Tómate un momento y piensa en tu salario y sueldo. Tus bonificaciones. Tus opciones sobre acciones. ¿Qué explica cuánto (o cuán poco) ganas? ¿Es tu educación? ¿Tu experiencia o antigüedad? ¿El desempeño de tu organización, el costo de vida en tu zona, tu ocupación o tu propio desempeño individual?

En los últimos años, Harvard Business Review ha encuestado a más de mil trabajadores de tiempo completo y a más de 150 empleadores y otros gerentes en los Estados Unidos sobre lo que pensaban que determinaba los respectivos sueldos y salarios. Específicamente, se les preguntó cómo de importantes creían que son los factores anteriores, entre otros. Los resultados fueron inequívocos: ningún factor recibió tanto apoyo como el desempeño individual.

Quizás te pueda interesar: Nuevas tendencias en la gestión de RR.HH. para este 2021.

En la encuesta de trabajadores a tiempo completo, dos tercios de los encuestados dijeron que era una base muy importante de su salario. Otro 20% dijo que era “algo" importante. En conjunto, un 85% creía que su desempeño individual era un determinante importante de las cifras en su cheque de pago.

...