La prioridad número uno

Revista Mercado9 febrero, 20185min2050
portfolio_21-1280x853.jpg

Una fuerza de trabajo saludable y feliz es una fuerza de trabajo motivada. Y una fuerza de trabajo motivada con un propósito claro no solo entrega resultados, sino que también innova continuamente y atraviesa los límites de lo posible. Las personas no son recursos; son agentes de cambio, así que ayudarlas a alcanzar su mayor potencial naturalmente tiene un impacto positivo en el balance final. Si los tratas como los adultos capaces que son, tus empleados tomarán decisiones de adultos capacitados que beneficien a tu negocio.

En Virgin sabemos esto gracias a nuestra experiencia, después de estar en funcionamiento desde 1970. Empoderamos a nuestra gente para que piense y actúe de manera libre y creativa. Lo más importante es que los animamos a ser ellos mismos, a dejar que sus personalidades reluzcan. Alimentados por el espíritu de nuestros empleados, Virgin ha tenido la suerte de expandirse en regiones por todo el mundo… desde Londres hasta el desierto australiano, hasta Dubái y la jungla sudafricana.
Podría resultar sorprendente para la mayoría de los líderes de negocios, pero Virgin no le da prioridad al cliente. Le damos prioridad a nuestros empleados, después a nuestros clientes y por último a nuestros accionistas. La fórmula es muy simple: los empleados felices son igual a clientes felices, y los clientes felices son igual a accionistas felices. ¡Y todo eso es igual a un fundador feliz!
Las empresas que no se enfocan en la salud y el bienestar de sus empleados corren el riesgo de perder clientes debido al mal servicio. Un solo empleado infeliz puede arruinar la experiencia de marca de varios consumidores.
Si necesitas más razones para invertir en tu personal, te exhorto a revisar la campaña 100% Human at Work de B Team, respaldada por Virgin Unite.
El B Team, que cofundé y copresidí, es una iniciativa sin fines de lucro que une a los líderes empresariales de todo el mundo para crear mejores maneras de hacer negocio para la gente y el planeta.
El propósito de la campaña es crear empresas que sean “100 por ciento humanas en el trabajo”, dejar de ver a las personas como recursos y empezar a tratarlas como seres humanos. Para hacerlo, hemos construido una comunidad de más de 150 negocios mundiales que comparten nuestra pasión por impulsar prácticas innovadoras que se enfoquen en la gente de manera humana.
Nuestra oficina central en Londres, Virgin Management, es un gran ejemplo de un lugar de trabajo 100 por ciento humano. El equipo disfruta de una atmósfera de trabajo emocionante pero relajada, sin código de vestimenta y con políticas innovadoras como horas de trabajo flexibles y vacaciones ilimitadas.
La presentación en 2014 de nuestra política de régimen de permisos ilimitados hizo que el mundo de los negocios entrara en debate. Las opiniones eran encontradas.
Algunas personas se oponían férreamente a la política, mientras que otras no podían entender cómo se podría implementar.
Controvertida o no, hemos conservado la política, creyendo que el trabajo flexible es trabajo inteligente. En Virgin, nos alejamos de lo predecible, pues creemos que las opciones empoderan a los empleados para que tomen excelentes decisiones.
Esa es una de las razones por las que atraemos a gente tan brillante… es más fácil atraer al mejor talento cuando tu negocio es abierto y flexible. Obligar a la gente a comportarse de maneras convencionales solo será contraproducente. El acceso a los horarios flexibles de trabajo anima a los empleados de Virgin a encontrar un mejor equilibrio entre la vida en su casa y en la oficina, y, como resultado, están más felices y son más productivos.
Richard Branson

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *