Caos, el nuevo “normal”: 20 tendencias para el 2020

Revista Mercado26 diciembre, 201937min
47642814_m-1280x857.jpg

2,446 total views, 10 views today

Marian Salzman, vicepresidenta sénior de comunicaciones globales de Philip Morris International (PMI), ha sido nombrada una de las cinco principales tendencias del mundo y se encuentra entre los ejecutivos de relaciones públicas más premiados del mundo.

En los últimos años, ha sido incluida en el Libro Global Power de PRWeek y como una de las mejores mujeres de PR News en PR. También recibió el Premio She Runs It 2017 Changing the Game, fue incluida en el PRWeek Hall of Femme y Connecticut Women’s Hall of Fame, y estuvo en la lista de innovadores principales de Holmes Report y en las 25 personas de relaciones públicas más poderosas de Business Insider .

A continuación te presentamos las 20 tendencias que predominarán el 2020 escritas por la visionaria Marian Salzman…

1.   DESESPERADOS POR EL TOQUE

Solo la semana pasada, he conectado con personas de media docena. Gracias a Zoom, Skype, WhatsApp, textos y DMs, nunca ha sido más fácil acercarse a amigos y colegas en cualquier parte del mundo. (¡Hay un rumor rodando de que nuestros celulares pueden ser usados para llamadas por voz!)

Pero aquí está la ironía: mientras más conectados estamos digitalmente, más arriesgamos desconectarnos física y emocionalmente. Vivir la vida más rápido con un toque a distancia —“chequeando Twitter”, “espera mientras chequeo rápidamente el puntaje del juego”— absorbe tiempo y atención que solíamos darle a conectar con las personas offline. Ya sabes, en la vida real.

Más y más, cada uno de nosotros vive dentro de nuestra propia burbuja individual y curada, escuchando listas de reproducción exclusivamente para nuestros oídos, jorobados por entretenimiento en nuestros pequeños aparatos, conectando con colegas por medio de mensajes en vez de persona. Almuerzos de trabajos se reemplazan por conversaciones grupales en Microsoft Teams.

Y estamos sintiendo el impacto. En nuestro centro, los humanos somos animales sociales. Necesitamos el contacto, y no solo emocional, pero físico también. Los niños deprivados de roce se desarrollan de manera fallida. Y adultos deprivados del roce responden de formas negativas variadas, desde agresión y depresión a problemas alimenticios y autolesiones. Ahora existe un término psicológico para esto: hambruna de piel.

Entonces, cómo están los humanos respondiendo a la desconexión moderna propulsada por la tecnología. Buscando contacto físico en cualquier forma que podamos. El ejemplo más obvio es el alza en los abrazos en la forma de “terapia de abrazo”. Más allá del movimiento de alto perfil “abrazos gratis”, también hay más abrazos como saludo entre hombres que el que solía haber —aún entre oponentes deportivos. ¿Y qué les pasó a los británicos antipáticos? Estos concursantes en el “Gran Show Británico de Hornear” duran el mismo tiempo agarrados de las manos y entrelazando brazos entre ellos como el que utilizan perfeccionando sus esponjas Victoria. Nos hemos vuelto tan hambrientos por el toque que ni siquiera necesitamos una pareja sentiente. Las probabilidades son muy altas en esta temporada festiva de que alguien que conozca reciba una sábana pesada. Es esencialmente un forro duvet llena de bolitas de plástico o vidrio para darle peso real. Versiones adultas oscilan entre 10 y 30 libras. Piensa: ese delantal que utilizas cuando te expones a rayos X en el dentista.

Los manufacturadores de sábanas pesadas dicen que la misma presión que ejercen en el cuerpo promueven la secreción de serotonina y melatonina, de la misma forma que reducen el cortisol. Esta pretensión con tono científico, pero lo que estamos hablando en lenguaje plano es el sentimiento de confort y seguridad que sentimos cuando nos acurrucan—aún si es por una sábana en vez de los brazos de alguien querido.

Y hay más. El uso de compresiones se está convirtiendo en un hábito. Es como una sábana pesada que te pone cuando sales sin que la gente se sorprenda. Lo que solía ser la preserva de atletas buscando mejorar su performance es ahora una forma comúnmente creciente para cualquiera experimentar presión táctil a través del día. En el mundo desconectado de hoy, las prendas de vestir de compresión tienen como fin el toque—aún si viene de leggins súper apretadas. De hecho, es una herramienta que se está mercadeando como útil para tratar autismo y ansiedad.

