REPÚBLICA DOMINICANA SE PREPARA PARA COMPETIR GLOBALMENTE

El Consejo Nacional de Competitividad continúa desarrollando una amplia y activa agenda para maximizar el potencial económico del país.

Danilo Medina, Presidente de la República Dominicana, lidera el pleno de este consejo.

 

Durante el 2018, el Consejo Nacional de Competitividad continuó con la consolidación del proceso de institucionalización, diseño y ejecución de las políticas sobre competitividad del país iniciado en el 2017 con el fortalecimiento de la organización y el lanzamiento de la estrategia “Dominicana Competitiva”.

Dinamizar esta gestión ha permitido crear y poner en marcha medidas que orienten al país a la optimización de sus recursos, a la innovación, así como a la formalización del comercio nacional para mejorar las condiciones y alianzas con el mercado internacional. Esto permite maximizar las ventajas  que tiene la República Dominicana frente a las cadenas globales de valor, todo esto con el propósito de crear más oportunidades para el país y la gente.

Con su estrategia “Dominicana Competitiva” tienen como eje central cuatro pilares que impulsan a la economía del país. Estos son: facilitación comercial, más productividad y exportaciones, innovación y más empleos formales de calidad.

Basados en estos pilares se emitieron 109 medidas, mediante resolución por el Pleno del Consejo Nacional de Competitividad, liderado por el Presidente Danilo Medina y compuesto por miembros clave del sector público y privado.

Como resultado, ya 88 de estas fortalecen el desarrollo productivo y las exportaciones de los sectores: Industria, Minería, Zonas Francas, Turismo, Agropecuaria e Impacto Fiscal; mejorando así las bases del comercio nacional e internacional.


 

Al cumplir sus 21 años, la entidad refrescó su identidad gráfica para comunicarse con una redefinida personalidad institucional.


 

La implementación de un Plan de Mejora Regulatoria para los Registro Sanitarios, con lo que se reduce el tiempo de certificación de dos años aproximadamente a 35 días (este registro es vital para que un producto pueda ser comercializado formalmente); la extensión de horarios en Aduanas, de 7:00 a.m. a 10:00 p.m., que ha permitido duplicar la capacidad portuaria del país; la creación de la Ventanilla Única de Permisos de Construcción; la reducción a  tres días la constitución de compañías, son algunas de las medidas más notorias.

También crearon un perfil para los agregados de las secciones comerciales, así como el Comité Nacional de Facilitación del Comercio y el Comité para la Coordinación de Políticas para el Desarrollo Productivo y las Exportaciones. Además, se eliminó la tarjeta de turista, para la optimización de procesos, y se realizó la elaboración de un Anteproyecto de Ley sobre Trámites para Autorizaciones de Uso de Suelo, con el objetivo de homologar los requisitos y procedimientos administrativos que se requieren para la tramitación   y emisión de autorizaciones de uso de suelo en los ayuntamientos.

Para inicio de este 2019, el Consejo Nacional de Competitividad tiene previsto el lanzamiento del primer Índice Nacional de Productividad de la República Dominicana, una herramienta que medirá la productividad de la nación, lo que permitirá el análisis del uso eficiente de los factores de producción a nivel general y desagregado por sectores.


El Consejo Nacional de Competitividad es una entidad descentralizada y autónoma de carácter mixto, cuyo Consejo es el único que preside el mismo Presidente de la República, y sus decisiones tienen carácter de orden público.

Al ser una entidad compuesta tanto por el sector público como el sector privado, las sesiones del Consejo se convierten en una gran alianza público- privada donde se trazan los planes estratégicos para impulsar la productividad y mejora de la competitividad de los sectores de la economía nacional.


Como segundo gran proyecto del primer trimestre en el año, el Consejo potencializará su proyecto RD + Simple, una herramienta de consulta pública que apoya  al Plan Nacional de Mejora Regulatoria  258-18  del Gobierno dominicano, que busca fomentar la transparencia y la participación ciudadana, permitiendo que la población, las empresas y sus asociaciones remitan informaciones sobre aquellas regulaciones, trámites y servicios afectan sus derechos económicos y sociales, facilitando así la estimación de los costos regulatorios asociados a la actividad económica de su ámbito.

Para la entidad, la meta es expandir el estudio  de transformación productiva de los sectores fundamentales de la economía dominicana, para apoyarlos a  dar un salto en su nivel de productividad y penetración  en el comercio internacional.

En este año también resultará vital dar continuidad a todas las iniciativas que han emanado de las sesiones de Pleno del Consejo para asegurar el cumplimiento de las mismas; de igual manera, la organización continuará trabajando en proyectos que fortalezcan el desarrollo regional y provincial del país.