Las economías emergentes con un mejor desempeño acentúan la competencia

Revista Mercado1 noviembre, 20184min631
1519380339_401396_1519383845_noticia_normal.jpg

1 de noviembre de 2018, 11:05 AM.- A lo largo de los años, los economistas del desarrollo han cuestionado por qué algunas economías emergentes rinden mejores resultados que otras en el largo plazo. En nuestra más reciente investigación hemos analizado este tema y encontramos un elemento que otros no habían observado a profundidad: la dinámica de competitividad intensa que con frecuencia se puede notar en las economías emergentes de mayor rendimiento.

Ese hallazgo podría parecer contradictorio: ¿acaso muchas economías emergentes no apoyan y protegen de la competencia a sus paladines nacionales? La respuesta rápida a partir de nuestra investigación es no.

Analizamos 71 economías emergentes e identificamos que 18 alcanzaron un crecimiento veloz y constante del PIB durante los últimos 50 y 20 años. Cuando examinamos su trayectoria más de cerca descubrimos que estos dieciocho países con un “súper desempeño” tenían el doble de empresas grandes con ingresos mayores a 500 millones de dólares que sus pares, en relación con el tamaño de sus economías. Con más firmas grandes las ganancias se distribuyen de forma más extensa de lo que se haría con unas pocas, pero esa competencia nacional puede ser brutal. En efecto, es mucho más difícil que esta plétora de empresas de mercados emergentes en países de gran rendimiento llegue a la cima y permanezca ahí.

Las empresas de mayor rendimiento en mercados emergentes tienden a innovar de manera más enérgica que sus rivales en economías más avanzadas: el 56 por ciento de sus ingresos proviene de nuevos productos y servicios, comparado con el 48 por ciento de las firmas en economías avanzadas.

De esto se pueden rescatar enseñanzas claras para todas las economías, no solo las emergentes. Permitir y, de hecho, fomentar la competencia nacional genera resultados no solo para las empresas ganadoras, sino también para la economía en general.

En las economías emergentes con mejor desempeño, los legisladores trabajan con el sector privado para definir el programa de desarrollo, y también racionalizan regulaciones y barreras para el crecimiento. En efecto, algunos gobiernos sí ofrecen apoyo financiero y de otros tipos a las nuevas empresas para ayudarlas a crecer. No obstante, en los lugares donde la estrategia ha tenido más éxito, el apoyo está sujeto a plazos determinados y dirigido a entidades específicas.

Descubrimos que, en la mayoría de las economías emergentes con un súper desempeño, el crecimiento a largo plazo se impulsaba sobremanera mediante el crecimiento de la productividad dentro de sectores individuales, no a partir de una mezcla de todos los ramos. Es decir, el éxito depende menos de encontrar la mezcla correcta de sectores que de identificar las fuentes de una ventaja competitiva, e impulsar el aumento de la productividad en esos sectores constantemente.

Este hallazgo es otro indicio de que la dinámica competitiva es crucial, y de que los países que la implementan adecuadamente avanzan.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.