fbpx

La importancia del autocontrol en el liderazgo

Revista Mercado1 julio, 20205min
unnamed.jpg

Los filósofos y psicólogos han discutido desde siempre la importancia del autocontrol. Platón argumentaba que la experiencia humana es una lucha constante entre deseo y racionalidad, y que el autocontrol es necesario para alcanzar nuestra forma ideal. Freud sugería que el autocontrol es la esencia de la vida civilizada.

Recientemente, estudios han descubierto que las personas con mayores niveles de autocontrol comen más sano, se desempeñan mejor en la escuela y construyen amistades de alta calidad. En el trabajo, los líderes con mayor nivel de autocontrol muestran estilos de liderazgo más efectivos. Sin embargo, ¿qué pasa cuando las personas carecen de autocontrol en el trabajo?

Realizamos una amplia revisión de los hallazgos sobre el autocontrol de los empleados e identificamos algunas consecuencias que están consistentemente vinculadas con un menor autocontrol laboral.

  1. Incremento en el comportamiento inmoral/anormal: Los estudios han encontrado que cuando los recursos de autocontrol son bajos, las enfermeras tienden más a ser groseras con los pacientes y que los contadores tienen más probabilidades de participar en fraudes.
  2. Decremento del comportamiento pro-social: La carencia de autocontrol hace que los empleados tengan menos probabilidades de alzar la voz si ven problemas en el trabajo y de ayudar a sus compañeros, además de tender menos a participar en voluntariados corporativos.
  3. Peor desempeño laboral: Un autocontrol inferior al promedio puede llevar a que los empleados dediquen menos tiempo a tareas difíciles, se esfuercen menos en el trabajo, estén más distraídos y en términos generales se desempeñen peor.
  4. Estilos negativos de liderazgo: Los líderes con menor autocontrol suelen exhibir estilos de liderazgo contraproducentes, como abusar verbalmente de sus empleados.

Ayudar a los empleados a mantener el autocontrol es una tarea importante si las organizaciones quieren ser más efectivas y éticas. Afortunadamente, hemos identificado tres factores clave que pueden ayudar a los líderes a alentar el autocontrol entre los empleados.

  • Primero, el sueño parece tener un significativo efecto restaurador sobre el autocontrol. Un estudio descubrió que los líderes que reportaron mínimas interrupciones al dormir tuvieron muchas más probabilidades de ejercitar su autocontrol, en comparación con sus contrapartes que no durmieron bien. Las organizaciones deberían ser conscientes acerca de cómo las largas horas de trabajo pueden impactar el comportamiento y bienestar de los empleados.
  • Segundo, el “servicio con una sonrisa” podría no ser siempre positivo, incluso si a corto plazo le agrada a los consumidores. Las compañías deberían considerar entrenamiento para que sus empleados recurran a las emociones que muestran. Por ejemplo, un estudio planteó que los médicos que se involucraron en asumir perspectivas y sintieron genuina empatía hacia sus pacientes no experimentaron una pérdida de autocontrol y evitaron efectos negativos asociados, como el agotamiento.
  • Tercero, crear el entorno adecuado podría ayudar a prevenir algunos comportamientos negativos asociados con un menor autocontrol. Por ejemplo, colocar el código de conducta de la compañía en un lugar visible para los empleados puede hacer que estén menos tentados a comportarse de forma poco ética.

Súmate y Regístrate para recibir nuestros newsletters.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.