Pánico en EE. UU.: un misil cae en una ciudad de Texas

Las autoridades de Estados Unidos se vieron obligadas a evacuar un centenar de familias en la ciudad texana de Kileen, después de que un helicóptero del Ejército dejara caer un misil.

Los vecinos fueron los primeros en vislumbrar un objeto soltado desde un helicóptero Apache. Las fuerzas policiales localizaron la peligrosa carga, un misil M36, en un predio baldío cerca de las viviendas. La zona fue acordonada y los residentes de los edificios colindantes fueron evacuados.

Poco después un comunicado emitido por la base militar de Fort Hood, informó que el arma perdida era inactiva. Siendo “un dispositivo de entrenamiento inerte sin cabeza nuclear”, el M36 fue diseñado igualmente que el modelo Hellfire. Este tipo de misil mide 163 centímetros de largo y pesa aproximadamente 45 kilogramos.

Kileen se sitúa en el centro de Texas y cuenta con casi 130.000 habitantes. Ya había tenido incidentes vinculados por la proximidad de esta base. Así, en noviembre de 2009 un hombre armado abrió fuego contra un grupo de militares, causando la muerte a trece de ellos e hiriendo a una treintena.