fbpx
16. julio 2019 Rep. Dom.29°C

Nuevo CEO de Sony intentará recuperar la magia perdida

Nuevo-CEO-de-Sony-intentará-recuperar-parte-de-la-magia-perdida-.jpg
Cuando se trata de hacer cálculos y terminar con los malos negocios, no hay nadie mejor en Sony Corp. que Kenichiro Yoshida. Ahora que es el máximo responsable, el ejecutivo enfrenta una dura tarea.

El reservado hombre de 58 años, motor de la recuperación de Sony durante los últimos cinco, cuando estuvo a cargo de las finanzas, asumió el puesto máximo de la empresa ayer. Los inversores lo aman, pero los gerentes que trabajaron con él dicen que les preocupa que no esté enamorado del tipo de dispositivos que alguna vez transformaron a Sony en potencia.

Sony está volviendo a registrar récords de ganancias, pero ya no hace las cosas más geniales del mundo. La empresa que nos dio el Walkman y el televisor a color Trinitron se transformó en una mescolanza menos inspiradora que incluye un proveedor de seguros, un fabricante de semiconductores, las consolas de vídeojuegos PlayStation y películas. Sony, que llegó a ser la primera marca en los rankings de los consumidores estadounidenses, y su nuevo máximo ejecutivo necesitan nuevos éxitos para no quedar más rezagados frente a Apple Inc. y Samsung Electronics Co.

“Básicamente, se encargó a Yoshida tomar una empresa envejecida y tratar de rejuvenecerla”, dijo Damian Thong, analista de Macquarie Group Ltd. en Tokio. “Hay una tensión entre su deseo de mantener ganancias constantes y asumir los riesgos necesarios para impulsar la innovación. Hacer equilibrio entre esas dos cosas será un desafío”.

Salvador

En 2013, cuando el ex máximo responsable Kazuo Hirai convirtió a Yoshida en su director de finanzas y su lugarteniente más cercano, Sony se encontraba definitivamente en un pozo profundo. Las pérdidas sufridas en el lustro anterior habían superado los US$6.000 millones.

Prometiendo que no habría “vacas sagradas”, Yoshida eliminó o recortó una división inflada detrás de la otra: primero las laptops, después los televisores y los smartphones. La humildad y la seriedad discreta —características especialmente valoradas en Japón— ayudaron a Yoshida a granjearse apoyo pese a haber eliminado 20.000 empleos, según varios gerentes de Sony, que hablaron a condición de anonimato. Menos ostentoso que Hirai, Yoshida no temía hacer preguntas ni admitir que no entendía algo y conocía perfectamente los números, dijeron.

Cinco años después, es difícil cuestionar los resultados. Sony está ganando más dinero que nunca, el precio de sus acciones creció a más del triple y hay una caja de US$12.000 millones en el balance, fondos que le dan amplio espacio de maniobra a Sony y podrían poner a prueba la visión de Yoshida.

“La junta apuesta que él podrá pasar de hacer respetar las cuentas a convertirse en un estratega general”, dijo Elena L. Botelho, socia de la consultora ghSMART y coautora de “The CEO Next Door”, un libro sobre dirigentes publicado en 2018. “Que una persona haya logrado una recuperación notable desde la perspectiva de costos no la vuelve automáticamente capaz de dirigir toda la empresa y hacerla crecer”.

Fuente: bloomberg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.