fbpx

COVID-19: ¿Cómo daña al bolsillo del deporte?

Revista Mercado22 marzo, 20206min
68568328_s.jpg

El Comité Olímpico Internacional (COI) se encuentra en una encrucijada. La celebración de los Juegos Olímpicos, previstos para Tokio entre julio-agosto de 2020, enfrenta con grandes brechas de probabilidad una cancelación producto de la ya escalada crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 o coronavirus, que alcanza a fecha actual en 185 países unas 11,012 muertes y 267,013 casos sospechosos.

Dicha cancelación ha sido presentada al Comité Olímpico por esfuerzos conjuntos de poderosas federaciones del deporte, conscientes del aumento exponencial del riesgo infeccioso que podría traer consigo masivas aglomeraciones de fanáticos y deportistas de diferentes naciones del mundo en estadios o centros deportivos.

El número de organizaciones deportivas preocupadas por los posibles peligros que implicarían dichas Olimpíadas y que han hecho llamados de atención al Comité Olímpico Internacional (COI) ha aumentado por día; pero dicho comité aún se ve escéptico ante la cancelación de dichos juegos a unos 4-5 meses de su celebración.

En el mismo sentido diversas organizaciones deportivas estadounidenses, sumadas a la Federación de Atletismo de los Estados Unidos, alarmadas por la rápida y letal expansión del COVID-19, han solicitado al Comité Olímpico Internacional (COI) la postergación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

La fórmula de la crisis que se entrevé para el bolsillo del deporte no se limita a amenazas de contagio masivo ni a insistentes llamados de organizaciones deportivas. Uno de los mercados que podrían verse severamente afectados por la pandemia en curso y que hasta ahora no ha presentado a nivel global una picada notable, es el de fichajes para clubes de fútbol profesional y agentes.

Dicho mercado de fichajes, en el que se manejan cuantiosas sumas de dinero, consiste en la transferencia de jugadores profesionales de club a club en un período específico del año, dividido entre mercados de invierno y de verano.  La pandemia de COVID-19 traerá consigo un límite en los traspasos de jugadores profesionales, la penalización de clubes y agentes, contratos finalizados, jugadores en la pista de despegue y clubes carentes de recursos para reforzar. Entradas fijas como el acceso diario a museos de estadio y actividades pedagógicas se deberán cancelar.

Sobre las cancelaciones de eventos deportivosque se han venido materializandose debe hablar con mayor prontitud al representar pérdidas enormes para clubes y centros de recreación deportiva. La Federación Italiana de Fútbol, país que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decretado el de mayor número de muertes, sobrepasando incluso a China (foco primario de infección), ha cancelado todo tipo de actividades hasta el 3 de abril de 2020. Dicha medida afectará cerca del 75% de clubes profesionales del país y traerá consigo pérdidas valoradas en 600 millones de euros por derechos televisivos y 200 millones de euros de perjuicio por patrocinadores.

Se han suspendido Ligas en España al menos por dos semanas, en Reino Unido (hasta el 30 de abril), en Alemania (hasta el 2 de abril), en Portugal y en Francia. El total de pérdidas estimadas para las cuatro grandes Ligas de fútbol de Europa: España, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia, suman unos 4,000 millones de euros (4305.4 millones de dólares). Los duelos de Octavos de Final de la Champions League fueron también suspendidos.

La UEFA ha decidido posponer la Eurocopa para el mismo período en curso del año próximo. En el mismo sentido, los directivos de clubes de renombre como el Barça, para el que un 70% de su presupuesto representa el salario de sus jugadores, evalúa reducciones salariales en las semanas o meses que dure el “paro” deportivo. Los directivos aguardan la cooperación indiscutible de sus jugadores para afrontar esta crisis.

Los partidos de la Selección Mexicana programados para marzo en los Estados Unidos, República Checa y Grecia, han sido cancelados. El Mundial de Qatar y la Copa Libertadores fueron también suspendidas. La Copa América fue pospuesta para el próximo año.

Diversas ligas en los Estados Unidos han cancelado todo tipo de actividades, como: NBA (que estima pérdidas solo en derechos de taquilla, unos 500 millones de dólares y en total 1.2 billones de dólares); NHL, MLS por 8 semanas y Nascar (que combinados estos tres perderían alrededor de 900 millones de dólares; MLB (que estima pérdidas de 2 billones de dólares); NCAA (con pérdidas estimadas en 1 billón de dólares). Ligas de tenis retomarán actividades el 7 de junio de 2020, como: la ITF, la ATP y la WTA.  Eventos como el Moto GP, Medio Maratón de Madrid y GP de la Fórmula 1 han restringido y/o suspendido actividades.

La industria del deporte, uno de los soportes esenciales de la industria del entretenimiento, se enfrentará también a las terribles consecuencias de la pandemia COVID-19 o coronavirus. La respuesta a una crisis de tal magnitud, conllevará objetividad, cooperación y estrategia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.