Pero espera—incluso hay más. Para esos que quieren sentir la experiencia de ser abrazados a otro nivel, existe la práctica japonesa de otonamaki. Luego de colocarse en posición fetal, al cliente se le envuelve en sábanas apretadas y luego por 20 minutos se le mese como una madre mesería a su recién nacido. Mientras esta práctica seguro grita “ataque de pánico inducido por claustrofobia” para algunos (incluyéndome), seguro continúa ganando favor el 2020.

2.   EL TERAPEUTA DE MASCOTAS ESTÁ DE MODA

Las personas y las mascotas tienen una trayectoria larga—alrededor de 14,000 años en el caso de los perros. Los académicos citan evidencias que exponen que hasta hace 6,000 años, los perros de individuos les daban trato especial en su propio derecho. Me puedo identificar con eso.

Ser devotos a nuestras mascotas no es nada nuevo. Lo que está cambiando es el rango de las cosas que esperamos de ellos. Este trato solía ser muy simple: de los gatos se esperaba que mantuvieran la población de ratones bajo control, y los perros podían ser entrenados para mantener afuera a los intrusos—y de vez en cuando quizás se le pedía que hicieran un truco interesante.

Ahora los dueños de mascotas esperan más. Un creciente número de personas buscan en sus mascotas apoyo en ellas—de cuatro patas, alados e incluso con escamas como proveedores de terapia no verbal. El fenómeno ha engendrado una mini industria. En los Estados Unidos, el Servicio Nacional de Registro Animal—el cual vende chalecos oficiales de animales y provee el certificado de “animales de apoyo”—tenía 2,400 animales registrados en 2011. Ocho años más tarde, ese número está cerca de los 200,000.

Las mascotas realmente llenan un vacío en la vida moderna, proveyendo confort, amor incondicional y afecto físico que muchos desean. Parte de esto viene con la tendencia número uno: el contacto físico. Para algunas personas, abrazar o acariciar mascotas es la única forma de contacto sostenido con un ser vivo que experimentan en el día. Se ha determinado que acariciar a un animal puede bajar la presión sanguínea. Así que no te sorprendas si más doctores comienzan a prescribir tener mascotas. Hasta estamos viendo universidades y lugares de trabajo donde permiten la entrada de perros de terapia para servir como desestresantes y soporte emocional. El cuidado de la salud mental es otra gran tendencia en el momento—y bastante merecido. Un amigo recientemente me dijo que su celular explotó con notificaciones de email una tarde. Ella estaba conduciendo y pensó que era una emergencia de un cliente, así que se aparcó y chequeó. Resultó que su agencia estaba teniendo sesiones para acariciar cachorros y la gente estaba alarmada porque el formato de registro online no estaba funcionando.

¿Qué tan lejos irá esta tendencia? Bueno, ya estamos viendo yoga con cabras y abrazos a vacas—¡Así que muy lejos! La gente está pagando un buen dinero para hacer poses de perro mientras una cabrita bebé les salta encima o para acostarse en la grama acurrucando una vaca.

El contacto físico + el amor incondicional + la inhabilidad de responder verbalmente = exactamente lo que el doctor ordenó mientras nos adentramos al caos especulado del 2020.

3.   CONSCIENCIA NEURAL

Silenciosamente, casi de manera subliminal, números crecientes de químicos cerebrales han estado colándose en los medios de comunicación. Hemos escuchado de compañías de tecnología ingeniar sus productos de manera tal que induzcan golpes de dopamina, mientras la música lo hace sin esfuerzo. Hemos aprendido que el ejercicio no solo te hace más fit y saludable, sino que también estimula la segregación de endorfinas que reduce el dolor y mejora el estado anímico—el famoso “runner’s high”. Hemos descubierto que el placer de contacto íntimo tiene que ver con la oxitocina—que no se confunda con el opioide para el dolor llamado oxicontina. Y hemos sido advertidos de los hábitos que incrementan el cortisol. Ninguno de esos neuroquímicos son nuevos. Lo que es nuevo es nuestra concientización de que existen y lo que hacen. El conocimiento viene a nosotros por cortesía de las nuevas y poderosas tecnologías que permiten a los científicos explorar—y potencialmente explotar, los trabajos del cerebro y el cuerpo.

