fbpx

Por qué los supervisores envidian a sus empleados

Lucy Nuñez20 mayo, 20193min
af0d109c61132d48726089c1bfc7a5b5.jpg

23 Vistas,

A pesar de sus claras ventajas, los supervisores no son inmunes a sentir envidia descendente, es decir, envidia de los empleados que supervisan. Esto sucede especialmente cuando un subordinado tiene sólidas habilidades sociales, demuestra potencial de liderazgo, desarrolla relaciones cercanas con los altos directivos o es visto como fuente de ideas innovadoras.

Se ha estudiado poco acerca de este fenómeno, y en específico cómo se expresa esa emoción en el lugar de trabajo. Nuestra investigación aborda este vacío. Realizamos dos estudios sobre la relación supervisor-subordinado con empleados de dos empresas en China; una es una empresa de consultoría en administración y la otra es una compañía de gas natural.

Descubrimos que cuando los líderes supervisores sentían envidia descendente hacia los subordinados que consideraban competentes pero fríos, es decir, trabajadores capaces pero con una actitud más distante era más probable que los líderes emplearan una supervisión intimidatoria para intentar cerrar esa brecha entre ellos y sus subordinados. Pero si un supervisor envidiaba a un empleado que consideraba amable y competente, era mucho más probable que el supervisor redujera la brecha percibida elevándose él mismo y no minimizando al empleado.

Estos hallazgos tienen varias implicaciones prácticas para las empresas.

Las pruebas indican que la gente que se siente envidiada con frecuencia oculta sus cualidades positivas y evita parecer demasiado exitosa. Pero vemos en nuestra investigación que los empleados no deben ocultar sus talentos: más bien, asumir una postura más cooperativa y amable podría tener un efecto mucho más protector.

En segundo lugar, pueden ayudar a los líderes empresariales a entender que, aunque la envidia descendente puede relacionarse con la supervisión intimidatoria, esas respuestas negativas no constituyen un resultado inevitable.

Para los líderes, poner a prueba las suposiciones sobre los envidiados puede transformar una emoción natural de un motivo de ofensa a un motivo de superación personal y, en última instancia, al éxito de la empresa.

Harvard

Lee también: El problema de hablar en primera persona en el trabajo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

24 Vistas,