19. abril 2019 República Dominicana29°C

El muro "impenetrable" de Nicolás Maduro

Jean Garrido7 febrero, 20193min1045
1200x-1-6.jpg

El régimen autoritario del presidente Nicolás Maduro parece ir en serio sobre su amenaza de impedir que la ayuda humanitaria entre a Venezuela.

Del lado venezolano de un puente en desuso hacia Colombia, han colocado dos contenedores de carga a través del camino y las fuerzas de seguridad se han ubicado detrás de ellos. Este cruce fronterizo se ha convertido en el punto focal del esfuerzo de Juan Guaidó, el legislador que trata de expulsar a Maduro con el respaldo de EE.UU. y otros países, para obtener ayuda en el país y atender la hambruna en Venezuela, y socavar aún más el control de Maduro

A pesar del hambre generalizada y la escasez de productos básicos en Venezuela, Maduro rechazó la ayuda de Estados Unidos después de que Washington reconoció al líder opositor Juan Guaidó como el legítimo gobernante.

Desde el martes, los militares leales a Maduro instalaron con montacargas dos contenedores y un camión cisterna del lado venezolano del puente fronterizo de tres carriles que comunica con la ciudad colombiana de Cúcuta. Cerca al lugar, soldados venezolanos armados hacen guardia en el edificio de aduanas, amenazando con repeler cualquier intento de cruzar la frontera.

El cruce de Cúcuta estuvo tranquilo ayer, pero los funcionarios migratorios colombianos se retiraron del principal puente fronterizo, debido a las crecientes tensiones con Venezuela.

En la fronteriza ciudad venezolana de Ureña los residentes se inscribieron en listas de espera supuestamente para recibir la ayuda humanitaria. “Desde ayer me anoté en listas para recibir la ayuda humanitaria, pero después nos dijeron que no iba a funcionar así. Estamos desesperados, nuestro dinero no vale nada en nuestro país y tenemos hambre”, dijo Livia Vargas, de 40 años. “A Maduro quizá no le conviene la ayuda, pero él debe pensar incluso en los chavistas que no tienen qué comer”, agregó.

La ciudad más grande a lo largo de la frontera, Cúcuta, ha sido una ruta de tránsito para muchos de los 3 millones de venezolanos que han huido en los últimos años. Miles cruzan a diario el puente que conecta la ciudad con Venezuela, restringido solo a peatones, para comprar comida y medicinas.

La presión internacional sobre Maduro para que renuncie está creciendo, luego de que más de una veintena de países de la Unión Europea se sumaron a Estados Unidos, Canadá, Israel, Australia y un grupo de naciones latinoamericanos al reconocer a Guaidó como presidente legítimo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.