Richard Branson

6min8460


Muchas veces me preguntan cómo hice para llegar al lugar que estoy hoy en día, y cómo la marca Virgin ha logrado todos sus objetivos.
Debes tener claro que no existe una fórmula que te garantice el éxito, pero, sin lugar a dudas, sí existen actitudes y acciones que pueden ayudarte en tu camino.

Fundadores como Steve Jobs abrieron espacios de colaboración en Pixar que invitaban a la sinergia de visiones y estrategias, tú también necesitas de estos ambientes.
Sigue tus sueños:
Tendrás una vida mucho mejor si decides seguir tus pasiones: las personas que deciden trabajar en aquellas cosas que aman suelen disfrutar mucho más su vida en comparación con el resto de personas; y la razón es muy simple: están persiguiendo sus sueños.
Haz algo de bien por la humanidad:
Si no estás haciendo la diferencia en la vida de otras personas, no deberías estar en el mundo de los negocios–así de simple. No sabrás cómo ser un empresario exitoso.
Las empresas tienen la responsabilidad de hacer el mundo un lugar diferente: es un compromiso que tienen con la sociedad, con sus trabajadores, sus clientes…con todo el mundo. Lo mejor de esta situación es que hacer el bien, es también bueno para tus negocios; ¿qué estás esperando?
Cree en tus ideas: Dale a tu empresa todo lo que tienes:
Comprometerse apasionadamente por tu idea de negocio y por tus objetivos personales puede ser la diferencia que existe entre el éxito y el fracaso.
¿Si no estás orgulloso de lo que estás haciendo, por qué alguien más lo estaría? y por favor no te conviertas en esa persona que solo busca el crecimiento y la rentabilidad; si te enfocas en ser el mejor en lo que sea que haces, probablemente el resto de cosas irán llegando.
Si estás buscando ideas de negocio, aquí tienes estos negocios en auge que podrían interesarte.
Diviértete, y asegúrate que tus compañeros y trabajadores también lo hagan:
Divertirse es uno de los más importantes–y desestimados– componentes a la hora de aprender cómo ser un empresario y alcanzar el éxito en los negocios. Si no estás pasándola bien es mejor que dejes de hacerlo y busques algo más.
Si tus trabajadores y compañeros están comprometidos y están divirtiéndose, y les importa genuinamente tus clientes, estos disfrutarán su oficio y harán un mejor trabajo.
Rodéate de personas que busquen lo mejor para los demás, que se enfoquen en los elogios y no las críticas y que por encima de todo, amen genuinamente lo que están haciendo.
No te rindas:
En cada aventura que he vivido–bien sea lanzar un negocio nuevo, recorrer el mundo en un globo o competir con un bote en el océano–me he enfrentado con situaciones difíciles donde lo más fácil es tirar la toalla y retirarse.
Sin embargo, si decides intentarlo y apegarte a tus objetivos, estarás sorprendido de todo lo que puedes alcanzar. Cuando fracases, vuélvete a levantar, límpiate un poco e inténtalo de nuevo.
Escucha, toma notas y siempre trázate nuevos retos:
Si no eres capaz de escribir las ideas espontáneas que tengas (y las de otros), estas desaparecerán de tu mente en cuanto parpadees.
Así que asegúrate de llevarle un seguimiento a tus objetivos, haz listas y cumple con ellas.
Y recuerda que una de las claves para aprender cómo ser un empresario exitoso es hablar menos y escuchar más; no creerás todos los obstáculos que puedes vencer adoptando una cultura de escucha.
Delega, y pasa más tiempo con tu familia:
El arte de delegar es una de la habilidades claves que un empresario exitoso debe dominar. Asegúrate de “contratar tus debilidades”.
Una de las claves a la hora de pensar en cómo ser exitoso en los negocios es entender tus debilidades y fortalezas.
Contar con personas que pueden hacer aquello en lo que no eres tan bueno, te liberará para enfocarte en el futuro de tu negocio; esta estrategia te liberará y te dará tiempo para compartir con tu familia, que es lo más importante de todo.
Roichard Branson

4min5500

¿Con qué frecuencia pensamos en la comunicación como “decir más”, dar más instrucciones y compartir más nuestro punto de vista sin tomar en cuenta que todos nuestros colaboradores más valorados desean ser escuchados?. Ser un buen oyente es absolutamente crítico para ser un buen líder, tienes que escuchar a las personas en primera línea. Escuchar nos permite aprender unos de otros, del mercado y del error que debe hacerse para cumplir cualquier meta establecida”.

