Pilotos de American revelan fragilidad de apuesta laboral de CEO

Screen-Shot-2017-12-05-at-11.37.35-AM.png
El máximo responsable de American Airlines, Doug Parker, está invirtiendo más de US$1.000 millones para recomponer relaciones laborales deterioradas en la mayor línea aérea del mundo. Un reciente enfrentamiento con pilotos lleva a algunos analistas a cuestionar si la inversión está rindiendo frutos.

El sindicato aeronáutico advirtió la semana pasada que había más de 15.000 vuelos en peligro durante la activa temporada de festividades de fin de año luego de que por un problema organizativo muchos vuelos quedaran sin tripulación. American prometió un pago adicional a los pilotos dispuestos a volar. A medida que crecía la indignación de los clientes ante posibles cancelaciones, la compañía mejoró su oferta hasta que por fin llegó a un acuerdo con el sindicato.

La publicitada disputa subrayó el persistente desafío que enfrenta Parker en tanto busca revertir años de tensiones laborales en la mayor línea aérea del mundo. Este año estableció un plan de participación en las ganancias y también aprobó inusuales aumentos de paga a mediados de los contratos de pilotos y asistentes de vuelo, lo que preocupó a los accionistas en relación con crecientes costos.

“La administración se refiere a ello en términos de una inversión que debe hacerse en los empleados”, dijo Joe DeNardi, un analista de Stifel Financial Corp. “A los inversores les cuesta ver cuál va a ser el retorno de esa inversión o en que se va a advertir”.

Ausencia de buena voluntad

El acuerdo del 1 de diciembre entre American y el sindicato cubrirá alrededor de 1.500 vuelos y elevará los costos salariales en unos US$10 millones este trimestre, dijo Jamie Baker, analista de JPMorgan Chase & Co. Helane Becker, analista de Cowen & Co., dijo que las anteriores decisiones de Parker sobre participación en las ganancias y pagos “no generaron buena voluntad hacia American y, en nuestra opinión, el sindicado sigue aprovechándose de” la aerolínea con sede en Fort Worth, Texas. “Pensamos que los grupos de pilotos de Delta, United o Southwest no habrían manejado las cosas de esa forma”, dijo Becker en una nota a inversores.

Elise Eberwein, vicepresidenta ejecutiva de comunicaciones de American, dijo que se trataba de declaraciones “miopes” dado el trabajo y el tiempo que lleva recuperar la confianza de los empleados.

“Volveríamos a tomar las mismas decisiones 1.000 veces más”, dijo.

Los aumentos de paga a mitad de contrato anunciados en abril agregarán US$930 millones a los costos de la compañía hasta 2019. Por otro lado, American otorgó el año pasado aumentos preliminares de 22 por ciento a mecánicos, despachadores de equipaje y otros empleados porque las conversaciones sobre un nuevo acuerdo tardaban más que lo esperado.

American Airlines Group Inc. cerró ayer con un alza de 1,9 por ciento a US$49,93 en Nueva York, en el contexto de un alza más amplia de las acciones de transporte, que se estima se beneficiarán de las rebajas de impuestos empresariales en EE.UU. Las acciones has registrado un alza de 6,9 por ciento este año hasta el lunes, levemente sobre el avance del 5 por ciento de un índice de Standard & Poor’s de grandes aerolíneas de EE.UU.

Bloomberg.-

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *