Medicina ilustre

Durante siglos la labor del médico ha sido velar por la buena salud y la larga vida de sus pacientes. En nuestras páginas destacamos el compromiso de un destacado grupo de galenos que han hecho de la medicina no sólo su pasión, sino un arte al que se han entregado en cuerpo y alma.

Por: Fausto Adames, María Perez, Milagros Pujols. Julio Ferman y Andrea Luna.

Doctor José Acra

Psiquiatra Psicoterapeuta individual y familiar,

Consultorio privado en MediCalnet

No tenemos nada que envidiar a la psiquiatría que se práctica en países desarrollados.

Cuando regresé, en 1969 ya como Psiquiatra, me integré al Hospital del Seguro Social de San Cristóbal, como el médico que daba atención psiquiátrica a los pacientes referidos. Sólo en el sector estatal existía desde 1960 el Hospital Psiquiátrico Padre Billini, pero a nivel privado, no había un centro especiali- zado, ni un departamento organizado de psiquiatría en los hospitales priva- dos. aunque poco tiempo después de regresar, comencé a trabajar en el Centro Médico Nacional, hoy Centro Médico de la UCE, tampoco existía la especialidad, sólo el médico especialista que brindaba ese tipo de atención. Es por ello, que en 1980 ayudé a crear la primera Unidad de Psiquiatría con internamiento en una clínica privada.

Por esto que afirmo que la Psiquiatría en nuestro país, ha debido ganarse un sitial propio, especialmente la que se ejerce en lo privado, sin embargo ha avanzado mucho, hay excelentes Psiquiatras y no tenemos nada que envidiarle a la que se practica en países desarrollados.

Siempre, desde que abrí mi consultorio he tenido pacientes, aunque en los últimos años, ha aumentado el número de personas que acuden a mi consultorio en búsqueda de ayuda. La principal razón del desequilibrio mental que presentan los pacientes que he atendi- do a lo largo de mi carrera, es la incapacidad para aguantar las presiones a que se ven sometidos por problemas económicos o por no saber manejar situaciones emocionales que por lo general, se ven agravadas por los débiles o inexistentes lazos familiares.

Drogas, alcoholismo, violencia familiar o social, delincuencia, son todas conse- cuencia de la desintegración de la célula principal de la sociedad, la familia. El tema que principalmente trato es la depresión en todas sus manifestaciones, pero si hablamos de los casos más difíciles diría que son aquellas en los que la persona de- primida está a punto de cometer suicidio u homicidio y aunque por ética no le puedo compartir casos específicos, hasta ahora he tenido éxito en cambiar la conducta de esos pacientes.

Estado no posee políticas claras respecto de estas enfermedades. y la Psiquiatría al igual que la medicina, funciona mejor si lo hacemos de manera preventiva.

Doctor Reynaldo Vargas

Cirujano cardiovascular,

Corazones Unidos

“Hay seres humanos especiales, que rompen los esquemas”

“Según los parámetros médicos, ella debió morir, pero no sucedió, eso me dio a entender que hay seres humanos especiales que rompen los esquemas, más allá de lo explicable” así recuerda el especialista a una joven de unos 21 años a quien le realizó masaje directo al corazón por más de 30 minutos al presentar una fibrilación ventricular (los ventrículos del corazón se contraen de una manera rápida y desincronizada). La paciente no murió, y hoy en día, 12 años después del evento no presenta secuelas.

Estudios indican que el cerebro de una persona que permanezca más de tres minutos sin recibir oxígeno, muere o queda sin vitalidad. La joven permaneció sin oxígeno (anoxia) durante media hora. “Algo me decía que no parara. Todos mis compañeros gritaban que la habíamos perdido, pero continué. a la media hora el corazón comenzó a latir”, recuerda aún sorprendido el cirujano cardiovascular Reynaldo Vargas, graduado en medicina en 1976.

La joven presentó la crisis un día después de ser intervenida a causa de una válvula mitral calcificada, consecuencia de una fiebre reumática. Se le sustituyó la válvula y se le colocó una prótesis.

Doctor José Silié Ruíz

Neurólogo, especialista en Alzheimer

Centro de Otorrinolaringología y Especialidades y Corazones Unidos.

Me entusiasma cómo funciona el cerebro”

Lo que más le entusiasma de su profesión es su relación con el manejo del cerebro, el órgano rector del cuerpo humano, y aunque tiene todavía regiones insondables, se pueden manejar algunas de sus enfermedades y devolver al paciente calidad de vida.

Silié es también un escritor científico-social empedernido, y por esta pasión mantiene una columna dominical en el periódico Hoy desde hace muchos años. allí toca temas sobre neurociencia, pero además aborda algunos aspectos sociales de las enferme- dades desde el punto de vista humano.

Eligió la neurociencia como especialidad por inducción de su padre, que le impulsó muy sutilmente desde pequeño, primero a ser médico, y después a estudiar el cerebro. al segundo año de cursar la ca- rrera de medicina ganó, por concurso, la ayudantía de profesor (monitor) de Neuroanatomía. “Allí fue la primera vez que tuve un cerebro en mis manos, y entonces quedé subyugado, y de ahí en adelante decidí que esa iba a ser mi especialidad”.

