Johnnie Walker apuesta por el mercado chino

La cultura china ha sido siempre más afable con el coñac que con otro tipo de licor. Esa tendencia la quiere cambiar Johnnie Walker, que intentará meterse en el mercado con sus líneas de Whisky de manera más agresiva.

Esa compañía intentará ser atractiva para los chinos con botellas de US$ 2 mil en el lanzamiento de su edición 1910, con un embalaje por encargo y un diseño de botella personalizado.

Johnnie Walker quiere que los bebedores aprecien más el whisky en un mercado donde el coñac y el brandy francés Armagnac representan 66% del valor de todas las bebidas alcohólicas importadas, según el Registro Internacional de Vinos y Bebidas Espirituosas (IWSR es su sigla en inglés). El whisky tiene un 29% del volumen total de bebidas espirituosas, según IWSR.

“El coñac está establecido como la categoría de lujo desde hace 70 u 80 años. Si observamos imágenes de chinos festejando en el Bund en los años 1930, ya lo bebían”, dijo Trevor Stirling, analista de Sanford C. Bernstein de Londres. “Diageo debe aspirar a que una generación de chinos más jóvenes comiencen a comportarse como consumidores occidentales y digan “queremos una bebida para nuestra generación”. Pero probablemente será lento”.