fbpx

¿Qué hacer cuando tu jefe te traiciona?

Revista Mercado5 agosto, 20194min
plagio-pccampos.jpg

11 Vistas,

Pocas cosas lastiman más que ser traicionado por alguien en quien uno confía. Cuando esa persona es tu jefe, el dolor puede ser mayor.

Ya sea que tu jefe se haya adjudicado el crédito por un proyecto en el que invertiste meses o que te haya culpado por un error de alguien más, esas traiciones pueden dificultar tu capacidad de confiar en los demás y de evaluar las situaciones con claridad.

Pese a que quizá no puedas cambiar de jefe, sí puedes evitar que su mal comportamiento te afecte. Esta es la forma:

Mantente fiel a tus valores: Si tu jefe traiciona tu confianza, es importante que te asegures de no corromper de manera inconsciente tu propio comportamiento en respuesta. Las investigaciones señalan que, si tu jefe se porta mal, es más probable que tú hagas lo mismo.

Presta atención a los patrones que sigue la traición: Es común que las personas que toleran tratos abusivos concluyan, a la larga, que los merecen. Puedes hacer frente a esto detectando los patrones de tu jefe e interrumpiéndolos lo más posible. Si tu gerente se lleva el crédito por tu trabajo, asegúrate de que personas importantes vinculadas a la empresa asocien tu nombre con proyectos trascendentes.

Recuerda que no todos te traicionarán: Cuando tu jefe te traiciona, puede ser fácil concluir inconscientemente que otras personas tampoco son confiables. Ten cuidado de no generalizar la traición de tu jefe y esperarla en otras relaciones.

 Practica el perdón, no las represalias: Es normal querer que tu jefe pague por su traición, pero no debes rebajarte a su nivel. En vez de eso, anota cómo te sientes por las acciones de tu jefe. Tal vez su traición hizo que te sintieras incompetente o explotado. Aprender a separar cómo nos hacen sentir los demás de lo que es realidad acerca de nosotros mismos es el primer paso hacia el perdón.

No entierres tus emociones negativas: Intentar mantenerse impasible al sufrir una traición puede ser perjudicial para tu salud. Reprimir las emociones fuertes puede provocar insomnio, dolores de cabeza e irritabilidad en general. Es fundamental tener una válvula de escape. Te puede ayudar escribir un diario, tomar una terapia o realizar actividad física.

Permite que el objetivo neutralice la necesidad de desagravio y la apatía: Dos de los efectos secundarios comunes de la traición son creer que mereces un resarcimiento por lo que has padecido y sentirte indiferente hacia tu trabajo. A fin de evitar esos sentimientos, recuerda la pasión detrás de tu decisión de trabajar en ese campo.

Si trabajas con un jefe que sistemáticamente te traiciona a ti o a tus compañeros, aléjate de esa persona tan pronto como puedas. Hasta entonces, haz lo que tengas que hacer para evitar convertirte en una persona insensible que no reconozcas.

Harvard

Lee también: Tu asesor ejecutivo y tú no son compatibles. ¿Y entonces qué puedes hacer?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

12 Vistas,