Visión centrada en la creación de confianza

Inversiones Santa Cruz se ubicó entre los primeros puestos de bolsa con mayor volumen de transacción bursátil al cierre de 2018.

 

De izquierda a derecha: Wendy Salcedo de Subero, Patricia Aldebot, Lexy Collado de Howley, Nathalie Rojas, Nabila Montas y Graciela Acosta.


Inversiones Santa Cruz, comienza sus operaciones en noviembre de 2016 como Agente de Valores, para que en marzo 2017 se les otorgara la licencia para operar en La Bolsa de Valores de República Dominicana (BVRD), transformándose, de ese modo, en la más joven del mercado.

¿Desde su inicio formal en el Puesto de Bolsa como ha visto los resultados?

Al cierre del 2018, Inversiones Santa Cruz, se ubicó entre los primeros puestos de bolsa con mayor volumen de transacción Bursátil (DOP 10mil millones transados). La rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) quedó en 13.87 %, sobre el promedio del mercado 11.65 %, logrando un negocio sostenible en el tiempo.

Asimismo, el nivel de encargos de confianza, que es el monto total de inversiones de los clientes, creció en un 166%. Todo esto ha sido posible, gracias al apoyo del Mercado y la aceptación de los clientes que han confiado en la trayectoria de las empresas Santa Cruz.

¿Qué oportunidades y retos se le presenta a su empresa como intermediaria y a los emisores del Mercado de Valores como consecuencia de los reglamentos que deben expedirse este año, en desarrollo de la nueva ley 249-17?

Vemos muchas oportunidades en esta ley. La expedición y aprobación de sus reglamentos permitirá establecer las condiciones para introducir nuevos instrumentos que, sin duda, dinamizarán nuestro Mercado de Valores.

Otro reto importante es la aprobación de los reglamentos para la emisión de acciones, que permitirá a las empresas e instituciones gubernamentales, financiar proyectos para la expansión de sus operaciones, reestructuración de pasivos y aumento de la competitividad, a fin de hacer frente a una economía global.

Esto unido a los reglamentos para el registro de emisiones internacionales en el mercado local y viceversa; atraerá inversionistas más sofisticados, que dictarán las pautas que deberemos seguir en la búsqueda de la excelencia operacional, el mejoramiento continuo y la innovación de nuestro sistema financiero.

A su vez, es inminente la expedición de la ley de Alianzas Pública-Privada (APP), así como la promoción de las emisiones de Fondos de Infraestructura.

Definitivamente la apuesta a esta Ley 249-17 y su nuevo marco regulatorio es que será lo suficientemente ágil y eficiente como para atraer a nuevos ahorrantes a invertir, nuevos sectores industriales a emitir, y dar respuesta a la necesidad latente de los clientes institucionales de tener más instrumentos de inversión donde puedan diversificar y colocar sus excedentes de liquidez.

 

La Ley 249-17 se traducirá en grandes oportunidades, ya que introducirá nuevos intrumentos que dinamizarán el Mercado de Valores”

 

¿Cómo evalúa el momento actual del Mercado de Valores en el país?

Estamos en un momento de grandes cambios y muchas expectativas positivas que seguirán fortaleciendo la estructura del mercado, en miras de su desarrollo.

Vemos a una Superintendencia del Mercado de Valores muy involucrada, así como los diferentes participantes del Mercado de Valores, empujando a una misma dirección para que las cosas sucedan por el bien, el crecimiento y desarrollo del mercado de valores nacional.