Diagnóstico para recorder

Uno de sus casos más tristes fue precisamente uno de sus primeros pacientes con diagnóstico de Alzhaimer. “A una dama joven, de unos 54 años, en el esplendor de su vida, le hicimos el dictamen de esa enfermedad, la familia no lo creyó, buscó una segunda opinión, y dijeron que efectivamente me había equivocado. Los familiares se fueron con la paciente al extranjero y a su regreso la señora se perdió por dos días y apareció desnuda frente al Banco Agrícola”. Silié recuerda su muerte con tristeza y dolor: “Murió convertida en una cosa pequeña, en un vegetal, y ese es el caso más dramático que he tenido en mi carrera”.

Doctor Luis Rojas

Ginecólogo-oncólogo

Clínica Abreu

Enamorado de su profesión y apasionado con su labor humanitarian Ginecólogo-Oncólogo, graduado en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), con Especialidad en Obstetricia y Ginecología en el Hospital de la Mujer; subespecialidad en el Hospital Royal Victoria de Montreal, bajo el aval académico de la Universidad de Mcgill, y con entrenamiento en Patología de Cuello Uterino en el Hospital de la Universidad de Loyola, de la ciudad de Chicago en EE.UU.

Nacido en San francisco de Macorís el 15 de julio de 1954, inició en la práctica médica desde pequeño porque su padre era un destacado galeno en su ciudad natal, donde la familia tenía una clínica relativamente grande para la época.

Director del Departamento de Cáncer Ginecológico del Hospital Maternidad Nuestra Señora de la altagracia desde hace 15 años, realiza una noble y humana labor manejando los casos de mujeres con cáncer de la clase muy pobre. Lo que más le apasiona de su especialidad es la satisfacción que como ser humano le genera el saber que una mujer con una enfermedad potencialmente letal, tras un determinado tratamiento, quirúrgico o de otra naturaleza, logra recuperar su salud y así asegurarse de que “tiene años por de- lante para vivir y compartir con los suyos”.

Recuerda dos o tres de los casos dramáti- cos que le han tocado manejar de cáncer en ovario en adolescentes de entre 12 y 14 años que llegaron a su departamento en con un grado muy avanzado, por lo que tuvo que implementar agresivas acciones quirúrgicas, que incluso a él le han dejado muy impresionado.

Doctor Jorge Marte

Neumólogo-internista- intensivista-trastornos del sueño

Consutorio privado en MediCalnet

Un pionero que conjuga saberes y pasiones

Se le considera pionero de la neumología en República Dominicana, en una época en la que los pocos casos de enferme- dades pulmonares, como la tuberculosis, formaban parte de la medicina interna, sin embargo es una de las especialidades que más han evolucionado en las últimas décadas. Modernamente se ha hecho cargo de las enfermedades intensivas y en los trastornos del sueño.

Diagnóstico para recorder

“Recuerdo un caso que me refirió un colega de un paciente con un historial de ronquidos, obeso, de 54 años, hipertenso, y con hipersomnolencia diurna extrema. Resultó tener más de un trastorno del sueño, con bajos niveles de oxígeno. Era una emergencia con elevado riesgo de algún accidente cerebrovascular y de infarto cardíaco. Se le recomendó el equipo de CPAP con máscara nasal y un concentrador de oxígeno y su vida cambió radicalmente: Ahora se mostraba vital, con energía, habían desaparecido las cefaleas matutinas, la hipersomnolencia diurna, el cansancio extremo, las apneas y los ronquidos. Tuvo que rebajar con ayuda de una cirugía bariátrica. Ahora vive fuera de peligro”.

Doctor Mariano Arturo DeFilló

Cardiólogo,

Centro de Trabajo

“Sin descansar adecuadamente el corazón se resiente”

El doctor Defilló, médico de fama nacional e internacional, es un reconocido deportista, investigador, maestro y escritor, y se destaca por su brillantez e inteligencia aguda. Cuando decidió especializarse en cardiología lo hiso motivado por el cardiólogo líder del equipo de internistas, que a su juicio era un médico completo. “yo quería ser un médico completo”, comenta Defiló.

Hoy las afecciones cardíacas se manifiestan mucho más que antes debido al estrés, sin descansar adecuadamente el corazón se resiente, las personas desarrollan hipertensión arterial, infarto de miocardio e insuficiencia cardíaca. “Es lo que me pasó a mí”, apunta el doctor y cuenta cómo de la noche a la mañana se convirtió en paciente con insuficiencia cardíaca: “Había empezado a padecer de mareos, cansancio crónico, no podía subir escaleras y la presión bajísima. Mi cuerpo parecía no responder a los medicamentos conocidos. Fue mi esposa, Asunción, que se las ingenió para llevarme a Estados Unidos. Padecía de Cardiomiopatía con los músculos del ventrículo izquierdo dilatados. Me pusie- ron un globito en una arteria de la pierna, que bombea la sangre, pero todo siguió igual, y el médico dominicano Mario García, jefe de la división de cardiología del Hospital Monte- fiore decidió que la única solución era un novedoso implante llamado LVaD, indicado para pacientes en espera de un transplante, ese no era mi caso, pero mis riñones e hígado comenzaban a fallar. Era cuestión de vida o muerte. El impedimento era que nunca se había implantado en un paciente que viviera fuera de Estados Unidos, por las posibles complicaciones. El aparato podría fallar mecánicamente o causar infección. Por lo que se entrenó a médicos y enfermeras dominicanas en caso de emergencia. Hoy después de un año, me siento bien y es mi deseo que esa tecnología se ponga al alcance de los pacientes cardíacos. Gracias a Dios, volví a nacer”.

 


1 Respuesta para “Medicina ilustre”