Vamos más allá de lo exigido por el mercado

Con más de 12 años invirtiendo en el sector de la construcción, este reconocido ejecutivo desarrolla  ahora Torre Barcelona, un proyecto personal a partir de su visión innovadora de Santo Domingo.

La oferta a nivel Residencial está planificada para cubrir la demanda de aquellas personas que buscan un equilibrio entre una casa y una torre. Torre Barcelona cuenta con unidades de 260 y 380 metros cuadrados, 200 metros cuadrados de área verde y más de 900 metros cuadrados de área común presentando una oferta interesante.

Es propuesta sensible al medio ambiente que apuesta a soluciones y tecnologías innovadoras.“Ejercemos el oficio de la construcción en apego a la normativa y pensando siempre en dejar un legado a nuestra ciudad. Desde un inicio conceptualizamos el producto como un hogar, vamos más allá de lo exigido por nuestro mercado y procuramos crear tendencia en el sector”, refiere.

Luego de una amplia carrera como alto ejecutivo en uno de los principales grupos económicos del país, así como más de 15 años emprendiendo negocios exitosos, Kai Schoenhals decide dedicarse al 100% al mundo del manejo de inversiones y del desarrollo de proyectos inmobiliarios.

Con más de 12 años invirtiendo en el sector de la construcción, desarrolla un proyecto muy personal, a partir de su visión de la ciudad y de lo que concibe debe ser un edificio adaptado a la generación futura. De estas ideas junto a un grupo de profesionales de primera línea nace Torre Barcelona. 

“Presentamos una propuesta vanguardista, orientada a la sostenibilidad del edificio y de las unidades habitacionales. Pensadas en el usuario y en la ciudad y con una baja densidad para formar una comunidad exclusiva”, indica Kai Schoenhals.

Este edificio contará con tecnología única en el país, que va desde los elevadores hasta llegar a los balcones que generarán energía límpia.

El proyecto de Torre Barcelona se distinguirá y tendrá un sello único en la ciudad de Santo Domingo, sobre todo por sus aspectos relacionados a la sostenibilidad. Además los espacios del edificio se integran a la ciudad retornando el verde y los espacios de acceso público para beneficio de los residentes. 

También destaca la innovadora instalación de tecnología única en el país que va desde los elevadores hasta llegar a  los balcones que generarán energía límpia. 

Asimismo se está cuidando el subsuelo, pues Torre Barcelona retornará las aguas tan limpias como las recibe, generando de esta manera un círculo virtuoso en materia de agua. 

En cuanto a la labor de corretaje se hace con el sello personal del propio Kai Schoenhals, CEO de la empresa, quien se involucra en cada presentación y negociación con los posibles adquirientes,

dando como resultado una gran comunidad de amigos y personas a fines en nuestro proyecto. 

“Tenemos un Consejo de Directores multidisciplinario con una trayectoria impecable y con vasta experiencia en el sector de bienes raíces. Nuestro equipo técnico, tanto el director de ingeniería como la directora de arquitectura son profesionales de alto nivel con una minuciosa atención a los detalles y a la calidad”, subraya Schoenhals. 

“Asimismo, todo nuestro personal en obra, nuestro ingeniero residente, con casi 20 años de carrera en el sector de construcción y nuestros capacitados maestros de obra garantizan la integridad y calidad de la ejecución del edificio”, explica.

Otro importante aspecto es la minuciosidad en la selección de los contratistas, y suplidores de los materiales con los que trabajan. Todo ello garantiza la calidad en sus proyectos.