Los conceptos cool de la neurociencia han hecho un salto de los densos papeles académicos a los medios convencionales, y desde ahí a la cultura popular. Las nuevas tecnologías de escaneo cerebral tales como fMRI generan imágenes impresionantes a color del cerebro, mostrando cuáles áreas están activas cuando alguien toca música o planea un viaje, o resuelve un problema matemático. De igual manera, mide de manera rápida los neurotransmisores para hacer posible rastrear el perfil de cortisol diario de una persona.

Para una cultura obsesionada con la innovación, y crecientes sufrientes de desórdenes mentales y emocionales, preocupándose por lo que la tecnologías nos estará haciendo en nuestro cerebro, la neurociencia promete nuevas alternativas para ayudar a que todo esto tenga sentido.

4.   LUJO DE AIRE LIMPIO

Estamos en la era de la creciente angustia global por la contaminación del aire, especialmente “partículas en suspensión”—las pequeñas partículas llamadas PM2.5 que son lo suficientemente pequeñas como para entrar al corriente sanguíneo a través de los pulmones. Alrededor de un año atrás, PMI comisionó un estudio de 31 países en las actitudes frente a problemas de salud pública. Dentro de los nueve problemas explorados en una encuesta, la contaminación del aire surgió como la más preocupante—por encima de la obesidad, fumar e incluso el abuso de opioides. Se consideró “muy importante” por 65% de los 10,000 respondientes. Tenían razón en preocuparse. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 91% de los residentes de ciudad alrededor del mundo respiran aire que excede los límites de seguridad de contaminación. La organización tiene una creciente base de data que ahora cubre 43,000 ciudades en 108 países.

Cada día que pasa trae nuevas alertas sobre el aire que las personas no tienen más chance que respirar. Los fuegos forestales en Australia, California, Indonesia y Brasil recorren grandes áreas de aire intoxicante. Como los granjeros de India quemaron rastrojos en sus campos este otoño, la calidad del aire en Nueva Delhi llegó a niveles tóxicos, con polución del aire en el norte de India, llegando a niveles oficialmente descritos como “insoportables”.

La situación en Europa también es crítica, estimando la Agencia Europea de Medio Ambiente reportó en 2019 unas 412,000 muertes prematuras causadas por las partículas en suspensión. En las partes más viejas del sistema subterráneo de Londres, los pasajeros inhalan partículas finas de polvo, metal, piel y fibras de ropa que están 10 veces por encima de los límites de la OMS, mientras los peatones en las calles más ocupadas de Londres inhalan niveles de dióxido de nitrógeno que amenazan la salud. La situación es tan mala que las personas que quieren comprar casas buscan descuentos de hasta 20% en las áreas de mayor contaminación, las cuales pueden ser identificadas en la web de addresspolution.com

En París, la alcaldesa Ann Hidalgo ha estado en una situación apretada en sus intentos de reducir el tráfico vehicular en la ciudad, la cual rutinariamente sufre altos niveles de polución del aire durante las oleadas de calor en verano. Los oponentes dicen que estas movidas penalizan a los pobres que no pueden pagar vehículos nuevos menos contaminantes.

5.TREE CHIC

Ahora, dada la creciente histeria sobre la polución del aire y la caída del medioambiente, las ciudades comienzan a competir y cooperar para ser más verdes. Los árboles urbanos son un tema para fanfarronear. Entre más árboles, mejor, porque se ven bien, a las personas les gustan y proveen muchos beneficios. Ayudan a protegerse del calor que produce el concreto al atraparlo del sol, limpian el aire, producen felicidad, reducen el estrés, la velocidad del viento, entre otros. París busca plantar bosques urbanos alrededor de cuatro sitios históricos. Seúl ha plantado más de 2,000 jardines. Melbourne planea duplicar su cobertura de dosel al 40% para el 2040, y Nueva York está plantando 1 millón de árboles.

Georgia es conocida como una ciudad en un bosque, pero existe competencia entre cuál ciudad tiene más árboles. Para ayudar a resolver algunas de estas riñas, Treepedia está construyendo un mapa interactivo basado en imágenes aéreas y data. Hasta ahora, los líderes son Tampa, Florida (36.1%), Singapore (29.3%), Oslo (28.8%), Vancouver (25.9%) y Montreal (25.5%).

