26. junio 2019 República Dominicana29°C

A pesar de acuerdo con SEC, Musk tuitea otro pronóstico de Tesla 

Lucy Nuñez15 abril, 20195min156
1200x-1-9.jpg

Elon Musk, que ya estaba con el agua hasta el cuello por su uso de Twitter, publicó otro pronóstico de la producción de Tesla Inc. que nos recuerda el tuit que lo llevó a comparecer ante un juez federal a principios de este mes.

Musk escribió el domingo que Tesla fabricará más de 500.000 autos en los próximos 12 meses. Un tuit similar publicado hace casi dos meses, en el que Musk dijo que la compañía construiría medio millón de vehículos en 2019, llevó a la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC) a argumentar que estaba en desacato por un acuerdo alcanzado con el regulador el año pasado.

Sin embargo, el último pronóstico, aparentemente inocuo y paralelo a una discusión sobre el valor futuro de los vehículos de Tesla, se genera justo cuando los abogados de Musk están negociando con la SEC un acuerdo que establezca controles sobre los tuits del multimillonario. Un juez de EE.UU. concedió a ambas partes hasta abril 18 para reunirse durante al menos una hora y resolver sus diferencias. Si no pueden, ella decidirá si Musk está en desacato.

Para Musk, de 47 años, la pelea legal ha servido de distracción en medio de una disminución en el registro de entregas para Tesla durante el primer trimestre. La preocupación por la demanda de vehículos Tesla aumentó la semana pasada después de que el Nikkei informara que la compañía y su socio Panasonic Corp. estaban congelando los planes de ampliación de capacidad en la fábrica de baterías que comparten en Nevada.

El sábado, Musk disputó los informes de que Panasonic había aumentado la capacidad de producción anualizada de celdas de batería en la planta a 35 gigavatios/hora, y dijo que las líneas de la compañía eran solo de 24 gigavatios/hora y han restringido la producción del sedán Model 3 de Tesla.

Tanto los tuits sobre Panasonic como sobre la producción de los próximos 12 meses son considerables teniendo en cuenta el acuerdo que surgió tras el tuit de Musk en agosto del año pasado sobre la privatización de Tesla. La SEC acusó al director ejecutivo de fraude de valores, y Musk llegó a un acuerdo. Aceptó pagar US$20 millones, dimitir como presidente y solicitar la aprobación previa de un abogado de valores interno antes de tuitear material de información sobre el fabricante de automóviles eléctricos.

El equipo jurídico de Musk ha argumentado que Musk contaba con la discreción para determinar si estaba enviando información material o no, y que su publicación del 19 de febrero sobre la producción de Tesla en 2019 fue consistente con los comentarios que hizo semanas antes en una llamada sobre ganancias.

Judy Burns, una portavoz de la SEC, y un portavoz de Tesla se negaron a comentar sobre el último tuit de Musk relativo a la producción del fabricante de automóviles.

En una audiencia del 4 de abril donde compareció Musk, la jueza de distrito de EE.UU., Alison Nathan, cuestionó los detalles del acuerdo del director ejecutivo con la SEC e indicó a ambas partes que revisaran la redacción de su acuerdo.

«Respiren hondo, sean razonables y resuelvan esto», dijo Nathan. Ella escribió en una orden al día siguiente que si Musk es sometido a desacato, el tribunal permitirá más información sobre las sanciones. La SEC dijo en la audiencia que los recursos que buscaba incluían una serie de multas crecientes por futuras violaciones e informes mensuales sobre las comunicaciones de Musk.

Bloomberg

Lee también: Tesla anuncia cambios en alineación de sus vehículos y precios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.