera Iván. Durante el tiempo que vivió en Estados Unidos se familiarizó con el sistema de alquiler de Netflix y se convenció de que era un modo muy conveniente. “Pensamos que OnMovies tendría buena acogida debido al auge y la familiaridad de internet y la cultura del servicio a domicilio. Sabíamos del alto costo del recargo. Al regresar al país, dejamos la teoría y pusimos en marcha el proyecto”, señala el joven empresario. Se dieron a la tarea de adaptar algunos aspectos a las necesidades locales para maximizar la eficacia. “En vez de utilizar el correo, por ejemplo, establecimos una red de distribución exclusiva.

Además de la página web, www.onmovies.com.do, decidimos inaugurar una tienda en Piantini para intercambiar películas al instante”. Poner en funcionamiento a OnMovies fue un gran logro, confiesa su creador. “Hicimos confluir una ambiciosa página web, un sistema de distribución completo con puntos de buzones, una tienda de renta de películas y una plataforma de pago online, hasta ahora inexistente en República Dominicana. Luego nos enfocamos en cultivar confianza y seguridad a través de nuestro servicio. Reconocen que es muy simple, seguro y eficiente. No ha sido sencillo pero creo que hemos hecho un buen trabajo en traer a este mercado lo mejor en renta de películas”, enfatiza Iván.

Tecnología eficaz y veloz. OnMovies funciona como una gran biblioteca de películas, un banco de títulos cinematográficos que cada día se actualiza y se hace más completo. “Decides que quieres ver 30 películas, pero no todas al mismo tiempo. Las pides según el orden en que quieras verlas. Tal vez prefieres recibirlas de una en una, o varias a la vez en caso de que quieras disfrutar de una noche de buen cine. Ya eso dependerá del plan elegido”, señala Iván. Qué tan rápido el usuario agota los 30 títulos depende del ritmo de alquiler. “Cuando las devuelves, recibes las próximas automáticamente en menos de 24 horas. En tu cuenta de usuario puedes cambiar el orden de las películas y agregar otras a la lista. Eso es OnMovies”.

Los planes varían según el número de películas que el cliente desee alquilar. Cada plan incluye películas y envíos ilimitados. Los afiliados pagan una mensualidad fija para obtener el servicio y pueden cancelarlo en cualquier momento, sin penalidad alguna.

De acuerdo con Iván, los clientes están muy a gusto con la mecánica de los buzones, por ser una forma simple de devolver los discos. “Los hemos ubicado estratégicamente en lugares de rápido acceso, como las farmacias Carol, Gold’s Gym, las universidades UNIBE y PUCMM, Acrópolis, Bella Vista Mall, algunas heladerías Yogen Früz, y en otros puntos de la zona metropolitana”, subraya. El equipo de distribución los recoge a diario, “lo cual nos permite garantizar la entrega de los próximos títulos a más tardar al día siguiente”.

Iván está consciente de que la competencia beneficia a los clientes. “Me imagino que los demás video clubes estarán pensando en mejorar sus servicios, aunque no veo cómo pudieran eliminar los recargos. No sé con certeza qué opinan nuestros usuarios de las otras compañías. Seguramente están pensando que OnMovies sí funciona”.

Según el ejecutivo, los usuarios han confesado que lo más difícil fue probar el servicio, pero una vez lo empezaron a utilizar, les ha sido de gran agrado. Dado que es un sistema flexible, comenta, muchos lo utilizan por diferentes razones. “Algunos nos han comentado que con OnMovies pueden parar una película a la mitad y retomarla cuatro días después. Para otros, lo que más les gusta es alquilar una serie de televisión y agotarla en una semana. Se trata de la tranquilidad de no estar pendientes del recargo. Cada quien le encuentra un beneficio particular”.

Viva el cine. Con OnMovies su presidente aprendió que montar un negocio no es sencillo. “Lo hice porque me encanta el cine y me apasiono con lo que hago. Desde pequeño soy un cinéfilo empedernido. De hecho, continuaré mis estudios en esta rama y me dedicaré a hacer cine más adelante”, revela Iván.

Todas las películas disponibles para alquilar son originales. El equipo se asegura de tener siempre suficientes discos del mismo título para mantener a los clientes satisfechos. “Para los lectores de Revista Mercado que presenten este reportaje en febrero les ofrecemos 15 días gratis al momento de inscribirse”.

A los directivos de OnMovies les preocupa el tema del respeto del derecho de autor y la propiedad intelectual, por lo que exhortan a los lectores a que ayuden a fomentar el uso de vías legítimas para ver películas, ya sea yendo al cine, comprar en una tienda o alquilar. “Al hacerlo, están contribuyendo invaluablemente con la industria cinematográfica”.

Por Adrian R. Morales
amorales@revistamercado.com.do


1 Respuesta para “Tecnología para cinéfilos empedernidos”