BMW apuesta sus fichas por el nuevo Mini

La automotriz alemana BMW invertirá 819 millones de dólares en el Reino Unido para instalar nuevas fábricas que producirán los nuevos Mini, el carro que para muchos, será la “joya” de los próximos años.

“Hemos comenzado a preparar nuestras plantas en el Reino Unido para producir la próxima generación del Mini y esta inversión subraya que el Reino Unido seguirá siendo el corazón de la producción del Mini”, dijo BMW.

La mayor parte de la inversión será destinada a crear nuevas instalaciones de producción y equipamiento en la planta Mini en Oxford, ayudando a proteger 5.000 empleos.

El primer ministro David Cameron dio la bienvenida al anuncio, que se dio el día después de que el grupo japonés Nissan Motor informó que invertiría 192 millones de libras esterlinas en el Reino Unido en la próxima versión de su modelo Qashqai.

“La producción y exportación de vehículos británicos íconos como el Mini está realizando una real contribución al nuevo equilibrio de la economía que este Gobierno está decidido a lograr”, declaró.