Las personas que están en contacto directo con el cliente o el producto son aquellas que notan más rápidamente lo que no está funcionando, quienes reciben la retroalimentación del cliente en torno a si un producto o servicio es bueno o deficiente, por lo tanto, escuchar a estas personas es la forma más eficiente de realizar los ajustes necesarios dentro de la estrategia de la empresa. Con ello, además, los colaboradores se sienten verdaderamente útiles y se forma un lazo de pertenencia con una organización que escucha lo que tienen que decir y toma decisiones con base en sus opiniones y sugerencias.
Acepta que el fracaso es la base del éxito
Fallar en algo es la mejor forma de seguir creciendo e innovando. Nunca hemos estado 100% seguros de que alguno de los negocios que hemos comenzado tuvieran éxito. Pero en más de 45 años, siempre hemos respetado nuestro lema: “Al diablo, hagámoslo”. No te avergüences de tus fracasos, aprende de ellos y comienza de nuevo. Cometer errores y experimentar contratiempos es parte del ADN de cada emprendedor exitoso, y no soy una excepción.
Pon a tus empleados primero, incluso antes que tus clientes
Si cuidas a tus empleados, tus empleados se encargarán de tus clientes y tus clientes se encargarán de tus accionistas. Si los gerentes involucran a sus empleados, se volverán más leales y producirán mejores trabajos, lo que conducirá a una mejor experiencia del cliente y, al final del camino, a obtener más ganancias.
Si la persona que trabaja en tu empresa está 100% orgullosa del trabajo que está haciendo, si les das buenas herramientas y cuidas de su desarrollo profesional, estas personas estarán sonrientes y ofrecerán una buena experiencia al cliente, el cual querrá volver más veces. Si por el contrario, los privas de todo ello, no tendrán la mejor actitud ante tu cliente y la marca y tu negocio serán los que pierdan influencia e ingresos.
Existen muchas lecciones que se pueden aprender para tener un mejor manejo empresarial, tanto a nivel económico como organizacional, pero en su opinión, comenzar por los empleados es la verdadera prueba de liderazgo.
Richard Branson

portfolio_21-1280x853.jpg
5min5130

Una fuerza de trabajo saludable y feliz es una fuerza de trabajo motivada. Y una fuerza de trabajo motivada con un propósito claro no solo entrega resultados, sino que también innova continuamente y atraviesa los límites de lo posible. Las personas no son recursos; son agentes de cambio, así que ayudarlas a alcanzar su mayor potencial naturalmente tiene un impacto positivo en el balance final. Si los tratas como los adultos capaces que son, tus empleados tomarán decisiones de adultos capacitados que beneficien a tu negocio.

En Virgin sabemos esto gracias a nuestra experiencia, después de estar en funcionamiento desde 1970. Empoderamos a nuestra gente para que piense y actúe de manera libre y creativa. Lo más importante es que los animamos a ser ellos mismos, a dejar que sus personalidades reluzcan. Alimentados por el espíritu de nuestros empleados, Virgin ha tenido la suerte de expandirse en regiones por todo el mundo… desde Londres hasta el desierto australiano, hasta Dubái y la jungla sudafricana.
Podría resultar sorprendente para la mayoría de los líderes de negocios, pero Virgin no le da prioridad al cliente. Le damos prioridad a nuestros empleados, después a nuestros clientes y por último a nuestros accionistas. La fórmula es muy simple: los empleados felices son igual a clientes felices, y los clientes felices son igual a accionistas felices. ¡Y todo eso es igual a un fundador feliz!
Las empresas que no se enfocan en la salud y el bienestar de sus empleados corren el riesgo de perder clientes debido al mal servicio. Un solo empleado infeliz puede arruinar la experiencia de marca de varios consumidores.
Si necesitas más razones para invertir en tu personal, te exhorto a revisar la campaña 100% Human at Work de B Team, respaldada por Virgin Unite.
El B Team, que cofundé y copresidí, es una iniciativa sin fines de lucro que une a los líderes empresariales de todo el mundo para crear mejores maneras de hacer negocio para la gente y el planeta.
El propósito de la campaña es crear empresas que sean “100 por ciento humanas en el trabajo”, dejar de ver a las personas como recursos y empezar a tratarlas como seres humanos. Para hacerlo, hemos construido una comunidad de más de 150 negocios mundiales que comparten nuestra pasión por impulsar prácticas innovadoras que se enfoquen en la gente de manera humana.
Nuestra oficina central en Londres, Virgin Management, es un gran ejemplo de un lugar de trabajo 100 por ciento humano. El equipo disfruta de una atmósfera de trabajo emocionante pero relajada, sin código de vestimenta y con políticas innovadoras como horas de trabajo flexibles y vacaciones ilimitadas.
La presentación en 2014 de nuestra política de régimen de permisos ilimitados hizo que el mundo de los negocios entrara en debate. Las opiniones eran encontradas.
Algunas personas se oponían férreamente a la política, mientras que otras no podían entender cómo se podría implementar.
Controvertida o no, hemos conservado la política, creyendo que el trabajo flexible es trabajo inteligente. En Virgin, nos alejamos de lo predecible, pues creemos que las opciones empoderan a los empleados para que tomen excelentes decisiones.
Esa es una de las razones por las que atraemos a gente tan brillante… es más fácil atraer al mejor talento cuando tu negocio es abierto y flexible. Obligar a la gente a comportarse de maneras convencionales solo será contraproducente. El acceso a los horarios flexibles de trabajo anima a los empleados de Virgin a encontrar un mejor equilibrio entre la vida en su casa y en la oficina, y, como resultado, están más felices y son más productivos.
Richard Branson

