fbpx

Llegan nuevas leyes para la privacidad de datos y la seguridad. ¿Tu empresa está preparada?

Revista Mercado13 agosto, 20194min
iconos-graficos-sistema-privacidad-seguridad_24911-21894.jpg

89 Vistas,

Actualmente, por lo general las empresas no están equipadas para vender software seguro debido a que no tienen los incentivos para hacerlo y a que los consumidores no están en posición de exigirlo. Sin embargo, esta falla del mercado no durará mucho tiempo.

Los gobiernos están en proceso de aprobar nuevas leyes para asegurar normas más elevadas para la seguridad del software y la privacidad de los datos. Está llegando a su fin esta era en la cual las empresas de tecnología realizan pruebas inadecuadas a su software contra las vulnerabilidades de seguridad y la privacidad de los datos.

Por ejemplo, el año pasado, California se convirtió en el primer estado de Estados Unidos en aplicar normas básicas para el software empleado en el “internet de las cosas”. También, diversas propuestas de leyes estatales en todo el país aumentarían las sanciones por fallas de seguridad o privacidad. Iniciativas similares están en curso en todo el mundo, desde India hasta Brasil.

Las empresas de software y sus clientes corporativos no deberían esperar para tomar medidas. Para empezar, no solo deben evaluar su nivel de seguridad en términos de las correcciones que instalan o los incidentes a los que dan respuesta, sino que también deben considerar los procesos laboriosos y continuos que dedican a la prevención de las vulnerabilidades en cuanto a privacidad y seguridad.

Eso significa que el tiempo dedicado a probar y dar mantenimiento al software ya que se ha instalado se convertirá en el indicador principal para mantener los datos empresariales a salvo.

Las empresas que crean e instalan software pueden prepararse adoptando dos estrategias adicionales.

En primer lugar, deben enfocarse en incorporar los procesos de seguridad al diseño del software y a los ciclos de vida de la instalación tan rápido y con tanta frecuencia como sea posible.

Las empresas que compran software deben vigilar continuamente su superficie de ataque y asegurarse de que los equipos asignados a emular a los atacantes estén explorando activamente las redes de la empresa y probando la capacidad de la seguridad.

En segundo lugar, las empresas tienen que vincular los recursos que gastan en la privacidad y la seguridad con el volumen y la complejidad del código que desean proteger. Conforme crece la cantidad de líneas de código de un sistema de software determinado, o a medida que se amplía su base de usuarios, las empresas tendrán que aumentar sus esfuerzos para proteger la privacidad y la seguridad de sus clientes.

Pronto, una estrategia de software poco sólida se convertirá en algo más que un inconveniente de relaciones públicas; se volverá un punto débil importante en términos legales. Es mejor estar preparados.

Harvard

Lee también: Las contraseñas son pésimas: ¿Serán mejor los datos biométricos?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

90 Vistas,