Los 8 errores de la comunicación corporativa

Revista Mercado3 enero, 20206min
Comunicacion-corporativa.jpg

Con frecuencia sucede que al dar un discurso o comunicar una noticia, ya sea a un grupo de colaboradores o de manera individual, se transmite el mensaje equivocado o no queda claramente entendido por los interlocutores. Esto se debe a un mal uso de las palabras, expresiones corporales o por no saber redactar un documento.

El 56% de los proyectos de los líderes que no saben comunicarse fracasa, de acuerdo con un estudio de Project Management Institute.

1-Emociones negativas

ERROR: Dar instrucciones en momentos de enojo causado por estrés resulta contraproducente. Los empleados podrían sentirse intimidados y los clientes quedarse con la mala imagen de alguien incapaz de lidiar con la frustración.
Solución: Para atender este problema existen talleres de coaching, individuales o grupales, que ayudan a desarrollar la inteligencia emocional.

2- Decir una palabra y negarlo con el cuerpo

Error: Los movimientos corporales pueden dar un mensaje contrario al que se quiere transmitir con las palabras. Dar un saludo débil o evitar el contacto visual con las personas puede ser interpretado como inseguridad y dificultar la comunicación.Solución: No se trata de fingir las poses, sino de ser natural. Intenta mantener el cuerpo y las facciones relajadas, dice Eric Jacquemin, analista en V Consultores. “Ofrece a tu interlocutor un semblante apacible que genere confianza para externar comentarios”.

3- Decir yo y no nosotros

Error: Cuando un CEO comunica los logros de la empresa a título personal, perjudica la comunicación interna en la firma y su propia imagen. Los empleados, al sentirse excluidos, serán menos participativos en la toma de decisiones y en la planeación de nuevos proyectos.

Solución: La simple frase: “Nosotros hemos logrado” motivará a los empleados a participar más.

4- Mal uso y redacción mails

Error: Enviar correos para suplir llamadas telefónicas o reuniones no es el mejor canal, sobre todo si se trata de dar una noticia difícil. Pueden pasar días sin que el receptor lea el contenido. Además, si está mal redactado o con mala ortografía, dará una imagen poco profesional.

Solución: Una alternativa para fortalecer las estrategias de comunicación escrita es un taller de Redacción Ejecutiva y Profesional. Se enfoca en líderes con problemas de redacción y lectura.

5- Evadir temas difíciles

Error: Un recorte de personal, una crisis financiera o un cambio radical dentro de la empresa pueden ser temas difíciles de comunicar. Es tarea que no debe delegarse a otros ni tampoco evadirla, porque se transmite la sensación de falta de autoridad.

Solución: “Según la delicadeza del asunto debes decidir si harás una reunión en la que estén presentes todos los empleados o si hablarás con cada uno de forma individual”.

6- No preparar una presentación

Error: No preparar el discurso o llevar la presentación incompleta y con faltas de ortografía a una reunión de negocios denota falta de profesionalismo.

Solución: El libro “How to Deliver a TED Talk”, de Jeremy Donovan, comparte algunos consejos para tener un buen manejo del lenguaje corporal, tono de voz y generar empatía con los interlocutores.

7- Huirle a la retroalimentación

Error: Usar las sesiones de feedback para abordar sólo los aspectos negativos de los colaboradores es una de las principales razones por las que los empleados temen recibir retroalimentación. Es todavía más difícil si, además, no hay apertura por parte de los altos mandos para escuchar la opinión de otras personas.

Solución: El libro “How to Deliver a TED Talk”, de Jeremy Donovan, comparte algunos consejos para tener un buen manejo del lenguaje corporal, tono de voz y generar empatía con los interlocutores.

Hacer comentarios inapropiados

Error: En ocasiones, los directivos hacen bromas que pueden llegar a ser ofensivas porque no toman en cuenta el carácter y los valores de cada persona. Los colaboradores rara vez externan su molestia por este tipo de comentarios lo que vuelve tensa la comunicación entre ambos.

Solución: Sin importar el cargo laboral o la amistad entre los colaboradores, debe existir una relación de respeto, aun en ambientes relajados. “Las bromas o chistes pueden ser una forma de motivación, no está mal, pero siempre hay que establecer criterios de lo que está permitido y lo que no”, dice Eric Jacquemin, de V Consultores. Aprenda a controlar su lenguaje verbal y el corporal, y tendrá éxito en su empresa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.