Las claves para manejar el estrés

Los desafíos y le sobrecarga son claros artífices del estrés, una respuesta natural del organismo ante la presión, que puede provocar consecuencias tanto en momentos felices como tristes.

El estrés no solo te resta energía en ciertos momentos del día, sino que también te estimula para levantarte en las mañanas y buscar el cumplimiento de las metas trazadas, algo que explicó la doctora Trisha Macnair, a la BBC.

“La falta de estrés provoca que nuestro organismo se vea muy poco estimulado, lo que nos deja sintiéndonos aburridos y aislados”, sostuvo Macnair. “Por otra parte, demasiado estrés puede resultar en una variedad de problemas de salud, incluidos dolores de cabeza, malestar estomacal, incremento en la presión arterial o incluso enfermedades del corazón”, agregó la experta.

Los síntomas del estrés son: irritabilidad, sensibilidad a la crítica, señales de tensión en el cuello y hombros, dificultad para dormir o levantarse, fumar y beber en exceso, sufrir de indigestión y tener problemas para concentrarse, entre otros.

“Cuando nos vemos sometidos al estrés, los seres humanos buscamos alguna forma de enfrentar los sentimientos negativos que provoca” dijo la doctora Macnair.

 

¿Cómo manejamos el estrés?

La doctora Macnair explica que la mayoría de la gente nunca tiene tiempo para lidiar con sus problemas, por lo que se recomienda anotar las prioridades, enfocarnos en los objetivos de mayor importancia, determinando la misión y planeando dónde se “gastará” el tiempo.

También recomienda evaluar el estilo de abordar las tareas de manera constante, identificar las responsabilidades y trabajar cada una todas las semanas sin dejar de lado la evaluación personal.