fbpx

PUCMM lidera investigación científica en República Dominicana

El equipo de investigadores de esta prestigiosa universidad evidenciaron la existencia del Diamano, un nanomaterial de carbono que tendrá beneficios en tecnología y salud.

En tecnología todo se mueve muy rápido y el anuncio de cualquier descubrimiento supone un sinfín de posibilidades de mejoras para el ser humano. Esta vez el hallazgo se logró en tierra dominicana, donde un equipo de investigadores del Laboratorio de Nanociencia de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) evidenció la existencia del Diamano (Diamane, en inglés), un nanomaterial de carbono que presenta un alto potencial tecnológico en distintas áreas como la nano-electrónica, la computación quántica y la nanomedicina.
Fabrice Piazza, físico francés-dominicano que lidera el equipo de investigadores del Laboratorio de Nanociencia de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), señala que el Diamano es además semi conductor, propiedad de la que carecen otros materiales como el grafeno, por lo que podría ser usado para crear pantallas táctiles, celulares, tabletas y computadoras de mayor capacidad y rapidez.
“El Diamano es un nanomaterial que podría estar en todos los dispositivos móviles en la próxima generación”, refiere Piazza.
Indica que en el área de la electrónica, el Diamano podría sustituir al silicio en los transistores de nuevas generaciones de chips para todos los dispositivos electrónicos, así como sirve para configurar qubits para la computación cuántica.
“El silicio va a llegar a su límite y cada vez es menos servible para la industria tecnológica. En cambio el Diamano es semiconductor y puede ser usado, conjuntamente con el grafeno, para producir equipos más rápidos que permitirán mayor fluidez en la comunicación”, resalta.
El Diamano es un nanomaterial que podría estar en todos los dispositivos móviles en la próxima generación», Fabrice Piazza, físico de la PUCMM

Beneficios para la salud
Pero los beneficios del Diamano no sólo se quedan allí. Piazza refiere que también puede ser empleado en el área de la salud y la medicina, donde pudiera constituir el material base para la construcción de sistemas nano electromecánicos o robots que podrían ser incorporados en el cuerpo humano para ejercer una función médica, por sus propiedades mecánicas, inercia química y bajo coeficiente de estricción. 
“Estos nanorobots ayudarían a la salud potenciando el sistema inmunológico y combatiendo enfermadades en el cuerpo humano como el cáncer. Además son menos tóxicos y no interferirían en el sistema nervioso y en otros procesos del organismo”, sostiene.
Visión empresarial
Actualmente, el equipo de investigadores de la PUCMM está trabajando en la obtención de mayores superficies de Diamano, lo cual pudiera conducir a la creación de una compañía spin-off para producir y exportar productos de muy alto valor agregado en el país.  
Así lo señala Kiero Guerra-Peña, Vicerrector de Investigación e Innovación de la PUCMM, quien explica que esta compañía generaría un impacto positivo en el sector empresarial nacional, porque produciría a gran escala el nanoproducto para exportar y ayudaría a la formación de nuevas industrias locales de electrotransistores.
“De ser comercializado el Diamano, aumentaría las exportaciones del país y convertiría a la República Dominicana en un productor de materia prima para transistores. Con ello se crearían nuevas industrias que podrían ser proveedores de la industria tecnológica internacional”, comenta. 
Subraya que la PUCMM está buscando colaboradores, inversionistas ángeles y alianzas estratégicas para el desarrollo de este importante proyecto con impacto a nivel mundial. Esperan que la compañía spin-off se inicie en un año calendario.
Nanociencia universitaria
La PUCMM viene realizando estudios sobre nanomateriales desde 2007, cuando se creó el Programa de Investigación en Materiales Nanoestructurados y Funcionales de Carbono (NANOCARBON). 
Actualmente, este programa funciona en las instalaciones del Laboratorio de Nanociencia de la PUCMM, inaugurado en el año 2010 en Santiago, para desarrollar proyectos de esa área  financiados por la universidad y el Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDOCyT). 
Guerra-Peña destaca que esta casa de estudios es la primera universidad dominicana con una patente en la Oficina de Patentes de los EE.UU en esta área del conocimiento, y en la actualidad, con la evidencia del Diamano, se encuentra en proceso una segunda patente.
A la altura del Nobel
Esta investigación de la PUCMM evidencia una familia de materiales que constituyen la quinta nanoforma de carbono precedida por los fullerenos, los nanodiamantes, los nanotubos de carbono y el grafeno. 
Tal es la importancia de este tipo de estudios, que los investigadores que evidenciaron los fullerenos recibieron el Premio Nobel de Química en 1996.
Mientras que los que elaboraron y estudiaron las propiedades físicas del grafeno recibieron el premio Nobel de Física en  el año 2010.