Gucci

Screen-Shot-2018-08-30-at-10.32.12-AM.png
1min10140

30 de agosto 2018, 9:50 AM.- Louis Vuitton se destaca como la marca de lujo más valiosa en 2018, seguida por Hermés y Gucci, se ubica como la que más ha crecido en el año, de acuerdo al ranking BrandZ elaborado por Kantar Millward Brown y WPP.

4min10310

Gucci superó a Hermès en volumen de ventas gracias a que las creaciones con cristales incrustados y lentejuelas del diseñador Alessandro Michele atrajeron a los consumidores durante la temporada navideña.

La casa de moda italiana cerró el año con otro trimestre de fuerte crecimiento, anotándose un alza de 43 por ciento de sus ventas comparables, dijo su matriz Kering SA en un comunicado el martes. Los ingresos de Gucci de 6.200 millones de euros superaron los de su rival Hermès International de 5.500 millones el año pasado.
Junto con Gucci, otras marcas de Kering como Saint Laurent o Balenciaga se beneficiaron de relanzamientos enfocados a consumidores más jóvenes. Los millennials han liderado el repunte de la industria del lujo, y los compradores menores de 35 años generaron el 85 por ciento del crecimiento el año pasado, según la consultora Bain & Co.
“El buen impulso de Gucci nos impresiona constantemente”, escribió Hermine de Bentzmann, analista de Raymond James.
Los esfuerzos de la marca italiana con el diseñador Michele y su máximo responsable, Marco Bizzarri, quien asumió el cargo en 2015, han llevado a un regreso de Gucci, tras varios años de ventas débiles.
“Tenemos una nueva generación de diseñadores, con una visión más global”, dijo el jefe financiero, Jean-Marc Duplaix, en una conferencia telefónica con periodistas. El ejecutivo afirmó que los jefes creativos trabajaron en expandir su estética en todo los ámbitos, desde la decoración de tiendas a campañas en redes sociales y eventos, para ofrecer a los clientes una experiencia completa.
Las acciones de Kering apenas registraron cambios en las primeras horas de la sesión, y se han apreciado más de un 60 por ciento en los últimos doce meses.
Gucci ha conquistado a jóvenes compradores a través de colaboraciones con poetas en Instagram y eventos itinerantes donde los consumidores podían personalizar sus carteras con motivos de mariposas y flores, así como aplicando el estilo de Michele a nuevas categorías de productos como relojes y anuncios publicitarios para los perfumes producidos bajo licencia por Coty.
Balenciaga continuó impulsando las ventas de sus sudaderas de capucha con logo y zapatillas de lujo, mientras Saint Laurent se desplegó con un espectáculo en la Semana de la Moda de París, en la que se lucieron botas de pluma hasta el muslo y chaquetas de brillo para invierno en un desfile nocturno enmarcado por la Torre Eiffel.
El mes pasado Kering dio un paso más hacia su objetivo de concentrarse en la moda de lujo cuando propuso distribuir el 70 por ciento de sus acciones en la marca deportiva alemana Puma entre sus propios inversores. Duplaix dijo que los inversores recibirán 1 acción de Puma por cada 12 de Kering.
Bloomberg.-