24. mayo 2019 República Dominicana29°C

El último desfile del Káiser

Lucy Nuñez16 mayo, 20199min699
karl-lagerfeld-desfile.jpg

Una era de resplandor, realeza y sublimes reinados en la corte de la industria de la moda mundial, el soberano Karl Lagerfeld correspondía su mandato con el que fue un compromiso vitalicio. Sin herederos, el diseñador germano, el ‘Káiser’ de la moda, como se le conocía, dejó este mundo con las botas puestas, o, mejor dicho, con las gafas de sol que formaron parte de su iconografía.

Su legado lo dejó en la pasarela, como no podría ser de otra forma, ultimando los detalles de las dos colecciones que estaba a punto de presentar. La primera, para Fendi, en Milán, marca de la que era responsable desde 1965; y la segunda, para Chanel, en París, de cuya dirección creativa se hizo cargo en 1983.

Hombre omnipresente y polifacético. Diseñó para las firmas más prestigiosas de la industria, como Balmain, Jean Patou y Chloé y fundó su propia enseña hace 45 años.

View this post on Instagram

See the #CHANELFallWinter 2019/20 Ready-to-Wear show by Karl Lagerfeld and Virginie Viard, presented at the Grand Palais in Paris. #CHANELintheSnow #CHANEL #PFW @caradelevingne @rebeccalongendyke @maike.inga @camhrl @iosonomariacarlaboscono @riannevanrompaey @catmcneil @ninafresneau @lia.pavlova @yasminwijnaldum @birgitkos @laurenjdg @micarganaraz @greta_varlese @thalercarolina @anokyai @kdhwillems @lea_jul @elizakallmann @aivita_muze @charlotterosehansen @mona_tougaard @alinchozz @moiraberntz @alyssahpaccoud @ninamarker @jingwenll @selenaforrest @saradijkink @tamiwilliamsofficial @ola_quetal @amandagooge @amandasanchez @victoriia_evseeva @dear.ratner @adesuwa @alberteemortensen @gisellenorman1 @marjanjonkman @iamhyunjishin @lovegrace_e @vanessa.hartog @alexxandramicu @_lilystewart_ @maudhoevelaken @mathilde_henning @binxwalton @mariamiguel.a @emm_arruda @crisherrmann @sarahemerson_15 @soojmooj @deirdrefirinne @kat_carter__ @laurijnbijnen @anna_ewers @vittoceretti @lexiboling @sarahdahll @ineneefs @fransummers @lafaretta @felicenova @walldamort @adutakech @kris_grikaite @penelopecruzoficial @kaiagerber @mxlunaa

A post shared by CHANEL (@chanelofficial) on

Fotografiaba sus propias campañas, firmó innumerables libros y protagonizó no pocos documentales que ayudaron a construir su leyenda. En un escenario en el que el juego de tronos de los grandes de la moda era una constante, Lagerfeld mantuvo imperturbable su liderazgo.

Desde su estelar aparición en un concurso en París a mediados del siglo pasado, conocimos distintos perfiles de Karl Lagerfeld; excéntrico, genial, irreverente… cada uno único e inimitable.

Pasó su niñez lamentando no haber nacido antes para haber disfrutado de los primeros transatlánticos y el Expreso de Oriente. El frío Hamburgo de la posguerra que le vio nacer no era el mejor escenario para recrear aquella época de esplendor, relataba en The New Yorker, así que, siendo adolescente, marchó a París en busca de un futuro a su altura.

Gracias a su triunfo en el certamen International Wool Secretariat en París, Karl entró como asistente junior en Pierre Balmain en 1955, que en aquel momento encabezaba una de las casas de alta costura más prestigiosas del país, y del mundo.

 


Las edades del Káiser en la moda

1954

El 14 de diciembre de 1954, Karl Lagerfeld, entonces con 21 años, se presentó al certamen International Wool Secretariat en París. Yves-Saint-Laurent quedó como ganador del primer y tercer premio de la categoría de vestidos, y Karl en el primero de la categoría de abrigos.

1982

Fue el año en que asumió la dirección creativa de Chanel. En ese momento la ‘maison’ estaba de capa caída. Gabrielle había fallecido hacía 11 años y la empresa se mantenía a flote con las ventas de perfumes y una discreta línea de ropa.

2004

Como diseñador de Chanel ya era una leyenda en el mundo de la moda, pero su colaboración con H&M publicitada en todo el planeta le acabó de convertir en un ícono global, hasta el punto que el mismo reconocía que no podía salir a la calle sin ser abordado.


 

Su ascenso en este taller fue imparable. En un documental autobiográfico, él mismo revelaba el secreto del éxito que le acompañó siempre. “Éramos cuatro en el taller y yo hacía el trabajo de todos. Ellos se iban a sus casas y yo seguía trabajando. A los seis meses se dieron cuenta de que no hacían nada, los echaron y me nombraron jefe”.

Tras dejar Balmain, Lagerfeld fue designado director creativo de House of Patou, donde concibió varias colecciones siguiendo el legado de este fundador. Las primeras críticas fueron bastante demoledoras. El resultado fue su dimisión. Tras esta experiencia, empezó a colaborar con la firma Tiziani, con la que llegó a vestir a Elizabeth Taylor.

En 1964 se unió al equipo de diseñadores de Chloé y poco a poco fue produciendo más prendas de sus colecciones, hasta diseñar un desfile entero. En 1967 entró a formar parte de la casa italiana Fendi, en una relación estable que duró hasta sus últimos días.

Lagerfeld ya tenía 49 años cuando pasó a formar parte de Chanel. Para entonces, ya era uno de los diseñadores más respetados de la pasarela. En 1982, Alan Wertheimer, el presidente de la marca, le propuso asumir la dirección creativa de la firma en un momento de decadencia para la ‘maison’.

Su fundadora había fallecido hacía 11 años y la empresa se mantenía a flote con las ventas de los perfumes y una discreta línea de ropa. Este diseñador aceptó el reto. Su genial estrategia se basó en transformar el legado de Chanel a través de toques irreverentes.

De esta forma, la chaqueta de ‘tweed’ se convirtió en una microminifalda y los collares de perlas se renovaron en forma de modernas cadenas. Lejos de provocar el estupor de la industria, se ganó su bendición. Su visión revolucionaria se podía resumir gracias a una conversación imaginaria que Lagerfeld mantuvo con Coco Chanel en un documental, en la que esta le preguntaba: “¿Qué crees que estás haciendo?”; a lo que él le respondía: “Mantenerte viva”.

Una facturación de más de 8,000 millones de euros anuales demuestra hasta qué punto Lagerfeld obró el milagro de la resurrección. En poco tiempo, ya era una leyenda en el mundo de la moda, pero todavía le quedaba más. Lagerfeld se había convertido en un ícono global.

Estas y otras informaciones de interés la puedes encontrar en la edición especial de Revista Mercado, Inteligencia de Negocios, con el tema: «The Now Generation» también te puedes suscribir en http://www.revistamercado.do/suscripciones/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.