fbpx
16. julio 2019 Rep. Dom.29°C

Cuando los equipos pequeños son mejores que los grandes

Lucy Nuñez13 julio, 20194min328
vector-isometric-teamwork-illustration.jpg

Los descubrimientos y los inventos de gran impacto rara vez surgen de un científico en solitario; por lo regular, se derivan de redes complejas de innovadores que trabajan juntos en equipos más grandes y diversos cada vez más complejos. Esta tendencia refleja una conclusión importante que se ha convertido en una receta sencilla: cuando se trata de equipos, es mejor que sean más grandes.

Esto nos lleva a preguntarnos si no es insuficiente la idea de depender solo de equipos grandes. Nuestra investigación indica que el tamaño del equipo impone fundamentalmente el tipo de trabajo que el equipo puede producir, y que un equipo de menor tamaño confiere ciertas ventajas importantes que no tienen los equipos grandes.

Los equipos grandes desarrollan, los equipos pequeños revolucionan.

A fin de estudiar los efectos del tamaño del equipo, analizamos más de 65 millones de artículos, patentes y productos de software que surgieron entre 1954 y 2014.

Nuestros análisis revelaron un patrón casi universal: mientras los equipos grandes tendían a desarrollar y promover ideas y diseños existentes, los más pequeños tendían a transformar las formas de pensar vigentes con nuevas ideas, inventos y oportunidades. Los equipos grandes se distinguen por resolver problemas, pero los equipos pequeños tienen más probabilidades de plantear los problemas nuevos que más tarde resolverán los equipos más grandes.

Apoya a los equipos pequeños.

Nuestro trabajo tiene algunas implicaciones clave prácticas. En general, los equipos grandes siguen siendo importantes en muchos niveles, que incluyen el trabajo a gran escala relacionado con las patentes, el desarrollo de software y otras áreas. Sin embargo, apoyar solo a los equipos grandes podría entorpecer el desarrollo de ideas innovadoras al obstaculizar la conexión floreciente de la ciencia y la tecnología. Sin los equipos pequeños, quizá nunca descubramos los problemas nuevos que deben resolver los equipos grandes ni los productos nuevos que tienen que desarrollar los equipos grandes.

Esto significa que ambos tipos de equipos son esenciales para la vitalidad de la innovación a largo plazo: aunque los equipos pequeños pueden ocasionar disrupción e innovación, los equipos más grandes pueden tomar el balón y participar en un mayor desarrollo de un área determinada, como parte de un círculo virtuoso.

Determinar el tamaño adecuado de un equipo para el trabajo podría ser la primera solución que tienen que dar los líderes del mañana a fin de explotar el potencial de sus empresas.

Harvard

Lee también: Cómo hacer que los trabajadores que perciben salarios bajos tengan atención médica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.