6. MICROMOVILIDAD

Las ciudades no sólo están más contaminadas, también se están volviendo más grandes. Al momento existen 496 ciudades con población de al menos 1 millón y 31 megaciudades, que acogen más de 10 millones. Mover todas esas personas alrededor con el transporte convencional es un gran dolor de cabeza. Un creciente número de urbanidades están tomando los problemas en sus propias manos, convirtiendo formas ágiles de micromovilidad—aparatos con ruedas pequeñas que son más rápidos que caminar y más fáciles de manejar que un carro. Los mayores proveedores tales como Lime and Bird han colocado tiendas en más de 100 ciudades a nivel mundial. Los usuarios las aman—y no es para menos porque quienes las rentan pueden dejarla en cualquier esquina pública cuando acaban—pero los oponentes dicen que son peligrosas (al menos 11 usuarios han muerto desde 2018, mientras muchos otros se han lesionado).

7. SALIÉNDOSE DEL CAMINO

Las multitudes son inevitables. Los turistas internacionales en 2018 llegaron a 1.4 billones—más de la población de Europa y América del Norte combinadas. Esto fue dos años antes del crecimiento proyectado. El turismo en masas forza a 271,000 residentes permanentes de Venecia a rozarse los hombros con 20 millones de turistas al año. Esto es alrededor de 74 turistas por residente. Esto puede provocarle desaliento a cualquier persona con una lista de deseos. Pero por un lado, es un gran incentivo para ver los destinos poco conocidos que están fuera de la zona de confort.

8.YO ROBOT

Con más de 100 millones de aparatos de Alexa vendidos, junto con competidores como Apple’s Homepod y Google Assistant, no es una exageración decir que ya hay gente que interactúa más con sus bocinas inteligentes que con sus familiares. Si alguna vez te encontraste charlando con Alexa, sabes qué tan rápido estos equipos pueden comenzar a convertirse en miembros de tu casa. Y sabes qué tan fácil se puede volver una relación de amor odio.

Estamos en los primeros tiempos de nuestras relaciones con inteligencia artificial. Mientras nuestros dispositivos se vuelven más inteligentes y maestros del procesamiento del lenguaje, estaremos volviéndolos nuestros confidentes, amigos—hasta parejas románticas.

En 2017, mi vieja agencia condució un estudio global que encontró que uno en cuatro millennials creen que será normal para los humanos y robots desarrollar amistades e incluso relaciones románticas. En algunos mercados, esa figura era aún más alta—llegando a 54% en china y 45% en India.

9. ESCRIBIENDO TERCEROS ACTOS

¿Cómo nos referimos a los planes de las personas para esos años extra de vida? Solía ser “cuando te retires”, pero ahora la idea de retirarse se torna borrosa y comienza a desaparecer. Muchos siguen trabajando más allá de su edad oficial para retirarse, ya sea porque disfrutan mantenerse activos o porque no tienen suficiente dinero para vivir una vida de lujo en sus años dorados. Los baby boomers envejecientes han tomado la frase “tercer acto” para señalar que los primeros dos son la niñez y la adultez. La actriz Jane Fonda, ahora en sus 80, popularizó el término y habla sobre sentirse “muy intencional sobre darse cuenta que depende de ella cómo la última etapa de su vida se desarrolla”. Algunos seniors menos políticamente activos optan por perseguir nuevas carreras, nuevas relaciones, o pasiones que antes no tenían.

10. HACIENDO A CADA COMPRA VALER

En la última década han habido cambios en actitudes frente a comprar cosas—un creciente alejamiento contra el sobreconsumo y todo desechable. En el polo radical está el movimiento minimalista, el cual aboga por deshacerse de todo lo que no necesitas. Menos radical es el “suficientismo”—un acercamiento que se basa en tener lo que necesitas para estar cómodo. El problema es simple: la gente está cansada de vivir vidas reducidas—rodeadas de ítems que ya no quieren y que nunca realmente necesitaron. La fórmula mágica del consumerismo es—trabaja duro>cobra tu sueldo>compra cosas>siéntete bien>repite—ya no es tan mágica. Comprar cosas no se siente tan bien ahora que muchos de nosotros reconocemos cuánto desperdicio envuelve—y las consecuencias en las personas y el planeta.