6min5360

P: Dirijo un módulo sobre innovación, creatividad y emprendimiento en la Universidad Northumbria, en el Reino Unido. El próximo semestre les pediré a mis alumnos que lancen sus propias empresas. Para animarlos a liberar su impulso emprendedor, les he hablado de tu vida y trabajo. En una clase reciente les conté cómo comenzaste con la revista Student y cómo eso te llevó a otras oportunidades de negocio.

Me preguntaba si querrías apoyar a nuestro grupo de alguna manera, ya sea uniéndote a una discusión vía Skype, patrocinando un premio de algún tipo o de cualquier otra forma que creas que puede ayudar a transformar a estos chicos de 18 años en empresarios exitosos.
R: Me encantará brindarles algunos consejos a tus alumnos. De hecho, hay muchas estrategias distintas a las que los emprendedores jóvenes pueden recurrir para generarse una mejor oportunidad de éxito. A continuación comparto algunas de las lecciones más importantes que he aprendido después de 50 años en los negocios:
No te avergüences de tu edad
Quizá sientas que la gente no va a tomarte en serio, pero como joven tienes habilidades únicas y valiosas. Por ejemplo, puedes ver el mundo con una mirada fresca y saber instintivamente qué cosas son geniales. Habilidades como esta ciertamente me fueron útiles cuando comencé la revista Student en la adolescencia.
Haz algo que te encante
Pregúntate a ti mismo: ¿qué talentos tengo? ¿Hay algún sector en especial que me obsesione? ¿Hay una causa en específico con la que me sienta comprometido?
No comiences una empresa solo porque crees que te traerá ganancias.
Si no estás enamorado de tu idea, no moverás montañas para que se haga realidad.
Enfócate en lo que te rodea
A menudo esta es la mejor manera de encontrar vacíos en el mercado que puedas explotar. ¿Qué servicios usan tú y tus amigos que puedan mejorar drásticamente? ¿Hay algún negocio que daría un fuerte impulso a tu vecindario o tu ciudad? Una vez que te hayas establecido con firmeza a nivel local, puedes expandirte a mercados más grandes. Recuerda: Virgin Records comenzó con una tienda sobre la calle Oxford, en Londres.
Considera los retos como oportunidades
Salir victorioso de un desafío difícil pone a prueba tu temple y te obliga a innovar… y quizá incluso cambies el mundo, y a ti mismo, en el proceso. Si no lo logras, no veas tu fracaso como el fin, sino como una oportunidad de intentar algo nuevo, y probablemente más grande.
Ignora a quienes dicen que no
Cuando comencé a ser emprendedor, incontables personas me dijeron que no tendría éxito, y qué bueno que no las escuché. Las mejores personas con las que puedes hablar son aquellas con una larga trayectoria en tu campo, o bien tus padres. Quizá no quieras admitirlo, pero según mi experiencia, ¡tienen razón la mayor parte del tiempo!
Apóyate en tus valores
Conocer tus valores puede ayudarte a dar forma a tu empresa. El lema de Virgin es “mejorar los negocios”, y nos ha orientado cuando exploramos nuevas oportunidades. De Virgin Atlantic a Virgin Money, nuestro equipo siempre ha lanzado empresas a partir de un deseo genuino de alterar el statu quo y mejorar la vida de los clientes.
Saca provecho de tus fortalezas
Enfoca tu energía en las áreas de la empresa más acordes con tus capacidades. Cuando comencé la revista Student, intenté hacer todas las tareas de la empresa. Lo que se te ocurra, yo lo hice: escritura, edición, mercadotecnia, contabilidad. Pronto me di cuenta de que no era bueno en ciertos cargos, sobre todo en los que requerían trabajar con números.
Piensa en grande
Sin importar lo que hagas, sigue creciendo. Aunque puede ser tentador gastarte todas tus ganancias iniciales en pasártela bien, si quieres que tu empresa dure debes reinvertir ese dinero en oportunidades de crecimiento.
Ponte metas
Ponte pequeños objetivos diarios, luego semanales y luego mensuales. Escríbelos y ve tachándolos. Te sorprenderá lo satisfactorio que es.