Beneficios del Gobierno Corporativo

Alvaro_Castagneto.png

Álvaro Castagneto / Socio Líder de Auditoría en DELOITTE

Cuando las empresas se ven frente a la disyuntiva de atraer nuevos inversores y capital externo como vehículo imprescindible para seguir creciendo, es cuando los mecanismos para garantizar la transparencia en todos los procesos internos y órganos de gobierno se vuelven críticos. Hay beneficios claros asociados a la incorporación de normas de gobierno corporativo en la empresa:

a. Acceso a financiamiento: La incorporación de mecanismos de control y participación de los accionistas, así como la profesionalización del consejo de administración favorece la gestión responsable de la compañía, así como el establecimiento de objetivos que busquen un crecimiento sostenible a largo plazo.

b.- Generación de valor: Las empresas que siguen códigos de buen gobierno suelen llevar una administración más eficiente, un mejor aprovechamiento de los recursos y unas políticas laborales más justas, lo que redunda en una mayor competitividad y desempeño financiero.

Un buen gobierno corporativo aumenta la rentabilidad de las empresas y su valor dentro del mercado, haciéndola más atractivas y posicionándolas mejor que a sus competidores.

c.- Gestión de riesgos: Las normas de gobierno corporativo buscan equilibrar los intereses, tanto de la compañía como de los accionistas, buscando el crecimiento sostenible de las empresas en el largo plazo. Las empresas adquieren estructuras de gestión más sólidas, en las que la toma de decisiones es más ágil y efectiva, y están más preparadas ante cualquier eventualidad económica, tanto a nivel nacional como internacional.

d.- Creación de sinergias: El hecho de que el objetivo empresarial de una empresa esté asociado a valores, o que sea un sitio deseado para trabajar, aumenta el valor de la misma en cuanto a su reputación entre los proveedores, clientes, empleados y sociedad civil en general.

Esto permite la creación de sinergias más interesantes, en mejores condiciones y por un mayor espacio de tiempo entre las compañías y los diferentes grupos de interés, garantizando la estabilidad de esta y su proyección en el mercado.

e.- Beneficios para la economía nacional: Las buenas prácticas de gobierno corporativo aumentan los lives de transparencia de las empresas revelando su verdadero impacto social. En general, la adopción de buenas prácticas de gobierno corporativo incrementa la confianza de los inversores y el ingreso de capital extranjero ayudando a la recuperación y estabilización financiera. El buen gobierno de las empresas es la base del buen funcionamiento de los mercados y contribuye a favorecer el crecimiento y la creación de empleo dentro de la sociedad. Existe una clara relación entre los buenos resultados agregados de una economía y la correcta gestión del conjunto de las sociedades que operan en un país. Esto ha generado que en los últimos años, desde los organismos reguladores, se hayan puesto en marcha una serie de normativas y códigos de buenas prácticas que, en definitiva, buscan fomentar un equilibrio entre los intereses de las compañías.

Conscientes de que el 80 % del valor de las empresas son intangibles como la reputación o la responsabilidad social, los consejos de administración de las grandes corporaciones en el mundo han desarrollado sus propias normativas internas en gobierno corporativo, dotando de este modo de mayor autoridad a los consejos de administración e introduciendo dentro de los órganos de gobiernos asesores y consejeros externos que garanticen las sostenibilidad del proyecto empresarial a largo plazo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *