fbpx

HEADRICK

Estar listos para salir primeros en la carrera de recuperar el turismo

HEADRICK tiene 35 años en el mercado legal dominicano, cuenta con 11 socios y en total más de 40 abogados, con una acreditada práctica general del Derecho que la coloca a la vanguardia como firma líder.

El turismo es un eje fundamental de nuestra economía y en medio de la grave crisis sanitaria y económica que atravesamos es uno de los sectores más afectados.

Atraer turistas en momentos de pandemia parecería un reto insuperable, pero con la ejecución del plan anunciado y otras medidas es posible, y sobre todo lo más importante es que el país esté listo a tiempo con la tarea hecha, para que la posibilidad del retorno de los turistas nos encuentre en la “pole position”.

Las crisis nos obligan a tomar decisiones que hemos postergado por años, por eso es momento oportuno para aprobar reformas que hace tiempo esperamos y para revisar el modelo, y las nuevas autoridades han dado señales claras de voluntad de hacerlo.

       

Medidas que pueden ayudar a atraer turistas, e implicaciones legales.

Aprobación proyecto de ley devolución del ITBIS: una medida simple que deberíamos tomar es que el Congreso apruebe el proyecto de ley que fue introducido en abril de 2015 precisamente por quien hoy día es ministro de turismo, sobre devolución del ITBIS.  Este proyecto reintroducido más recientemente en septiembre de 2018 se encuentra perimido. Su aprobación sería una herramienta importante para añadir en la promoción de nuestra oferta turística, y los efectos de esta exención no deben ser recelados, pues atraer turistas y lograr que realicen compras moverá la economía y tendrá muchos más efectos positivos que los impuestos dejados de percibir.

       

Incentivar el turismo de alquiler de villas y de teletrabajo: a pesar de la pandemia la gente querrá tener vacaciones en familia, especialmente de fin de año e invierno, y no hay mejor alternativa para el confinamiento que el sol, la playa y temperaturas cálidas.  Muchos viajeros se sentirán más confiados de trasladarse a lugares donde pueden estar en un mismo espacio únicamente junto a familiares o amigos.  Por eso en vez de buscar gravar las rentas en plataformas como Airbnb y otras, deben estimularse en estos momentos estas ofertas incluyendo en la promoción del país, que en Santo Domingo una casa te espera para disfrutar de sol y de mar, y deben abandonarse medidas absurdas como incluir los inmuebles turísticos en la regulación de alquileres residenciales. También debe promoverse que extranjeros elijan nuestro país para teletrabajar, como han hecho otros países del Caribe concediendo visas de trabajo de un año a personas que califiquen, estableciendo un ingreso anual mínimo, o como segunda residencia, modificando la Ley 171-07 sobre Incentivos Especiales a los Pensionados y Rentistas de fuente extranjera.

Impulsar el turismo náutico de recreación: tenemos importantes marinas en distintos polos turísticos del país, y un enorme potencial por las bellezas de nuestras costas para desarrollar este turismo que antes de la pandemia movía miles de millones y que en la región está particularmente avanzado en países como Uruguay y Colombia, que aprobaron planes para el desarrollo de este producto e incentivos.  Muchos se sentirán más cómodos haciendo turismo en embarcaciones, pero, aunque tenemos mucho que ofertar impuestos y burocracia nos han excluido de este mercado. Es momento de eliminar los obstáculos e integrar este producto en nuestra oferta turística.

Aprobación Acuerdo de Pre- autorización: otra medida que deberíamos tomar en medio de esta crisis es la aprobación por el Tribunal Constitucional del acuerdo de pre- autorización entre el Estado Dominicano y el gobierno de los Estados Unidos de América (EUA) suscrito el 1 de diciembre de 2016 y pendiente de decisión por dicho tribunal. Esta autorización que se otorga a un limitado número de aeropuertos en el mundo nos colocaría en un sitial de ventaja para captar turistas de dicho país que podrían viajar en vuelos desde aeropuertos locales de muchos Estados, reduciendo costos y horas de viaje.  Adicionalmente esto serviría como un sello de calidad que rodearía de seguridad nuestra oferta turística.

La recuperación del turismo en estos momentos es una ardua tarea que es de todos, la cual podremos alcanzar con una visión integral que abra oportunidades, elimine trabas y nos coloque en la delantera de esta desafiante carrera.