El valor de la eficiencia energética en los Datacenter

Rafael_Reyes.png

Rafael Reyes / Gerente General Unitrade, SRL.

Mientras más cercana es la salida a la entrada, más eficiente el sistema. Dado que, entre la entrada y la salida hay un proceso donde la energía se transforma (pérdidas), la salida nunca es igual a la entrada. De ahí que en física, la eficiencia ideal de un sistema es 1, lo que quiere decir que la entrada es igual a la salida, y por lo tanto no hay pérdidas. En la realidad esto nunca sucede.

En electricidad el concepto de eficiencia se puede leer de la siguiente forma: dado un equipo eléctrico (aire acondicionado, UPS, luces, etc) cuanta energía eléctrica de la que recibe es usada para funcionar (consumo eléctrico) y cuanta es entregada según la naturaleza del equipo.

Por ejemplo, digamos que una lámpara led recibe 100 vatios de energía, de la cual usa 10 vatios para funcionar (consumo) y entrega en forma de luz (naturaleza del equipo) el resto de la energía, en este caso 90 vatios.

Por lo tanto, para este ejemplo, la lampara led tiene una eficiencia de un 90 %, pues 90/100=0.9 ó un 90 %.

Cuando el concepto de la eficiencia eléctrica lo aplicamos a equipos eléctricos de altas capacidades, como por ejemplo un UPS de 100 KVA en un centro de datos, o un sistema de aire acondicionado de 100 toneladas, entonces cada 1 % de eficiencia que logremos aumentar produce un alto ahorro en dinero por concepto de facturación eléctrica, principalmente, con el alto precio de KW/h en nuestro país.

Para ilustrar mejor, analicemos otro ejemplo.

Supongamos que tenemos un UPS de 100KW de potencia con una eficiencia de 92 %. Esto significa que para sus operaciones internas, tales como regulación de voltaje, cargar las baterías, etc., su consumo es de 8KW, por lo tanto, entrega 92KW de energía filtrada y limpia a los equipos de cómputos conectados al mismo.

Cuando multiplicamos 8KW por la cantidad de horas al año (pues el UPS trabaja los 365 días de forma ininterrumpida), tenemos un consumo total 70,080 kw/h al año. Si luego multiplicamos este consumo anual por el precio del Kw/h, digamos que es US$0.28, entonces tenemos una facturación anual por concepto de consumo de energia del UPS de US$19,622.40.

Ahora, supongamos que el UPS en lugar de ser 92 % de eficiente es 96 %, la facturación eléctrica sería de 4KW por 8,780 horas anuales, para un consumo de 35,040 Kw/h. Igual, multiplicamos por el precio de US$ 0.28, entonces tenemos una facturación eléctrica de US$9,811.2 al año.

En otras palabras, un UPS 4% mas eficiente ahorra la mitad de la facturación eléctrica anual.

Viendo el ejemplo anterior desde un punto de vista financiero, si tengo actualmente un UPS con una eficiencia de un 92 % y decido cambiarlo por uno de 96 % de eficiencia, cuando el costo de la inversion total es US$35,000.00, tenemos un ROI (retorno sobre la inversion) de 35,000.00/9,811.2= 3.5 años, aproximadamente.

Nada mal, cuando la vida útil del UPS es de 15 años.

Asimismo, podemos aplicar el concepto de la eficiencia y el ahorro en la facturación a los equipos de aires acondicionados, tanto de confort como de precision, iluminación, etc.

Tómese en cuenta que de todos los elementos en la cadena de consumo eléctrico, quienes más consumen son los aires acondicionados (de precisión), luego los UPS, siguiendo por los equipos de cómputos (servidores, routers, switches, etc.) y finalizando con la iluminación. Mientras más eficiencia al inicio de la cadena, más ahorro en la facturación eléctrica anual

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *