Hollywood trata de frenar piratería ‘incontrolada’ en Singapur

hollywood.jpg
Singapur, que se enorgullece de ser un paraíso de la legalidad, está siendo calificado como paraíso de la piratería por copiar ilegalmente programación de titanes del entretenimiento como Walt Disney, HBO, la National Basket Association y la English Premier League.

Los espectadores de la ciudad-estado compran decodificadores legítimos que también permiten descargar sin autorización miles de películas, series de TV y eventos deportivos en vivo, dijo la Coalición contra la Piratería. Sus 21 miembros, entre los que se cuentan divisiones de Sony Corp. y Twenty-First Century Fox Inc., quieren que el gobierno ponga un freno al software para piratear que contienen los dispositivos, que se consiguen en tiendas locales de electrónica y en sitios de comercio electrónico como Lazada de Alibaba Group Holding Ltd.

“Dentro de la región Asia Pacífico, Singapur es el peor en términos de disponibilidad de dispositivos de descarga ilegal”, dijo Neil Gane, gerente general de la coalición centrada en Asia, refiriéndose a los países donde los conversores se consideran legales. “Tienen acceso a cientos de transmisiones ilícitas de canales y contenido de vídeo a pedido”.

Singapur, famoso por haber impuesto la pena de muerte a algunos delitos relacionados con las drogas y las armas de fuego, es foco de atención en la campaña de la industria del entretenimiento para frenar la piratería en la región. La piratería de películas y TV online le costará al sector aproximadamente US$31.800 millones en ingresos globales este año, alcanzando US$51.600 para 2022, según Digital TV Research con sede en Londres.

La región Asia Pacífico será la mayor en materia de piratería online el año próximo, superando a Norteamérica, dijo la firma investigadora.

Contenido no censurado

Singapur ocupó el noveno puesto en el número de visitas por usuario de internet a sitios web de piratería, según Muso TNT con sede en Londres, que hace un seguimiento de esas visitas. En otra encuesta que abarcó a 1.000 singapurenses patrocinada por la asociación del sector CASBAA, 40 por ciento dijeron que eran consumidores activos de contenido pirateado.

“Aquí la piratería es incontrolada hasta niveles que escandalizan”, dijo Lise-Anne Stott, responsable legal de A+E Networks Asia con sede en Singapur, miembro de la coalición que ofrece allí History, Lifetime y otros tres canales.

Los conversores permiten a los singapurenses utilizar aplicaciones que acceden a programación que no se muestra en su lugar de origen porque está censurada, no cuenta con un acuerdo de licencia o requiere un abono de suscripción que los usuarios no quieren pagar. En algunos casos, éstos pueden descargar versiones sin censura –con desnudez y violencia– de series disponibles a nivel local como “Vikings” de A+E.

“La violación del derecho de propiedad no tiene tanto que ver con un dispositivo o una tecnología sino con el hecho de que el dispositivo o la tecnología se están usando de una manera que es ilegal”, dijo la Oficina de Propiedad Intelectual de Singapur en un correo electrónico. “Los usuarios de dichos dispositivos por ende deben asegurarse de que están accediendo a contenido de proveedores autorizados”.

Algunos de los dispositivos que levantan contenido no autorizado en internet provienen de proveedores chinos como Unblock y EVPad. Los aparatos cuadrados se pueden comprar con las aplicaciones de descarga instaladas para enchufar y piratear o con enlaces ya incorporados para descargarlas.

Bloomberg.-

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *