fbpx

¿Por qué Trump derogó el Obamacare?

Revista Mercado14 enero, 202016min
obamacarejpg-1280x960.jpg

Era, quizás, uno de sus principales legados que dejaría tras ocho años en el gobierno estadounidense. El Obamacare era para Barack como su “niño mimado”…

Sin embargo, Donald Trump puso fin a un debate de seis años entre congresistas republicanos sobre el alcance y contenido de este programa. Lo prometió en campaña y en el primer día de su arribo al Salón Oval, eliminó definitivamente el legado del expresidente de Estados Unidos.

El Obamacare fue la reforma más completa jamás realizada en el sistema de salud estadounidense. Profundizó en, prácticamente, todos los segmentos que componen su fragmentado sistema de salud y logró proveer un seguro de salud a la mayor población jamás cubierta.

Ahora, el “Trumpcare” no solo tuvo que llenar las grandes expectativas que creó, sino que mejoró un sistema eminentemente curativo controlado por las aseguradoras que cuesta alrededor de 3.2 trillones de dólares anuales, que todavía no cubre a 30 millones de habitantes, y que no ha podido colocar al país entre los más saludables de todo el mundo.

El Obamacare fue una reforma demócrata dirigida a los estadounidenses “continentales”. Por ejemplo, Puerto Rico no fue incluido en sus disposiciones principales, aunque los centros comunitarios fueron favorecidos con fondos adicionales para extender sus servicios primarios-preventivos. Asimismo, los pacientes boricuas de Medicare también se beneficiaron. Mi Salud recibió una cantidad adicional de 6,400 millones de dólares para utilizarse entre 2011 y 2019, y dichos fondos durarán hasta finales de 2017.

Un seguro para todos

Luego de que el presidente de Estados Unidos prometiera seguros para todos, las alabanzas y críticas se multiplicaron. «Vamos a tener seguros para todos», recalcó al asumir el cargo, apuntando a «la existencia de una filosofía en algunos círculos de que si no se podía pagar por ello, no se tenía. Eso no va a pasar con nosotros. Pueden esperar una gran cobertura sanitaria. Será de una forma mucho más simplificada. Mucho menos cara y mejor», dijo Trump en ese entonces.

El mandatario recalcó  en múltiples ocasiones que se «hará cargo de todos», añadiendo que los estadounidenses «no pueden permitir que haya gente muriendo en la calle».

Está claro que Trump quería acabar por completo con el Obamacare, ya que entiende que ninguna persona debe ser obligada a comprar un seguro, a no ser que él o ella lo desee. Luego, plantea modificar la ley existente que inhibe la venta de seguros de salud a través de las líneas estatales.

Libertad farmaceútica

Otro punto clave del programa que planteó el actual presidente de Estados Unidos, fue  acabar con las subvenciones que se conceden a los Estados para que mantengan los seguros que se diseñaron para las personas con menos recursos, pues consideran que con lo presupuestado ya tienen suficiente.

Y, finalmente, Trump apunta al sector farmacéutico eliminando las barreras de entrada en los mercados libres para los proveedores de fármacos que ofrecen productos seguros, confiables y más baratos. Aunque la industria farmacéutica está en el sector privado, las compañías del sector proporcionan un servicio público, asegura Trump.

El citado programa sanitario, por cierto, no titubea en la cobertura que se ha de dar al inmigrante “sin papeles”.

Puntos claves para atender el plan

Estos son algunos de los temas de salud más importantes del denominado nuevo Trumpcare:

Obamacare

Donald Trump, desde un principio, apoyó la derogación del Obamacare, al que reemplazaría con algo “mucho mejor”. Siempre calificó la ley como “un desastre”, principalmente económico para las finanzas del país. No estaba de acuerdo con la obligatoriedad del seguro médico. Lo que ahora pretende es promover la libre competencia entre las aseguradoras, permitiéndoles vender planes en cualquier estado.

Aborto

Trump dijo que los abortos deberían ser ilegales y que apoya “alguna forma de castigo” a las mujeres que se los hagan. Después aclaró que la reprimenda sería para los doctores. Está de acuerdo con que estos procedimientos se realicen en casos de “violación, incesto” y riesgos para la madre. Eliminaría fondos a Planned Parenthood.

Medicamentos de prescripción

El primer mandatario estadounidense apoya la importación de medicamentos que sean seguros, pero que tengan mejores precios que en EE. UU. Dice que debe haber una mayor transparencia en los precios de todos los proveedores de salud, especialmente para los exámenes y procedimientos médicos. Cree que Medicare debería negociar directamente con las compañías de prescripción de medicamentos para tener costos más bajos.

