fbpx

¿Podría la OPEP ser víctima de su propio éxito?

Revista Mercado2 junio, 20204min
petroleo.jpg

Ahora que los precios del petróleo repuntan, los recortes de producción de la OPEP+ sin duda están haciendo su trabajo.

Pero deben ser revisados, tal vez incluso esta semana, y el difícil de manejar grupo de naciones productoras de petróleo necesita asegurarse de que las brechas entre sus líderes de facto, Arabia Saudita y Rusia, no resurjan. Todos sabemos lo que sucedió la última vez que no pudieron ponerse de acuerdo sobre el camino a seguir.

Por ahora, los resultados de la colaboración son casi demasiado buenos para ser verdad. En el primer mes de ejecución, el nivel de cumplimiento alcanzado por la mayoría de los 20 países que firmaron el acuerdo ha sido asombrosamente bueno. Eso puede ser una señal de su desesperación a medida que los precios del crudo se hunden bajo cero, o un reflejo de la lucha por vender cargas en un mundo donde la demanda se ha desplomado.

Quizás, como era de esperar, los países fuera del acuerdo también han desempeñado su papel, ya que las fuerzas económicas llevaron a las compañías petroleras a reducir la producción. No obstante, el alcance de los movimientos es sorprendente. Los datos semanales muestran que la producción en EE.UU. bajó 1,6 millones de barriles por día, o 12%, en dos meses. La caída real puede ser aún mayor, ya que la Administración de Información Energética solo puede hacer que sus estimaciones de oferta y demanda se equilibren con un “factor de ajuste” de -999.000 barriles por día. Ese es el mayor número de ajuste de potencial negativo de la historia y al menos parte de él es casi seguro una sobreestimación de la producción. En Canadá, la producción en Alberta se ha reducido en una cuarta parte, o 1 millón de barriles por día.

Súmate a  #DeVueltaConMercado suscribiéndote a nuestras revistas. Regístrate para recibir nuestros newsletters.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.