fbpx

La forma correcta y la errónea de atraer a jóvenes trabajadores a una empresa “aburrida”

Lucy Nuñez18 junio, 20194min
recrutamento-1280x1280.jpg

He pasado bastante tiempo con ejecutivos experimentados de organizaciones que no pertenecen, precisamente, a los ámbitos más glamorosos: bancos comunitarios, distribuidoras eléctricas, fábricas regionales y, tal vez la menos glamorosa de todas, compañías de seguros.

Tienen el desafío de hacer que su “aburrida” empresa tenga más “onda” para persuadir a los veinteañeros a unirse a una organización o a trabajar en un campo que no es precisamente emocionante. En dos artículos recientes, que hacen una crónica de los esfuerzos de los ejecutivos de las aseguradoras para hacer que su ámbito fuera más atractivo para los jóvenes, se muestran las promesas y los obstáculos para cambiar la imagen de una industria.

Comencemos con los obstáculos. Un artículo de portada del Wall Street Journal apunta que las compañías aseguradoras tienen que lograr 500.000 contrataciones en los próximos años, debido a la oleada de jubilaciones de que quienes trabajaron toda su vida en la industria. Desafortunadamente, de acuerdo con la publicación, los jóvenes “simplemente no quieren trabajar para compañías aseguradoras”, lo que ha llevado a las empresas a desarrollar campañas de reclutamiento más audaces.

Una mediana empresa hizo un video de reclutamiento acerca de un joven actuario vestido como zombie, para mostrar que “realmente nos gusta divertirnos”. En los eventos universitarios de reclutamiento, la empresa “servía grandes cantidades de tocino recién cocinado”.

Agradezco la creatividad y estoy seguro de que estas iniciativas son bienintencionadas, pero me temo que no tienen claro el objetivo. Lo que los jóvenes valoran es la oportunidad de formar parte de empresas que marquen una diferencia y donde el trabajo saque lo mejor de ellos.

Otro artículo reciente, que se publicó en The New York Times, describe un programa de la Universidad Butler en el que los estudiantes experimentan el rigor intelectual y las emociones humanas de los seguros, un campo que carece de “atractivo”, reconoce el artículo.

La premisa del programa consiste en que la mejor forma de hacer que los jóvenes se emocionen con un ámbito laboral radica en dejarlos trabajar en él para que comprueben lo interesante que puede ser. “Si crees que las aseguradoras son aburridas”, concluye el Times, “realmente no lo has pensado bien.

La industria trata, al menos en parte, acerca de la ciencia fascinante del comportamiento humano, desde la insensatez de la negligencia hasta nuestros esfuerzos colectivos por comportarnos de manera responsable, los cuales nunca culminan en un éxito total”.

El pequeño programa de Butler señala una gran verdad. Además de desear un trabajo importante, los jóvenes talentosos desean una oportunidad para trabajar con grandes problemas y temas complicados.

Harvard

Lee también: ¿Por qué puede ser contraproducente supervisar el comportamiento de tus empleados?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.