fbpx

Puerto de Manzanillo: la puerta que nos une con el mundo

Revista Mercado27 agosto, 20197min
Screen-Shot-2019-08-27-at-9.26.55-AM-1280x567.png

7,305 Vistas,

Pepillo Salcedo es el municipio dominicano del noroeste de la isla que hace frontera con Haití, ubicado en la desembocadura del río Masacre. Contiene la zona urbana denominada Manzanillo y pertenece a la provincia Montecristi.

Como municipio su territorio se compone de un Distrito Municipal denominado Santa María, dos secciones rurales que son Copey y Carbonera, y la zona urbana, llamada Manzanillo.

El municipio Pepillo Salcedo tiene una población estimada de 17,743 habitantes (a 2018) en una extensión territorial de 182.5 kilómetros cuadrados los que constituyen casi el 10% del territorio de la provincia Montecristi.

Pepillo Salcedo se extiende por 13 kilómetros de frontera con Haití, además de 12 kilómetros de extensión de su costa que contiene áreas geográficas que son santuarios ecológicos de República Dominicana.

En este contexto geográfico territorial, la Estrategia Manzanillo, Ciudad Portuaria y Región Noroeste de Exportación es la guía pactada en su momento entre el Ayuntamiento de Pepillo Salcedo y el Consejo Estratégico de Manzanillo. Se concretó para el impulsar desarrollo local, muy en especial de la gran producción bananera, agropecuaria y productos de empresas de zona franca del Cibao.

Lo que se busca con Manzanillo es articular una estrategia de oferta de oportunidades, creación de empresas, generación de empleos e inclusión social que convierta este territorio de la frontera noroeste en un eje sostenible del desarrollo regional. Es consensuar un plan estratégico que no es sinónimo de trazados arquitectónicos, sino de un proyecto de desarrollo económico colectivo expresado en visión, estrategias, proyectos y planos.

El Cibao y sus provincias han resurgido como Ave Fénix para convertirse en ejes decisivos de la producción con vocación exportadora hacia destinos de Centroamérica y el Caribe, de manera inmediata y con proyección hacia Norte América y Europa; para soportar toda esta potencia tanto Puerto Plata como Manzanillo son las puertas abiertas de la Zona Norte de la República Dominicana para comercializar con el mundo.

En cuanto a Manzanillo una serie de acuerdos con las fuerzas vivas de la región, empresarios, políticos y la colectividad en general anhela la concreción del sueño de contar con una “Ciudad portuaria que emprende y atraiga la inversión, empresas y empleos, fortaleciendo el compromiso de su gente con la producción y la distribución equitativa de la riqueza; amigable con el ambiente, gobernable, ordenada y segura que mejora su calidad de vida”.

La propuesta de desarrollo del entorno del puerto de Manzanillo contempla cuatro pilares: Gobernabilidad, sostenibilidad, aporte al emprendimiento y ser un entorno incluyente. Estos cuatros pilares son coherentes con los ejes de la Estrategia Nacional de Desarrollo, Ley 1-12.

Es así como el Ejecutivo, al desarrollar el Plan Estratégico de Manzanillo, incluyó aspectos como el nuevo hospital de 40 camas, el arreglo integral de la vía de acceso principal, asfaltado y la plaza turística Juan Pablo Duarte armonizada con iniciativas de la Cooperación Japonesa, JICA, en turismo comunitario.

 

Puerto de Manzanillo: la puerta que nos une con el mundo

La modernización y desarrollo estratégico del puerto de Manzanillo ha sido postergada, pero se debe apostar a su ampliación y a la creación de zona de libre comercio y servicios.

La Corporación Portuaria del Atlántico (CPA) avanzó mucho. Aportó un plan de desarrollo estratégico de Pepillo Salcedo con visión común, 4 estrategias y 28 proyectos. Impulsó la institucionalidad y formuló un diagnóstico del puerto realizado por la empresa consultora, Sandler and Travis, Trade Advisory Services.

Asimismo, asumió un plan de inversiones con los resultados del diagnóstico que facilitó un plan operativo en coherencia con la concesión aprobada por el Poder Ejecutivo.

Se logró igualmente la certificación portuaria y se avanzó en cumplir la Certificación con el Código de Protección al Buque e Instalación Portuaria (PBIP). Se adscribió el puerto al régimen de zonas francas, lográndose los beneficios de la ley 8-90, vía la Resolución 02-11 del Consejo Nacional de Zonas Francas.

Una de las alternativas de desarrollo que se ha propuesto es la construcción de un nuevo puerto que aumente significativamente los movimientos de carga, de forma que se permita que embarcaciones de mayor calado atraquen, dado que el actual Manzanillo es importante para el desarrollo industrial, logístico y portuario de la Región.

Este contenido fue publicado en la revista Región Norte del grupo editorial  Mercado Media Network. Suscríbete a través de http://www.revistamercado.do/suscripciones/ para que puedas leer otro interesante artículo como éste

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7,306 Vistas,