24. marzo 2019 República Dominicana29°C

Ford busca su propia innovación tecnológica

Jean Garrido7 enero, 20195min5764
ford-smartdevicelink-technology-gains-momentum-video-96224_1-1280x959.jpg

Lunes, 7 de enero 2019. Ford está siguiendo otro camino con la tecnología de los automóviles que se comunican entre sí, la que podría reducir las muertes en carreteras, acabar con los embotellamientos e incluso facilitar los pedidos en el servicio de comida rápida por ventanilla de McDonald’s.

El fabricante de automóviles anunció el lunes que a partir de 2022 equipará a todos sus modelos nuevos de EE.UU. con tecnología inalámbrica para vehículos conectados. El sistema, conocido como C-V2X, permitirá que los automóviles de Ford se comuniquen entre sí para alertar sobre los peligros en la carretera, se comuniquen con los semáforos para regular el flujo de tráfico y paguen la factura en forma automática mientras recogen comida rápida.

La iniciativa genera controversia, pues los reguladores de EE.UU. todavía no dan luz verde al sistema C-V2X, que se ejecutará en 5G, la quinta generación de comunicaciones móviles celulares. El gobierno ha gastado cientos de millones en tecnología Wi-Fi de competencia denominada comunicaciones especializadas de corto alcance (DSRC), que han adoptado General Motors y Toyota. Ford dice que está tratando de acelerar la adopción de C-V2X como la mejor solución para lograr que los automóviles se comuniquen entre sí.

“Hemos estado analizando DSRC durante varios años junto con Toyota, GM y Honda, por lo que este no es un paso que tomemos a la ligera en el sentido de descartar a DSRC. Sin embargo, creemos que este es el paso correcto que debemos dar por el rumbo que pensamos que toma la tecnología”, señaló Don Butler, director ejecutivo de la plataforma de vehículos conectados de Ford, en una entrevista.

Butler sostiene que 5G, que es 10 veces más rápido que la tecnología de banda ancha actual, es la solución más fácil y elegante porque las compañías de telecomunicaciones ya están gastando miles de millones para actualizar torres de telefonía móvil y construir antenas en las carreteras para atender las redes celulares existentes para usuarios de teléfonos inteligentes. DSRC, por otro lado, requeriría que el gobierno gaste miles de millones para crear infraestructura.

Para Ford, la instalación de la tecnología C-V2X en sus vehículos se basaría en planes para equipar a todos los modelos nuevos para finales de este año con módems celulares. El investigador IHS Markit pronostica que para el año 2023, las ventas mundiales de vehículos conectados alcanzarán los 72,5 millones, lo que representa más de dos tercios de todos los autos vendidos, frente a los 24 millones en 2015.

En el futuro, el C-V2X podría mejorar la visión de los automóviles de conducción autónoma, dándole al cerebro de la computadora más información sobre lo que rodea al vehículo para que el manejo sea mucho más seguro. Hoy en día, los autos robotizados dependen de un conjunto de cámaras, radares y lídar que reflejan la luz para tomar decisiones sobre el mejor camino a seguir.

El sistema C-V2X puede transmitir desde vehículos ocultos por edificios, túneles u otro tipo de tráfico, así como proporcionar información sobre la ubicación de los peatones cuyos teléfonos celulares emitirían una señal como parte de la red.

Fuente: Bloomberg.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.