20. junio 2019 República Dominicana29°C

México buscaría que otros países latinoamericanos compartan carga de frenar migración a EEUU

Lucy Nuñez10 junio, 20196min270
5cf1908481499.jpg

El secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, dijo este lunes que México y Estados Unidos podrían examinar en julio medidas extras para restringir la inmigración ilegal desde Centroamérica, incluidas algunas para obligar a Brasil y a Panamá a combatir el problema.

Ebrard expresó que las medidas podrían ser necesarias si el acuerdo alcanzado el viernes no logra reducir en 45 días la cantidad de migrantes que ingresan a México, principalmente de América Central, en su camino hacia la frontera con Estados Unidos.

El pacto evitó los aranceles de importación sobre todos los bienes mexicanos que el presidente Donald Trump había amenazado con gravar desde el 10 de junio, a menos que México se comprometiera a hacer más para combatir la inmigración ilegal hacia Estados Unidos.

Según el acuerdo, México ampliará rápidamente un programa bajo el cual los migrantes que solicitan asilo en Estados Unidos esperen el proceso en su vecino del sur. También se comprometió a reforzar su frontera con Guatemala con 6,000 miembros de su recién creada Guardia Nacional, junto con otras medidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, Trump dijo que seguiría adelante con los aranceles propuestos si el Congreso de México no aprueba una parte aún no revelada del acuerdo.

El canciller precisó que Trump se estaba refiriendo a posibles medidas adicionales para presionar a otros países además de Estados Unidos para que compartan la carga.

Agentes fronterizos estadounidenses detuvieron en mayo a 132,000 personas que cruzaban desde México, el nivel mensual más alto desde 2006. Trump, quien calificó de “invasión” al alza de migrantes, había amenazado con seguir aumentando los aranceles hasta un 25% a menos que México hiciera más por frenarla.

Muchos de los migrantes son familias que intentan escapar de la pobreza y la violencia que azota a varios países de Centroamérica, una de las zonas más empobrecidas del hemisferio occidental.

Ebrard dijo que otros países latinoamericanos deben compartir la carga de detener a grandes grupos de migrantes que se dirigen cada año hacia el norte y citó a Guatemala, Panamá y Brasil.

“Si acaso que estas medidas no funcionan (las pactadas entre los dos gobiernos), y tuviéramos que participar en un modelo regional como el que acabo de explicar tendríamos que presentárselo al Congreso”, señaló.


Los solicitantes de asilo de El Salvador y Honduras pasan por Guatemala cuando huyen de sus hogares, mientras que los cubanos y los haitianos a menudo vuelan a Panamá antes de dirigirse a Estados Unidos a través de México.

Los migrantes de países africanos vuelan regularmente a Brasil antes de realizar el arduo viaje hacia el norte.

y harían anuncios después de que transcurran 90 días.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.