Slim no se siente “perseguido” por autoridades mexicanas

El hombre más rico del mundo, el mexicano Carlos Slim, afirmó no sentirse “perseguido” por las autoridades de ese país que han multado sus compañías por actitudes monopólicas.

Slim reveló que se siente tranquilo, y que en los últimos diez años su vida “no ha cambiado”, según reveló el diario británico Financial Times.

El magnate, que ha amasado una fortuna de unos 74.000 millones de dólares, reflexiona a sus 71 años qué pasará con su patrimonio una vez se “vaya”.

“¿Les doy las compañías a mis hijos? Eso es una gran responsabilidad. ¿Les dejo el 90 o el 98% de mi riqueza? Eso es absurdo. Y si vendo, ¿quién lo va a comprar, una compañía extranjera?,” se pregunta Slim.

El multimillonario mexicano, que mantiene dos organizaciones caritativas -la Fundación Telmex y la Fundacion Carlos Slim- sostiene que “mucha gente gana dinero gracias a la pobreza, a través de estudios, conferencias y ONGs”.

“Los puestos de trabajo son el único camino para dignificar al receptor. Eso cubre una necesidad emocional y alienta el desarrollo”, resalta el empresario.

A pesar de su fortuna, el hombre más rico del mundo vive en la misma casa a la que se mudó cuando llegó a México DF hace 40 años, y no compró su primera propiedad fuera de su país hasta hace poco, una vivienda en el Upper East Side neoyorquino.