Opiáceos

El magnate ha dicho que mejorará el acceso a los servicios de prevención de adicción, terminará las políticas de Medicaid que obstruyen el tratamiento hospitalario a los adictos, y eliminará el límite de pacientes a los que los proveedores pueden tratar con medicamentos de recuperación. También asegura que prohibirá el envío de ciertas drogas peligrosas por correo a EE. UU.

Zika

Trump ha dicho que el zika es “es un problema, un gran problema”, aunque no ha hecho público un plan de salud para su control. Hace un tiempo mencionó que, aparentemente, el virus estaba “ bajo control” en Florida, pero no ha vuelto a mencionar si consideraba necesario que el Congreso aprobara una partida extraordinaria para su control.

Salud mental

El primer mandatario ha dicho que “arreglará nuestro inservible sistema de salud mental”. En su propuesta de gobierno escribe: «Las familias demasiado a menudo no tienen las herramientas para ayudar a sus seres queridos». También, que es necesario “ampliar los programas de tratamiento, porque la mayoría de las personas con problemas de salud mental no son violentas, solo necesitan ayuda”.

Medicaid

Trump se opone a la expansión del Medicaid, principalmente a través de la derogación del Obamacare. Además, considera que los fondos deben ser administrados por cada estado. “Los gobiernos de los estados conocen mejor a su gente y pueden manejar mejor la administración de Medicaid sin sobrecarga federal», ha dicho, señalando que esto también garantizaría mejores servicios.

Medicare

El Presidente número 45 en la historia de Estados Unidos no ha definido una posición clara sobre una posible reestructuración de Medicare o sobre si expandirá sus servicios a adultos entre 55 y 64 años. El partido republicano apoya un modelo de primas privatizado que “salvaría Medicare al modernizarlo”, además de un recorte de sus beneficios.

Inmigrantes

Trump ha dicho que disminuirá los costos de los seguros médicos, gracias a una reforma que impida a los inmigrantes indocumentados recibir servicios de salud. “Prestarle asistencia sanitaria a los inmigrantes ilegales nos cuesta unos 11 mil millones de dólares al año”.

Alzhéimer

Aunque no está en su proyecto de salud, Trump ha llamado la enfermedad una «prioridad total”. “Tengo tantos amigos cuyas familias están devastadas por la enfermedad de Alzheimer. Eso es algo en lo que deberíamos estar trabajando”. El partido republicano anunció que fomentarán la investigación pública y privada para contrarrestar la enfermedad.

Derogación del Obamacare dejaría a 32 millones sin seguro medico

Derogar la Ley de Cuidado Asequible (ACA, por su sigla en inglés) sin que haya un reemplazo elevaría el número de personas sin seguro en 32 millones y duplicaría las primas hacia el 2026, señaló la entidad no partidista Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por su sigla en inglés), en un reporte que inyectará más presión a las polémicas iniciativas de los Republicanos para poner fin a la ley.

Cerca de 18 millones quedarían sin seguro y las primas subirían en hasta un 25 por ciento solo en el primer año, según la agencia, que se ocupa de evaluar las implicaciones financieras de las políticas para los legisladores.

Las cifras publicadas el martes fueron extrapoladas de un proyecto de ley vetado en el 2015 que habría derogado gran parte del Obamacare. La medida habría eliminado la expansión de la cobertura del Medicaid así como los subsidios para ayudar a los ciudadanos a comprar pólizas, pero habría mantenido características populares como la cobertura garantizada para los estadounidenses con condiciones preexistentes. El reporte no consideró los costos y los beneficios de un plan de reemplazo Republicano, porque no hay ninguno escrito.

Con el Obamacare, la tasa de no asegurados bajó al 8,9 por ciento en el primer semestre del 2016, menos del 16 por ciento en el 2010 luego de que 20 millones de personas lograran acceder a cobertura.

Dos perspectiva distintas

¿Qué es Obamacare?

El Obamacare es el nombre no oficial de la Ley para la Protección de Pacientes y Cuidados de la Salud Asequibles, una reforma de salud firmada por el Presidente Obama el 23 de marzo del 2010.

Registro

Hacia el final del registro abierto en el 2014 menos del 13% de los americanos carecían de seguro. Pero en el 2015, la tasa de no asegurados disminuyó por debajo del 10 por ciento.

Disposiciones 

En 2015, las principales disposiciones tuvieron efecto cubriendo a 17 millones de americanos. En 2014, el incremento en gasto de cuidados de la salud presentó la tasa más baja desde 1960.

En 2004

Anque la Ley de Cuidados de la Salud Asequibles fue convertida en ley en el año 2010, las reformas de los cuidados de la salud que promulgaba se iban a publicar año tras año hasta el 2022.

Hasta el 2018

El proceso para elaborar un reemplazo para la Ley de Atención Médica Asequible podría prolongarse hasta 2018, marco temporal más extenso que el que había indicado anteriormente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.