11. FALSO TODO

Valoramos versiones falsas de hamburgers, piel, madera, y otro productos porque ellos también, tienen una historia personal, una que está arraigada a la gente inteligente y éticamente consciente que las inventó. Los productos falsos sirven como sustitutos para las cosas por las cuales nos preocupamos (ejemplo, producción de carne insostenible, árboles amenazados, nos da control sobre los ingredientes que consumimos y el impacto que estamos teniendo en la gente y el planeta. Todos estos productos se han descrito como falsos, pero el sentimiento de las personas de haber hecho una decisión ética es muy real. Estas tendencias nacen del deseo de las personas de ser más inteligentes, conscientes y ciudadanos planetarios. Todo se trata de consumir en formas que reduzcan daños por los cuales nos preocupamos. Espera la explosión de esos productos el 2020.

 12. LA ERA DE LA RABIA CONTINÚA

¿Es mi imaginación, o parece que el mundo online a veces se mueve en un 30% con memes y videos de gatos y en un 70% por crueldad y vitriolo? Esto definitivamente ha sido mi impresión—al menos en las redes sociales. Si te encuentras en una discusión en ciertas esquinas del internet, debes pensar cuidadosamente antes de tratar de oponer un punto de vista u ofrecer una línea de información que no va acorde a la establecida. De otra forma, corres el riesgo de ser atacado por una jauría de chacales que están molestos de que alguien se atrevió a preguntarle sus puntos de vista.

13. ¡A LOS BUNKERS!

¡Invasiones a hogares! ¡Violencia con armas! ¡Robo de identidad! ¡Ataques cibernéticos! ¡Cambio climático! ¡Robots robando trabajos! ¡Tecnología friéndonos el cerebro! ¡Desorden civil! ¡Extinción Masiva! Para aquellos de nosotros inclinados a la preocupación, estos son solo algunos de los titulares que confirman nuestros peores miedos.

La respuesta natural del cuerpo es inmediata, pelear, huir o congelarse—la respuesta del estrés. Cuando la amenaza está constantemente allí de fondo, la respuesta es más como un sentimiento de agitación y ansiedad. Estamos inconscientemente esperando lo peor mientras seguimos con nuestra vida diaria. Los mercadólogos tendrán que entender las implicaciones de la mentalidad de bunker a través de las industrias. ¿Qué tipo de inversión tiene sentido para aquellas personas que piensan que el mundo está punto de explotar? ¿Cuáles productos—aparte de las pistolas y las cámaras—pueden ayudar a las personas a sentirse más seguras en sus hogares?

14. LEVANTANDO EL PUENTE LEVADIZO

La mentalidad de bunker es evidente online, también. Cuando el internet se volvió público, la mayoría de las personas se rehusaban a proveer información, especialmente financiera. ¿Por qué alguién le daría su tarjeta de crédito a alguien más que no puede ver? El Juniper Research estima que los cibercriminales robarán alrededor de 33 billones de dólares de records en 2023. Cybersecurity Ventures predice que el costo anual del cibercrimen llegará a 6 trillones de dólares en 2021. El 2020 verás a más personas reconsiderando su relación con el internet y las redes sociales—siendo mucho más vigilantes en la seguridad de su privacidad, anonimato y sentido de seguridad. Edison Research encontró que existen 15 millones menos de estadounidenses en Facebook en 2019 en comparación con 2017. La caída más significativa ha sido entre los usuarios más jóvenes, entre las edades de 12 y 34. Esto va en línea con la investigación de Hill Holiday, la cual encontró que más de 60% de Gen Zs tienen la intención de descansar de las redes sociales y 24% aspira a dejarlas completamente.

15. #METOO 3.0

Estamos en una nueva fase del movimiento #MeToo y los intentos de detener el acoso sexual, la violencia sexual, y la desigualdad de género. El movimiento surgió en 2006 en MySpace, lo que sería #MeToo1.0. La frase tuvo un regreso en 2017. #MeToo2.0 surgió luego de que Ronan Farrow y The New Yorker desarrollaron una investigación sobre Harvey Weinstein. Muchas mujeres alrededor del mundo, incluyendo famosas, hablaron de las transgresiones contra ellas.

Ahora, en esta nueva fase del movimiento—#MeToo3.0– estamos viendo los resultados de que las personas estén conscientes del problema, tanto online como offline. No se trata solo de acoso sexual y violencia. Se trata de asunciones y comportamientos que previamente fueron pasados por alto. Al entrar al 2020, más personas—hombres y mujeres— señalarán el sexismo y maltrato por género.

