fbpx

La prioridad para Banreservas es proteger a clientes y colaboradores

Durante el periodo de emergencia, la institución bancaria puso en práctica un amplio paquete de flexibilización financiera para sus clientes, y un programa de atención personalizada para sus colaboradores.

Cuando inició la emergencia nacional a causa del COVID-19, a mediados de marzo,  el Banco de Reservas puso en práctica un amplio paquete de medidas de flexibilización financiera, de las cuales permanecen vigentes durante este período las de mayor efecto en beneficio de los clientes de banca personal y comercial. 

Esas disposiciones se adoptaron en varias etapas, con el propósito de reducir el impacto económico de la pandemia en la población. 

Incluyen, entre otras medidas, otorgar tres cuotas de gracia en los préstamos hipotecarios, de vehículos, de consumo, Empleado Feliz y comercial Pymes, extendiendo el plazo del financiamiento por tres meses adicionales con cuotas compuestas de capital, interés y Seguro Reservas.

Para apoyar a las Pequeñas y Medianas Empresas, la entidad bancaria autorizó, además, la renovación automática, con opción a desembolso por 90 días, de las Líneas de Crédito Comercial Pymes con balance disponible y que vencían en marzo, abril y mayo.

Entre las medidas de flexibilización figueran una reducción de tasas de interés para usuarios de tarjetas de crédito personales; que en un principio fue de un 20% a la tasa anual y posteriormente se disminuyó a 1% mensual (12% anual), efectiva durante tres meses. Este beneficio también fue aplicado al sector comercial, mediante el uso de Tarjetas Visa para Negocios y Visa Empresarial.   

En Banreservas se garantiza un entorno laboral seguro, en el que prevalezca la salud.

Durante tres meses se eliminó el pago mínimo requerido sobre el valor del corte y también el cargo por mora en este mismo período. 

Desde el momento en que anunció la flexibilización financiera para proteger la economía de la familia dominicana y al sector comercial, Banreservas exhortó a sus clientes a usar su moderno sistema de banca en línea y canales digitales, que mantuvo sin costo para las transferencias interbancarias ACH, así como libre de comisiones el pago a suplidores y de nómina por las empresas, entre otros beneficios. 

A través de la ARS Reservas, empresa filial, la institución financiera cubre el 100% del costo de la prueba del COVID-19 de los afiliados y de sus dependientes registrados.

Respaldo económico y emocional 

Los momentos excepcionales y disruptivos como el que vivimos en estos momentos impactan no solo la salud física, sino también la emocional. Es por esto que el Banco puso a disposición de su personal y familiares directos, diversos especialistas que atienden sus necesidades emocionales, además de incorporar consejos virtuales, videos educativos, clases de yoga, mindfullness, zumba familiar y seminarios web.  

Para complementar este acompañamiento, a través de la Academia Banreservas, se ejecuta un programa de charlas, cursos y talleres en línea, impartidos por reconocidos especialistas.

Banco de Reservas puso en práctica un amplio paquete de medidas de flexibilización financiera, en beneficio de los clientes de banca personal y comercial.

El Voluntariado al lado de los más necesitados

Durante esta coyuntura especial, el Voluntariado Banreservas también ha estado al lado de los sectores más vulnerables y necesitados, con donativos de alimentos a hogares de ancianos, iglesias y residentes en sectores de alta densidad poblacional.

Adicionalmente la entidad, presidida por Jacqueline Ortiz de Lizardo, ha realizado una inversión superior a los RD$3.8 millones en atención y cuidado de colaboradores del área de servicio del Banco.

El compromiso y solidaridad del Banco de Reservas, como entidad referente del sistema de Banca Múltiple nacional, durante la emergencia provocada por el Coronavirus ha abarcado el ámbito de la protección de la economía familiar de sus clientes y colaboradores, así como su preocupación por preservar la salud y seguridad en su entorno laboral y de negocios, además de respaldar a los sectores productivos del país. 

LIC. SIMÓN LIZARDO MÉZQUITA Administrador General 

Capital humano, su principal activo

El Banco de Reservas sabe que la prioridad es el bienestar físico y emocional de sus colaboradores activos, pensionados y familiares. Por eso, al tiempo de autorizar amplios beneficios para los clientes, internamente desarrolla un programa especial de soporte y acompañamiento, destinado a propiciar las condiciones necesarias que garanticen el cuidado de seguridad, salud, bienestar emocional, formación y comunicación adecuadas para todo su personal.  

Como parte del soporte orientado a proteger la economía familiar, se otorgó a los colaboradores un periodo de gracia de hasta cuatro meses para el pago de préstamos internos, en los renglones de créditos hipotecarios, personales, de vehículo y consumo.

Para el Banco es prioridad garantizar un entorno laboral seguro, en el que prevalezca la salud, en consonancia con el cumplimiento de todas las reglas de higiene recomendadas por las autoridades sanitarias y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al respecto, Banreservas provee a los colaboradores que trabajan en modalidad presencial, de artículos de protección personal y productos de desinfección, tales como guantes y mascarillas. Sin embargo, una gran parte del personal se mantiene laborando de manera remota desde su domicilio, especialmente aquellos que presentan condiciones de salud de alta vulnerabilidad.