fbpx

Banco Mundial incrementa financiamiento a USD 74.000 millones en el 2020

Revista Mercado17 julio, 20205min
Financiamiento.jpg

En un momento en que los habitantes de los países en desarrollo enfrentaban múltiples crisis, entre ellas la pandemia de COVID-19, el Grupo Banco Mundial trabajó para responder rápidamente con asistencia técnica y asesoramiento sobre políticas, e incrementó el financiamiento dirigido a los pobres y a la mejora de los resultados en términos de desarrollo. El apoyo del Grupo Banco Mundial se modificó con rapidez para ayudar a los países a luchar contra la pandemia centrándose en cuatro prioridades: salvar las vidas amenazadas por la COVID-19, proteger a los pobres y vulnerables, consolidar las bases de la economía para acortar el tiempo de recuperación, y fortalecer las políticas y las instituciones para lograr la resiliencia sobre la base de inversiones y endeudamiento transparentes y sostenibles. Para respaldar estos programas de emergencia, se incrementó significativamente el financiamiento otorgado por la entidad, que formuló compromisos por valor de USD 74.000 millones.

El financiamiento suministrado, junto con la asistencia técnica, el asesoramiento sobre políticas y el apoyo analítico, ayuda a los países a abordar los impactos sanitarios y económicos de la pandemia, preserva el sector privado, ayuda a las naciones que padecen inseguridad alimentaria a causa de la peste de langostas en África y el Medio Oriente, y combate la creciente desigualdad, entre otras prioridades clave.

“En vista de que los países en desarrollo enfrentan una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes que pone en peligro décadas de avances en el desarrollo, hemos estado trabajando intensamente para adoptar medidas rápidas y amplias que permitan limitar los daños y ayudar a los países a prepararse para la recuperación, de modo que puedan lograr una reconstrucción mejor y más sólida que antes”, dijo David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial. ”Nos hemos dedicado a ayudar a los países a superar la pandemia con programas que refuercen los sistemas de atención de la salud, protejan a los hogares más pobres, preserven las bases de la economía, combatan la desigualdad y garanticen una recuperación resiliente y sostenible”.

Una proporción significativa del financiamiento del Banco Mundial (BIRF y AIF) durante el ejercicio de 2020 se destinó a ayudar a los países a luchar contra la pandemia de COVID-19. En el marco de dicho financiamiento, entre marzo y fines de junio el Banco Mundial aprobó un monto de USD 6.300 millones destinado a brindar apoyo sanitario de emergencia en 108 países, entre los cuales figuran 33 Estados frágiles y afectados por conflictos y 22 pequeños Estados. En diversos proyectos de salud que suman USD 3.800 millones, se emplea un innovador enfoque programático global de varias fases y de desembolso rápido para hacer frente a la COVID-19 y se está ayudando a financiar la compra de equipamiento sanitario y equipos de protección personal, así como actividades de capacitación. Asimismo, se reasignaron otros USD 2.500 millones de la cartera de operaciones en ejecución para luchar contra la pandemia.

El Banco Mundial continuó destinando recursos para abordar las prioridades clave. Además de los proyectos relacionados con la emergencia sanitaria derivada de la COVID-19, cuyo objetivo principal fue ayudar a combatir la propagación de la pandemia, el 73 % del financiamiento del Banco ayudó a abordar la brecha de género y el 31 % contribuyó a generar cobeneficios climáticos, con un estimado de USD 17.000 millones. Las inversiones en desarrollo humano se duplicaron hasta ubicarse en los USD 20.000 millones, y el financiamiento otorgado a países afectados por fragilidad, conflicto y violencia alcanzó los USD 10 000 millones en el ejercicio de 2020.

Súmate y Regístrate para recibir nuestros newsletters.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.