Google logra que sus empleados no se vayan a Twitter

Google quiere evitar a toda costa que sus ingenieros de mayor talento se pasen a la competencia. Para ello pagó un total de 150 millones de dólares a dos de sus empleados para evitar que aceptaran ofertas de empleo de parte de Twitter.

De acuerdo con TechCrunch, quien cita a fuentes cercanas a la compañía de Larry Page, los trabajadores de Google Sundar Pichai y Neal Mohan recibieron una contraoferta para que no abandonen el barco y se vayan a trabajar a Twitter.

Pichai, al que Google le ofreció 50 millones de dólares, ocupa en la actualidad el cargo de vicepresidente de Google Chrome y lleva 12 años en la empresa.

Mohan, al que la compañía le ofreció 100 millones de dólares, ocupa también la vicepresidencia y es el responsable de producto de las plataformas de publicidad AdSence y DoubleClick, de las que Google consigue aproximadamente el 95% de sus ingresos.

A uno de estos dos empleados Google le hizo la oferta incluso antes de que recibiese la llamada de Twitte, señala TechCrunch.