fbpx

Lo que está bien y lo que está mal sobre el método de las empresas emergentes simplificadas

Revista Mercado7 noviembre, 20194min
78706798_l_opt.jpg

2,572 Vistas,

Cuando la gente se entera de que soy profesor de iniciativa empresarial, tiende a pedirme que escuche el discurso de ventas de su empresa emergente o me mira extrañada y dice: “Pero yo pensaba que la iniciativa empresarial solo consistía en improvisación. ¿Cómo puedes enseñar la iniciativa empresarial?” ¿Cómo podemos enseñarles a los fundadores de empresas emergentes la manera de hacerlas más exitosas? En la década pasada aprendí muchas lecciones valiosas que quiero compartir, y estas tienen dos procedencias diferentes.

La primera fue el surgimiento del método de las empresas emergentes simplificadas, el cual proponía que lo esencial para tener éxito era enfocarse en la acción. Los fundadores convierten las preguntas fundamentales que tienen acerca de su empresa en hipótesis comprobables y luego crean “productos mínimamente viables” rápidos y baratos para probar estas hipótesis. Si las pruebas demuestran que están en lo correcto, excelente. Si no, con base en la retroalimentación, deben cambiar de dirección y modificar el producto que están vendiendo o el mercado al que se dirigen.

Las empresas emergentes simplificadas no fueron el único gran cambio que se vio durante la década pasada en la estrategia de este tipo de empresas. También se estaba gestando otra revolución más silenciosa. Los académicos, con acceso a mejores datos, técnicas de análisis más sofisticadas y nuevos métodos, han comenzado a comprender la clave del éxito de las empresas emergentes.

Las pruebas indican que las empresas emergentes deben realizar investigaciones bajo los mismos parámetros que reveló el método de las empresas emergentes simplificadas. Desde luego, es importante una experimentación rigurosa. Pero otros proyectos han demostrado que existen algunos aspectos del método que en realidad podrían ser perjudiciales.

Las empresas emergentes simplificadas te inducen a hablar con los clientes tan pronto como sea posible. La idea de obtener una retroalimentación rápida sobre los productos mínimamente viables es que las empresas emergentes se propongan realizar mejoras progresivas y se concentren en lo que los clientes quieren en la actualidad, en vez de intentar adivinar el futuro. Además, muchas investigaciones demuestran que, al principio, a los clientes casi nunca les gusta la innovación. Entonces, buscar la validación externa de clientes anteriores puede ser más difícil si tienes una idea novedosa en vez de un producto que es progresivo, pero fácil de explicar.

Así que, ¿cómo conservamos los aspectos positivos del método de las empresas emergentes simplificadas sin retener los malos? Las investigaciones recientes sobre estrategia corporativa proponen un método nuevo y más eficaz de experimentación que comienza con una estrategia, una teoría acerca de por qué tu empresa va a tener éxito, y, con base en las decisiones que toman los fundadores, sugiere qué experimentos realizar.

Al devolver el poder a los fundadores, y no a los clientes, para desarrollar ideas novedosas importantes, este método tiene el potencial de ser el siguiente paso en la evolución de la simplificación.

Harvard

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2,573 Vistas,