fbpx

Aumentan los cajeros de criptomonedas en el país

Revista Mercado25 febrero, 20206min
photo_2019-10-04_10-18-03.jpg

El número de cajeros automáticos de criptomonedas en todo el mundo ha crecido más de 400 % desde 2017. Un proceso de expansión que contrasta con la tendencia a la disminución de los cajeros automáticos bancarios, que comenzó a disminuir desde 2018.  Las recientes cifras de la plataforma de datos sobre cajeros automáticos de criptomonedas, Coin ATM Radar, señalan que el número de máquinas pasó de unas 964, a principios de 2017, a 5,346 en la fecha actual.

 En ese sentido, si bien la cantidad de máquinas comenzó a aumentar constantemente desde las primeras instalaciones, a finales de 2013, la cantidad de cajeros registra un aumento más acelerado desde 2017. Fue en ese año cuando las máquinas instaladas comenzaron a superar las 1,000.

     De 964 instalados a principios de 2017, se pasó a 2,057 al cierre del mismo año, (un crecimiento de 113 %). El año 2018 también fue de expansión, con un aumento de 99 % en la cantidad de máquinas. El avance no se ha detenido en 2019, pues en lo que va de año el crecimiento ha sido de  30 %. Se pasa así de 4,110 máquinas a principios del año, a más de 5,000 hasta la fecha.  Las estadísticas también señalan que los cajeros de criptomonedas están presentes en 77 países, siendo Estados Unidos el país con mayor cantidad de máquinas (61,5 %), seguido de Canadá (11,7 %) y Austria (5 %).

La cantidad de cajeros de criptomonedas aumentó de 4.101 a comienzos del año 2019 hasta los 6,387 con los que da inicio a este año 2020. Esto representa un incremento de más de 50% en apenas un año.

En República Dominicana, exiten los cajeros automáticos de BitRD, la empresa propietaria de los cajeros a través de los cuales se puede comprar criptomonedas en el país y que opera desde 2017.
Existen un total de ocho cajeros funcionando actualmente. En Santo Domingo, hay seis de ellos. Algunos permiten el intercambio de bitcoin, ether, litecoin, y dash. En la segunda ciudad más grande del país, Santiago de los Caballeros, existen dos cajeros más. Uno de ellos es solo para bitcoin y el otro soporta las criptoactivas mencionadas. 

Su uso puede parecer complejo, pero su funcionalidad es muy parecido a un cajero convencional. Lo primero, es poseer una cuenta o monedero de esta divisa. En el se reciben los fondos de estas transacciones. Para los usuarios que quieran probar en este mundo y comprar criptomonedas en un cajero, pero no posean cuenta, no hay problema, estos dan la opción de crear una en el momento. Lo principal de la creación de este monedero virtual, es por un lado la clave pública (la que permite operar en los cajeros) y la privada, la cual no se debe compartir con nadie.

El cajero da la opción de comprar o vender. Si se elige comprar, por ejemplo Bitcoins, se debe indicar la cuenta creada para recibir el importe de Bitcoins deseado. A continuación, se ingresa el dinero en efectivo equivalente a la criptomoneda comprada. Por su parte, si se quiere vender, hay que transferir desde el monedero virtual personal a la dirección del cajero la cantidad de criptomonedas que se quieren vender. Una vez confirmado todo, el cajero expende el importe correspondiente en efectivo. Eso sí, cobran comisión. Esta es la mecánica básica de los cajeros de este tipo. En cuanto al valor de esta moneda, es muy cambiante, varía en función de las transacciones que van realizando los usuarios. Escapa a todo control gubernamental o privado. 

Mientras los cajeros de criptomonedas crecen, el número de cajeros automáticos bancarios comenzó una carrera en descenso desde 2018.  De esta forma, al término de ese año el número de cajeros llegó a 3,4 millones de unidades en todo el mundo. En China, el mercado más grande del mundo, la caída fue un 6,8 %; mientras Estados Unidos, el segundo mercado, experimentó una caída total del 0,9%. La tendencia ha llegado a afectar incluso a Japón, un país que se caracteriza por amar el efectivo. Allí la cantidad de máquinas bancarias cayó un 0,2%.Al respecto, este descenso de los cajeros automáticos de los bancos se debe al auge de las tecnologías sin efectivo, como las criptomonedas y los códigos QR. 

Las consecuencias de estos cambios se plasman en una tendencia que está llevando a los bancos e instituciones financieras a cerrar sucursales físicas y a crear nuevos servicios y productos, relacionados con los pagos sin efectivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.