fbpx

6 estrategias para convencer a su jefe de dejarlo trabajar desde casa

Revista Mercado12 agosto, 20205min
0342.jpg

Más y más personas están trabajando a distancia, y muchas dicen que ello mejora su productividad y satisfacción, mientras que les ahorra tiempo y dinero. Si usted está trasladándose a una oficina todos los días, pero le gustaría trabajar en otro lugar semanalmente, ¿cómo puede convencer a su jefe de dejar que lo haga?

El horario de 9:00 a 5:00, de lunes a viernes, tiene sus “orígenes en la revolución industrial,” dice Nicholas Bloom, un profesor de Stanford University. “Sin embargo, los tiempos están cambiando. Vivimos en una era diferente.” Aun así, trabajar desde casa tiene una mala reputación. “Algunas personas… Piensan que significa perder el tiempo y ver caricaturas.” Sin embargo, de hecho, las investigaciones sugieren lo opuesto: trabajar desde casa incrementa la productividad, la eficiencia y el compromiso. “Es posible ser tan productivo, o incluso más” en casa, dice Karen Dillon, coautora de “How Will You Measure Your Life?” He aquí algunas estrategias para convencer a su jefe de dejarlo trabajar a distancia.

  • Reflexione sobre sus motivaciones: Antes de tratar el tema con su jefe, sea claro respecto a por qué le gustaría trabajar desde casa en primer lugar. Quizá su motivación es puramente profesional: quiere más espacio y tiempo para enfocarse mejor. O quizá sus razones son personales, ya sea que tenga que ver con responsabilidades en el cuidado de los niños, metas de salud física o de atención a los padres que envejecen. Cualesquiera sean sus motivos, usted necesita “ser honesto consigo mismo acerca de lo que está pidiendo,” dice Dillon.
  • Diseñe un plan: A continuación, dice Dillon, usted necesita considerar cómo podría verse un horario realista de trabajo a distancia. ¿Qué es lo que quiere? ¿Es trabajar los martes y jueves desde casa? ¿Uno de cada dos viernes? Considere qué le preocupará a su jefe, y después piense en formas de adelantarse a esas preocupaciones. Usted quizá necesite tener un plan de respaldo para mayor flexibilidad.
  • Hable con su jefe: Su propuesta debería ser simple y directa, dice Dillon. Explíquele a su jefe, “Esto es lo que estoy pensando, he aquí el porqué, y esto es lo que ganará la organización.” El último punto es crítico. “No daña el usar evidencia empírica” para hacer su argumento más atractivo, explica Dillon.
  • Déle tiempo a su jefe: Es importante “no empujar por un sí o un no de inmediato,” dice Dillon. Si su conversación inicial va bien, “preséntele a su jefe una propuesta de una página -nada excesivamente elaborado- que detalle su plan.” A continuación, retroceda, dándole a su gerente el tiempo de pensarlo.
  • Esté dispuesto a experimentar: Pruebe sugerir un periodo de prueba de tres o seis meses, dice Bloom. Si su gerente accede al plan, Dillon sugiere “comunicarse más al inicio” sólo para mostrar todo lo que usted puede hacer desde casa. Después de que la prueba termine, Dillon recomienda discutir si “sus expectativas mutuas se cumplieron.”
  • Impulse un cambio organizacional: Si su solicitud es denegada, no lo tome como algo personal, añade Dillon. Es probable que existan “mayores temas culturales” en juego. Usted podría hablar con recursos humanos acerca de implementar una nueva política en el lugar de trabajo.

 

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.