fbpx

Abogados en tiempos de coronavirus. 

Retos y oportunidades 

Los efectos producidos por el COVID-19 van mucho más allá de una crisis sanitaria, habiéndose generado igualmente una crisis económica, laboral y social.

Headrick, Rizik, Álvarez & Fernández, por la participación de algunos de sus socios, como es el caso de Marisol Vicens, en las juntas directivas de las principales asociaciones empresariales del país, tales como el CONEP y la AIRD, ha estado desde el inicio de la crisis participando en la discusión sobre las medidas de mitigación a ser implementadas por las autoridades para preservar los empleos y los ingresos de los trabajadores, así como de las distintas propuestas presentadas por el sector empresarial sobre temas fiscales, laborales, de seguridad social, financieros, incluyendo el plan de reinserción gradual de las actividades económicas. 

Las crisis generan oportunidades de cambios y en HEADRICK estamos haciendo todos los esfuerzos para impulsar los mismos y para colaborar para que estos sean tomados a todos los niveles.

La Cámara de Comercio de Santo Domingo, de cuya directiva forma parte nuestra socia Mary Fernández, propuso un plan gradual de reapertura a las autoridades que fue aceptado, lo que ha permitido que los registros de documentos y otras gestiones por ante el Registro Mercantil hayan podido ser realizadas, lo que era sumamente importante para la continuidad de las operaciones comerciales.

Aunque la Ley 479-08 de Sociedades Comerciales permite las asambleas y reuniones de consejos de forma no presencial, y la Ley 126-02 de Comercio Electrónico, Documentos y Firma Digital, admite la firma digital bajo las condiciones establecidas por esta, el uso de estas firmas era poco común, así como la celebración de asambleas no presenciales para muchas empresas grandes con multiplicidad de accionistas. Importantes clientes nuestros han realizado asambleas bajo este nuevo formato, nuestros socios Roberto Rizik, Marisol Vicens, Jaime Senior, Sarah De León han participado en este proceso.

Dentro de todo lo malo de esta crisis algunas cosas buenas han salido, como el hecho de que los planes de digitalización de nuestro sistema judicial que había iniciado el presidente de la Suprema Corte de Justicia se aceleraron y se aprobó la política de firmas electrónicas del poder judicial, el establecimiento de audiencias virtuales y la implementación de un plan de continuidad de las labores del poder judicial que en un hecho excepcional se vieron suspendidas, el cual inició a partir del 1 de junio, habiendo participado distintos socios de HEADRICK, como Francisco Álvarez, y otros abogados en las discusiones de dicho plan, estando listos para insertarnos en este nuevo esquema de trabajo.

Para facilidad de nuestros clientes en el conocimiento de las medidas adoptadas por nuestras autoridades en esta crisis, la firma ha puesto a disposición de los clientes informes periódicos compilando estas medidas bajo la coordinación de nuestra socia Sarah De León.

Igualmente hemos colaborado a través de una comisión especial que reagrupa a las asociaciones empresariales representativas de los principales sectores de la economía, para analizar los efectos de la crisis sobre los empleos y realizar propuestas, comisión en la que participan nuestros socios Tomás Hernández y Marisol Vicens 

Todos los socios de la firma desde cada una de sus especialidades han estado colaborando con nuestros clientes para brindarles informaciones actualizadas y soluciones oportunas y hemos continuado brindando a nuestros clientes la asistencia requerida mediante trabajo remoto y para gestiones que requieren presencia física.

La activa participación de algunos de nuestros socios en la discusión de propuestas nos ayuda a brindar a nuestros clientes informaciones actualizadas que les permiten tomar decisiones oportunas y conocer soluciones eficaces para sus necesidades inmediatas en este ambiente de crisis.

Continuaremos acompañando a nuestros clientes y colaborando para que a pesar de las dificultades sigan avanzando y produciendo las respuestas que el mercado espera, a la vez que seguiremos innovando para continuar ofreciendo servicios legales no solo bajo un criterio de excelencia, sino de adaptabilidad a los requerimientos de los tiempos.