16. EL ALZA EN EL CENTRISMO

Mucha gente se siente comprometida a tomar líneas rígidas de división, en convertirse en más polarizados, pero otros han dejado esta tendencia. Hablando de esta tendencia está el show de televisión popular, Black-ish. Relata la vida y problemas que enfrenta una familia que algunas personas no considerarían “suficientemente negras”. Rainbow, la madre, es biracial, lo que significa que sus hijos también lo son. Por encima de eso, viven en un vecindario blanco y están rodeados principalmente de blancos en el colegio y el trabajo. La serie provoca preguntas interesantes sobre pertenecer a un mundo donde los números crecientes de las personas se acumulan en distintas capas de identificación y afiliación. Las ambigüedades de la vida moderna pueden causarles incomodidad a algunos. Estas personas quieren reafirmación de categorías simples, como negro y blanco con ningún tipo de tonalidad gris. Las fusiones son partes de la vida moderna.

17. ¿CÓMO ESTOY HOY?

De seguro has notado a las personas mirando constantemente su reloj inteligente por más tiempo del que toma chequear la hora. Si ves más de cerca, te darás cuenta que están viendo cómo están hoy, desde sus signos vitales hasta sus metas de salud.

Para los números crecientes de personas, hay algo irresistible sobre los aparatos que ponen las estadísticas del día a día y les dan un récord de KPIa personales. Para cosas que todavía no se pueden trazar automáticamente, pueden introducir la data de manera manual: MyMoodTracker para emociones, MyNetDiary para nutrición, Way of life para hábitos deseados y Pooplog para visitas al baño.

18. PLANTA-PARA-EL-PLATO

Nadie todavía ha entendido cómo conseguir energía de la fusión fría, pero la gente inteligente está surgiendo con respuestas a otro gran conundrum de nuestra edad: cómo conseguir productos de carne de plantas sin involucrar animales. No era un problema hace unos años, pero ahora se está convirtiendo en uno para muchos consumidores.

Crecientes números de consumidores creen que el caso contra la carne se vuelve más fuerte por las preocupaciones entremezcladas del sufrimiento de las granjas, el impacto de la producción de carne en el medio ambiente y los efectos de la carne en la salud humana.

Consecuentemente, la moda libre de carne está creciendo. Todo lo que necesitábamos eran productos líderes que tomaran control. Y carne basada en plantas—algunas inclusas impresas 3D— es solo el comienzo.

Los productos lácteos también están implicados, lo que explica las tendencias a alternativas no basadas en leche—leche de avena, almendra y coco para nombrar tres. Es un mercado global que valió USD$11.9 billones solo en 2017 y se proyecta llegar a más de USD$38 billones con más de 14% de crecimiento anual.

19. DE LA GRANJA A LA MESA

Cada vez más estamos concluyendo que se debe hacer algo para revertir el impacto del plástico en el medio ambiente. Recientemente se probó que reciclar es una solución débil a un problema masivo.

Mientras los consumidores claman responsabilidad, los negocios están escuchando. Más temprano este año, la multinacional británica Marks & Spencer lanzó empaques de frutas y vegetales libre de plástico. Llevando el concepto más allá, algunas compañías están creando el empaque biodegradable con calabaza.

La innovación no se detiene ahí. En el sur de California, una marca de cannabis está creando empaques de plástico recuperado del océano. En India, un start up está haciendo ladrillos de desechos de plástico. Colgate lanzó un empaque de pasta de dientes reciclable. Heineken está dejando de usar los aros de plástico. Estos son algunos ejemplos.

20. PODER JUVENIL

La adolescente sueca Greta Thunberg de 16 años y ya organiza reuniones con grandes políticos de Gran Bretaña, la Unión Europea y las Naciones Unidas. Es una gigante de los medios. A penas un año luego de su huelga por el clima en Estocolmo, estuvo liderando una reunión con líderes políticos en Davos.

Fue el activismo de Malala Yousafzai que llevó a que le dispararan en la cabeza a la edad de 15 años por los talibanes. Sobrevivió y nació la Fundación Malala para recompensar el derecho de las niñas de 12 años a una educación libre, segura y de calidad. A los 17 años, le dieron el premio Nobel de la Paz junto a la activista de los derechos de los niños, Kailash Sartyarthi.

Estos son algunos de los ejemplos. Estas activistas reconocen que el progreso está en el diálogo y el entendimiento mutuo y no gritando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2,447 total views, 11 views today