Mercado petrolero depende de relaciones entre EE.UU y China

Revista Mercado18 enero, 20206min
petroleo.jpg

A estas alturas de un año 2020 que apenas comienza, hay algo que queda claro por ahora: el crecimiento o no de la economía mundial depende de los acuerdos que se alcancen entre Estados Unidos y China, dos naciones que mantienen una polémica guerra comercial desde hace varios meses.

Y el sector energético no escapa a esta realidad, pues un evento como el conflicto internacional que existe entre Estados Unidos e Irán no disparó los precios del crudo como muchos lo esperaban. Inclusive  la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ya no es la que lleva la batuta en este mercado, y mucho menos  la que determina las pautas sobre el precio del crudo, como sucedía en décadas pasadas.

Entonces resulta evidente que el mercado petrolero mundial dependerá de cómo se encuentren las relaciones entre Estados Unidos y China. Muestra de ello fue el acuerdo comercial firmado el pasado 15 de enero entre ambas países, en el que establecieron elevar las importaciones de energía por parte del gigante asiático en unos 52.4 mil millones de dólares en los próximos dos años.

Según refiere una nota de la agencia EFE, estas compras incluirán gas natural licuado para calefacción y para las centrales eléctricas que son consideradas las de más rápido crecimiento en el mundo, así como petróleo crudo, productos refinados y carbón.

El inesperado acuerdo cambió las perspectivas que se tenían del mercado energético para este año, pues por un lado China no había realizado importación alguna de carga estadounidense desde febrero de 2019, y por el otro lado, Estados Unidos estará colocando buena parte del excedente de crudo que se encuentra en sus terminales de exportación.

Un mayor consumo mundial

En el informe de la OPEP correspondiente al mes de enero de 2020 se subraya que la mejora del ambiente comercial entre Estados Unidos y China, así como de las perspectivas económicas en varias economías del mundo, impulsaron la revisión al alza que tiene la organización sobre el crecimiento de la economía mundial a 3.1% este año.

De acuerdo con el cartel petrolero, ese crecimiento se traduce en una mayor demanda mundial de crudo, que aumentará este año hasta los 100.9 millones de barriles diarios (mbd), 1.22 millones de barriles diarios (mbd) más de lo calculado en diciembre de 2019.

De esta manera, 2020 será el primer año en el que el consumo de petróleo mundial supere la barrera de los 100 millones de barriles diarios (mbd). Además, la OPEP también considera que las bajas tasas de interés que están aplicando los principales bancos centrales del mundo pueden ayudar a impulsar la economía mundial y, por ende, el consumo de crudo.

La pérdida de la OPEP

En su informe de enero de 2020, la OPEP también destaca que su política de recortes ha estabilizado el mercado petrolero y ha apuntalado los precios. No obstante, aunque esta organización y sus aliados han conseguido mantener los precios en el rango de los US$60 por barril, el costo de esta estrategia ha sido perder de forma paulatina una cuota importante del mercado internacional.

Esto se debe a que en un momento como el actual, de aceleración del crecimiento de la demanda mundial, la restricción de la producción de la OPEP yde  varios países no miembros, especialmente Rusia, beneficia más a otros productores petroleros como Estados Unidos, Noruega, Brasil y Canadá.

En total se calcula que este año los competidores de la OPEP verán crecer su producción en 2,35 millones de barriles diarios (mbd) hasta los 66,68 millones de barriles diarios (mbd), con  Estados Unidos liderando este lado de la cancha.

De hecho, Estados Unidos se ha convertido en el primer productor mundial en los últimos años, impulsado por el esquisto, con lo cual esta nación superará por primera vez los 20 millones de barriles diarios (mbd) de producción en el cuarto trimestre de 2020 y se acercaría mucho a cubrir su propia demanda petrolera, situada en una media de 21,34 millones de barriles diarios (mbd) para este año de acuerdo con las cifras estimadas por la OPEP.

Por su parte, la OPEP disminuyó su producción de petróleo en 2 millones de barriles diarios (mbd) en 2019 en comparación con 2018, con lo cual el cartel reconoce haber perdido una importante cuota de mercado en un momento que apunta hacia el crecimiento de la demanda energética mundial.

David Rodríguez Andara

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.